Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Y sobre salud, ¿qué proponen los candidatos a la presidencia?

Pese a que la salud es uno de los valores más preciados del ser humano, el modelo que se aplica en Colombia se basa en un concepto que no es el de derecho y servicio (enmarcado en la Ley Estatutaria, que aún no se ha regulado) sino en el de mercado, en el cual la prestación del servicio debe generar utilidades netas a quienes lo prestan, asunto que no sería reprochable si tal utilidad fuera en un mayor porcentaje reinvertida en programas de prevención de la enfermedad, promoción de la salud (hábitos saludables) y atención primaria básica, que permita preservar un estado de salud satisfactorio.

 

Esto desde luego no elimina la enfermedad, pues ella es inherente a todos los seres vivos; lo que se pide al sistema es una atención oportuna, eficaz y eficiente cuando la enfermedad se presenta. 

 

A modo de ejemplo, cuando un estado garantiza que tendrá el monopolio de las armas, el de la educación, el del saneamiento básico, la primera vivienda y la salud, sus ciudadanos desarrollarán la confianza en él y las instituciones que lo representan, así como en quienes las administran, lo que conlleva a establecer relaciones que no se resquebrajan fácilmente, y es entonces cuando el ciudadano se convierte en actor de cambio y constructor de una nueva sociedad, en la cual él reconoce su dignidad como persona, individualmente considerada, y encuentra que desde la generalidad de la norma, se le concede el derecho que como persona puede solicitar y de hecho se le garantiza en la mejor de las condiciones.

 

Ad portas de la elección del próximo presidente de Colombia, es prioritario analizar a fondo las propuestas de los dos candidatos, y sin afirmar que cualquiera que sea la elegida sea la que ponga fin a la problemática actual del sistema de salud, mirar con lupa lo que se proyecta es un importante deber. 

 

La visión del candidato del Pacto Histórico

 

El programa del candidato Gustavo Petro responde a una visión estatizada del derecho a la salud, pues sienta las bases para que el estado sea el garante y prestador universal del servicio, lo que es deseable, ya que crea una línea para una política pública de prevención, de respeto por el medio ambiente, fundamental para el goce efectivo de la salud. 

 

Ahora bien, la prevención no se puede enarbolar como la esperanza de no enfermedad futura, pues como ya se dijo, la enfermedad es connatural a los seres vivos, pero si es una medida que evita, con una prevención integral, enfermedades como por ejemplo, la desnutrición en menores y adultos mayores, la obesidad mórbida, algunos tipos de diabetes, la enfermedad pulmonar crónica, entre otras, y necesariamente coadyuva en el autocuidado y la atención oportuna de pacientes con enfermedades crónicas; lo ideal es trabajar en los sanos para que disminuya el riesgo de enfermedad y se aminore la explotación mercantil de la enfermedad, como ocurrió con la ley 100 de 1993. 

 

Un programa preventivo en salud sexual y reproductiva disminuirá los embarazos no deseados, y por ende el número de abortos clandestinos y de muerte materna; de igual forma las enfermedades de transmisión sexual y las enfermedades en menores de un año.

 

En cuanto a la prevención en salud mental -que al ser preventiva involucrará a todo el núcleo familiar y a sus cuidadores-, evitará el suicidio, el consumo de drogas, la adicción, en ocasiones innecesaria, y la reclusión en clínicas siquiátricas. 

 

La prevención entonces es el inicio del camino, pues los componentes de ésta son la dignidad de la persona, el núcleo familiar y cuidador como un todo para la atención y el despojo del mercantilismo de la salud.

 

La experiencia de territorios saludables que Gustavo Petro tuvo en Bogotá, aunque tenga detractores, es indicadora de que sí es posible llegar a las personas en forma directa a su lugar de residencia, o su lugar de trabajo, y en el caso de niños, niñas y adolescentes, a su lugar de estudio; es allí donde se pueden detectar más fácilmente los factores de riesgo de enfermedad, pues se logra conocer de primera mano carencias en saneamiento básico, vías de acceso y cercanía o no a servicios de salud y a eventos de participación comunitaria que les permitan acceder a talleres de formación en salud. Es por eso que su propuesta de los Consejos Territoriales de Salud, serán los entes integradores que garantizarán el acceso a la atención integral.

 

De igual manera, aunque parezca arriesgado, hasta irrealizable, por así decirlo, el programa de Gustavo Petro busca que la intermediación financiera que caracteriza la actividad de las EPS deje de ser la mayor barrera para la atención integral de las personas, pues las EPS están pensadas y organizadas para ser empresas comerciales cuyo producto a la venta es la salud, con la consecuente instrumentalización de los profesionales y personal asistencial de la salud, que han asistido, por cuenta del modelo de la ley 100, a un proceso de pauperización, enfrentando procesos judiciales derivados de eventos adversos, que son consecuencia de las políticas restrictivas del servicio por parte de las EPS. 

 

En ese orden, se hace necesario entonces que las EPS dejen el “negocio”, y sea el estado el prestador y garante universal.

Visión del candidato de la Liga de gobernantes anticorrupción

 

El candidato Rodolfo Hernández no propone una profunda reforma al sistema de salud actual, en su lugar, plantea llevar a cabo medidas financieras que beneficien a los prestadores de salud y a los ciudadanos, optimizando la prestación de los servicios de salud. El problema de la salud según Hernández es que: “hay políticos con testaferros, dueños de las EPS e IPS, que se roban la plata de la salud, con lo cual se afecta la calidad en la atención sanitaria”. 

 

La solución se logra cuando se atiende a toda la población, sin importar el régimen de salud que tenga el usuario; para ello se hace necesario que se eliminen los regímenes existentes (contributivo y subsidiado). Los prestadores (médicos, laboratorios, IPS) deben recibir el pago oportuno, de lo contrario no van a mejorar la atención integral y con calidad. Lo justifica con la siguiente frase: “en mi gobierno vamos a pagar con oportunidad y vamos a acabar con la desidia, la negligencia y la irresponsabilidad en el pago, porque yo sé sumar y restar”.

 

Se buscará reducir la contratación por prestación de servicios de los profesionales de la salud, a través de una vinculación estable. También como Petro, buscará disminuir el número de adictos a estupefacientes, mediante la implementación de centros de atención especializados. También promete facilitarles de forma gratuita las drogas a los adictos, y está a favor de legalizar la marihuana medicinal y recreativa; rechaza de plano la prohibición.

 

Propone crear un nuevo modelo de medicina familiar que se oriente a la salud mental de los ciudadanos.

 

Lo que se puede evidenciar, es que mientras una propuesta parece haber estudiado seriamente la ley estatutaria 1751/2015, la otra, con su bandera anticorrupción, le apunta a todo, pero sin un orden programático y coherente, que deja notar la improvisación. Así las cosas, sea cual sea el proyecto elegido por los ciudadanos, lo que si resulta claro es que la salud en Colombia requiere de un vuelco total.

Relacionados

1079,1084,86

Aunque las propuestas de los candidatos presidenciales que han pasado a la segunda vuelta reflejan el descontento popular que generan las prácticas...

Con un 23,4 % de los votos obtenidos, se podría afirmar que la ganadora de la primera vuelta electoral –el pasado 10 de abril– es Marine Le Pen, quien...

Por primera vez desde en dos décadas, la agenda electoral no está relacionada con el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Ahora su fuerza política es...

Pese a la victoria del Pacto Histórico, los partidos Conservador y Liberal mantienen su liderazgo en Senado y Cámara, lo que los convierte en...

Colombia es el país latinoamericano que más deudas tiene con la sociedad; sus reformas sociales han sido débiles e insuficientes para garantizar...

Consejo Editorial