Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Testeo en animales en Colombia no se resuelve con leyes sino con políticas claras

No es lo mismo sacar una ley que generar acciones que realmente propicien un verdadero avance hacia una investigación de alta calidad técnica, además de reconocimiento y trato humanitario a los animales.
 

La propuesta que se discute en el Congreso de la República (proyecto de ley no. 266 de 2019) y que recoge esta normatividad en el país es amplia y confusa: involucra tantas cosas relacionadas con el uso de los animales en todos los entornos de encuentro con el ser humano, que es imposible llegar a un acuerdo universal. Aunque se ha divulgado como una propuesta que quiere terminar con el testeo de cosméticos en animales, la realidad es otra: lo que se está proponiendo es la formulación de un código de ética que debería ir más allá.
 

Un largo camino hacia una propuesta


Los valores que median la relación del ser humano con los animales son muy diversos y de diferentes perspectivas sociohistóricas. En la Biblia, por ejemplo, se narra cómo Dios le dice al hombre: “gobernarás la tierra y reinarás sobre todos los animales”, forma que ha definido la manera de concebir el dominio y trato a los animales.
 

Puedes leer: Marengo, laboratorio a cielo abierto.


Desde René Descartes, quien propuso "al animal como una pura máquina, una máquina que se mueve y funciona gracias únicamente a la disposición de sus órganos”, y por lo tanto no siente ni puede llegar a tener discernimiento moral, hasta hoy, cuando Tom Regan, Peter Singer, Peter Carruthers, Martha Nussbaum y muchos grandes pensadores han propiciado debates en torno al significado y valor social de los animales.
 

En los últimos 100 años han surgido –cada vez con más fuerza– los movimientos de lucha contra el maltrato y la explotación de los animales como propiedad de los humanos, y simultáneamente los espacios de deliberación colectiva para el análisis de los conflictos éticos en ciencias de la vida y la salud, los cuales partieron de los modelos biomédicos y la relación médico-paciente para llegar a la ecoética global o bioética, que trata de involucrar consideraciones en torno a las relaciones entre los seres vivos y la obligación moral de los humanos frente a ellos, y aún frente a las futuras generaciones.
 

En lugares como Europa, Estados Unidos y Canadá la investigación con animales está altamente desarrollada como un campo científico imprescindible para el adecuado desarrollo de la investigación no solo con fines humanos sino animales y medioambientales; allí la regulación es estricta, y hoy ricamente desarrollada y soportada en normas que vienen desde el siglo XIX.
 

También se exige que se cumplan con estándares como:

  • que los animales sean obtenidos solo en centros de producción certificadas,
  • que se les garantice la calidad genética, microbiológica y en el manejo del animal, y,
  • que la expresión natural del animal se dé en donde esté, es decir, que haya consideraciones etológicas.
     

Se exige igualmente que el investigador que vaya a realizar actividades con animales esté certificado para cada procedimiento: no es lo mismo el cuidador del animal que lo alimenta, que el investigador que tiene que hacerle un procedimiento invasivo. Así, existen diversos procesos que requieren de una preparación previa para que estos no sufran o se estresen. Solo los animales mantenidos en condiciones óptimas y de total comodidad y bienestar son adecuados para la investigación. Igual situación se ve en la investigación con seres humanos.
 

Puedes ver: Tortugas, en alerta de extinción en Colombia.
 

El gran acuerdo mundial


En 1959 los investigadores ingleses William Russell y Rex Burch describieron el principio de las 3Rs (reducción, refinamiento y reemplazo) de los animales de laboratorio, en su libro The Principles of Humane Experimental Technique. En Colombia dicho principio se describe en la resolución 8430 de 1993, la cual establece cómo se hace la investigación en salud en el país, y compila además las mismas normas del Consejo de Organizaciones Internacional de las Ciencias Médicas (CIOMS). Dichos principios incluyen, entre otras aspectos:


- Reemplazar al animal por otros modelos siempre que sea posible, y que se consigan resultados equiparables al uso de este. Esto requiere de simuladores, medios de cultivos y otros modelos. Este reemplazo puede ser total o parcial y queda a consideración del investigador para que cuando llegue al animal, se tenga tanta información y datos que justifiquen su uso a favor del conocimiento y de la ciencia.Por ejemplo, se hacen pruebas con modelos equivalentes de piel en los laboratorios que van a generar la misma respuesta que se obtiene con la piel del animal.


- Reducir el número de animales que se utilizan en investigación, lo que implica definir todas las condiciones en que se maneja a los animales. La disminución de las variables con métodos estadísticos se hace a expensas de la definición máxima de las condiciones del animal (luz, agua, ruido, cama, aire, alimento, calidad genética, control microbiológico).


- Refinamiento, que se refiere al conocimiento fino y exquisito que se debe tener en relación con el animal, su sensibilidad, comportamiento y etología, manejando adecuadamente la analgesia, sedación y eutanasia.


En Colombia la Ley 84 de 1989 (estatuto general de los animales) fue modificada por la Ley 1774 de 2016, la cual reconoce a los animales como seres sintientes y sensibles, “tipifica como punibles algunas conductas relacionadas con el maltrato a los animales y establece una sanción o multa a quien la infrinja”. El Centro de Pensamiento en Ética de la Investigación con Modelos Animales, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) con participación de actores de múltiples sectores nacionales, elaboró una propuesta para la formulación de una política que involucre las perspectivas ética, científica y técnica que regule toda la investigación que se hace en el país.


Te puede interesar: ¿Cuáles son los riesgos de extinción animal y vegetal en Colombia?.
 

¿Por qué se habla de los cosméticos?


El movimiento mundial en torno al uso y cuidado de los animales de experimentación ha generado una serie de dinámicas, acuerdos e iniciativas para estimular los debates bioéticos que se refieren a cómo considerar al animal en todos los escenarios de la vida humana e incluirlo para garantizar su desarrollo adecuado.


Entre dichos acuerdos están los estipulados en el Consejo de Nuffield sobre Bioética, el CIOMS, la Unesco, el Instituto de Recursos de Animales de Laboratorio (ILAR), la Asociación para la Evaluación y Acreditación de Laboratorio Animal Care International (AAALAC) y las Alternatives to Laboratory Animals (ATLA).

La investigación con animales debe tener altos estándares desde el punto de vista técnico-científico, además de un enorme valor social que reconozca de manera clara el compromiso de la comunidad investigativa frente al uso y cuidado de los animales, que al igual que la investigación en humanos debe cumplir con unas exigencias y condiciones que garanticen el respeto a su vida e integridad. Por ello existen acuerdos mundiales en torno a la supresión del uso de animales en la realización de pruebas para la producción de cosméticos para uso humano.


En el mundo se han hecho diversas pruebas avaladas para no usar animales. Lo que se debería pedir en el país es que se establezca una política del uso racional del animal y se promueva la generación de modelos alternativos, y que realmente se analice en qué casos se puede adelantar una investigación con animales.


Con la propuesta que se discute en el Congreso se crea más burocracia en el país, puesto que se crean comités conformados por personas de muy alto nivel ajenas al campo, pues este tema requiere conocimiento e idoneidad, un conocimiento específico.
 

En el país, tanto el Comité Interno para el Cuidado y Uso de Animales de Laboratorio (Cicual) y la Red Colombiana de Cicuales, como la Asociación Colombiana para la Ciencia y Bienestar del Animal de Laboratorio (ACCBAL), trabajan en lo que se ha propuesto en este artículo, pero funcionan con mucha dificultad. Por su parte, la UNAL está trabajando en modelamiento y simulación matemática para reemplazar algunas pruebas que se hacen con animales.


Para llegar a una ley lo primero que se debe tener claro es una política; sin ella solo habrá confusión. Debe darse una sinergia entre las instituciones desarrolladas en Colombia sobre el tema (Instituto Nacional de Salud, Universidad de Antioquia, Universidad Javeriana, Universidad de los Andes, Universidad Nacional) y la Red Colombiana de Cicuales, que generen protocolos, directrices y dinámicas. Solo en manos de personas conocedoras del campo, que tengan claro el panorama normativo internacional y que reconozcan la investigación con carácter global y sus exigencias, y en la que Colombia participe con idoneidad, se logrará la regulación requerida.

Relacionados

3499,3500,3501,3502,3503,3504
No hay noticias disponibles.
Consejo Editorial