Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Retos de la salud y la producción animal frente al COVID-19

Desde la medicina veterinaria y la zootecnia se plantean grandes retos tanto para atender la situación actual como para prevenir futuras pandemias de origen zoonótico.


Durante las últimas décadas, la población mundial ha sido retada por un número importante de infecciones respiratorias virales emergentes con potencial pandémico, las cuales incluyen: el síndrome respiratorio agudo SARS-CoV-1, que emergió en China en 2002; la pandemia de gripa de origen porcino causada por el virus de influenza A H1N1 que se inició en México en 2009; el síndrome respiratorio del Medio Oriente, causado por el coronavirus MERS-CoV, que surgió en Arabia Saudita en 2012, y ahora la pandemia causada por el SARS-CoV-2, conocido como COVID-19 y sobre el cual aún se discute su verdadero origen: entre las diferente hipótesis se plantea que proviene de los murciélagos.


Puedes ver: ¿Cuáles son las enfermedades que transmiten los animales?.


Dichas infecciones emergentes tienen un punto en común: son enfermedades originadas en animales que lograron cruzar la barrera de especies para convertirse en zoonosis. La mayoría de las veces se originan en animales silvestres y de allí pasan a los humanos, utilizando como puente a los animales domésticos. Esto muestra la urgente necesidad de transformar la interrelación entre los seres humanos y los animales para así evitar la aparición de futuras pandemias zoonóticas y sus efectos devastadores para la humanidad.
 

¿Cómo se debe transformar la interrelación entre seres humanos y animales?


La relación entre humanos y animales debe transformarse en varios sentidos. En primer lugar, se debe evitar el contacto activo con animales silvestres, la captura de estos animales y su tráfico ilegal ya sea para consumo, vestuario, uso medicinal y exhibición, entre otros. Esta práctica representa uno de los mayores peligros de zoonosis ya que se puede entrar en contacto con material contaminado con virus a través de secreciones respiratorias, sangre, orina o materia fecal.


En los mercados donde se venden estos animales coexisten el hacinamiento, la cercanía de diferentes especies silvestres, el contacto de especies silvestres y domésticas, el contacto entre animales vivos y muertos y la afluencia de muchas personas respirando el mismo ambiente con los animales, nada de lo cual sucede en el mundo natural y es una razón suficiente para dar origen a zoonosis. Es importante tener en cuenta que esto no sucede solo en países orientales, sino que en el contexto colombiano también se dan todas estas causas. Por lo tanto, la primera transformación sería política, haciendo cumplir las normas que ya existen al respecto, y si es necesario crear nuevas. Lo anterior se debe dar junto con una transformación cultural, ya que se debe entender que esta relación con los animales no es correcta, no solo por las zoonosis que se pueden generar, sino también por el propio bienestar de los animales.

Comprar animales silvestres como mascotas –lo que ocurre en algunos países desarrollados– sin duda incentiva el tráfico de estos animales y debe ser contrarrestado a toda costa.


Otro aspecto es el grave daño sobre los ecosistemas, intensificado a gran escala desde el siglo pasado; el modelo extractivista pone en contacto a humanos con animales silvestres y además obliga a los animales a migrar y entrar en contacto con otras especies tanto silvestres como domésticas, lo que ya ha originado varias zoonosis.


Te puede interesar: ¿Qué es una pandemia y cómo se determina?.
 

La otra gran transformación tiene que ver con la relación con los animales domésticos. Algunas de las zoonosis pandémicas se han originado en las grandes producciones de animales para consumo humano, ya sea por el hacinamiento de animales o por el incumplimiento de las normas de bioseguridad, situación que también ocurre en algunas producciones llamadas de “traspatio”. Es necesario pensar cómo mejorar las condiciones de salud y de producción animal en términos sustentables tanto con el medioambiente como con los animales, debate que también debe relacionarse con las formas de consumo de proteína animal en términos más sostenibles y equitativos.
 

Retos para la salud y la producción animal


Las zoonosis, los cambios globales, el impacto y las alteraciones causadas por la actividad humana en los ecosistemas, las complejas y estrechas interacciones de los seres humanos con la vida silvestre, los animales de compañía, los animales de granja y sus contextos ambientales y sociales hacen perentorio posicionar otras formas de entender la salud y producción animal.

En el mundo está la propuesta de “Una sola salud”, concepto que integra la salud tanto humana como animal y medioambiental como parte del ejercicio de la salud pública veterinaria. El movimiento tiene una visión multidisciplinaria y es impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), además de diversas instituciones académicas y científicas en el mundo.


Además está la perspectiva crítica impulsada desde el sur global que cuestiona el modo en que la economía se erige por encima del mundo natural y de la sociedad. Y por supuesto muchas otras disertaciones que cuestionan las distintas formas de relación entre animales y humanos.


Por esto se requiere integrar esfuerzos de muchos sectores para prevenir problemas sanitarios futuros. En el caso de la formación de médicos veterinarios y zootecnistas, se tiene un nuevo desafío, que requiere que se revisen los programas para incluir nuevos contenidos en el currículo que refuercen áreas como la salud pública, la bioseguridad y la preparación para la vigilancia epidemiológica. Hay que resaltar la importancia de la formación de médicos veterinarios con buena experticia en el diagnóstico eficiente de enfermedades infecciosas y con la capacidad de interactuar con otras disciplinas para la solución de problemas sanitarios. Se necesitan nuevos zootecnistas que propongan sistemas de producción más sustentables, que aporten los cambios de los patrones actuales de producción y consumo de proteína de origen animal.


Finalmente, las universidades colombianas deberán orientar esfuerzos para que se propongan proyectos direccionados a la investigación en enfermedades zoonóticas y a la modernización y acreditación de los laboratorios de diagnóstico.  Con todas estas acciones puede ser que, en un futuro, una nueva situación como la que vivimos actualmente en esta pandemia no vuelva a ocurrir y si sucede, no nos sorprenda, y así se puedan tomar de manera pronta y efectiva los correctivos necesarios para que el impacto en todos los aspectos de la vida y de la sociedad no sean tan devastadores.

Relacionados

3796,3047,2439,3097,3797,1556

En Colombia se consideran como residuos peligrosos los elementos de bioseguridad que se usan durante una pandemia, como tapabocas de un solo uso,...

Las políticas públicas median entre valores que existen en una sociedad, pues si bien se apoyan en conceptos de expertos, finalmente son productos...

Al comienzo de la pandemia surgieron reportes internacionales que señalaban que los niños no eran un alto foco de contagio de COVID-19; aun así, los...

Las comunidades indígenas ocupan el 60 % del territorio colombiano, el cual posee un cúmulo de recursos biológicos y áreas geográficas diversas como...

The world crisis of 1928 destroyed the sources of work in Colombia and also reduced employment to unsuspected levels, creating massive and...

Consejo Editorial