Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Racismo del siglo XXI, un mal que persiste

Por ejemplo, el Banco Mundial (BM) reportó una contracción de la economía global en 2020 del 3,5 %, siendo esta más dramática en algunas regiones como Latinoamérica y el Caribe (6,3 %), la zona euro (6,7 %) o el sur de Asia (6,6 %). Así mismo, el informe “Pobreza y prosperidad compartida 2020: Un cambio de suerte”indica que la pandemia habría empujado a 100 millones de personas alrededor del mundo a la pobreza extrema (BM, 2020)1. Una pandemia, por lo tanto, vuelve a ser un elemento de crisis en la humanidad.
 

No obstante, la crisis originada por la pandemia está lejos de ser una fuente de oportunidades para ciertos grupos históricamente excluidos. De hecho, sigue desnudando el estado de opresión en el cual aún se encuentran muchos hombres y mujeres en pleno siglo XXI. Este es el caso de la población afrodescendiente de las Américas.
 

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDS), en Estados Unidos la población afrodescendiente presenta 2,8 veces más riesgos de hospitalización por COVID-19 que una persona blanca, y también muestran que los riesgos de muerte por la enfermedad son 2,0 veces mayor en los negros.
 

Por otro lado, en un estudio que incluye solo una muestra para el estado de Luisiana, Price-Haywood et al. (2020)2 encuentran que entre marzo y abril de 2020, a pesar de que los afrodescendientes comprenden el 31 % de la población estudiada, el 70,4 % de los contagiados y el 76,9 % de los hospitalizados fueron afroamericanos.
 

Puedes leer: Indios, negros y mestizos en la Independencia.
 

Para Latinoamérica la situación no es diferente. En Brasil, el país con mayor número de afrodescendientes en Suramérica, los afrobrasileños tienen un 47 % más riesgo de morir por COVID-2019 (Cepal-NU, 2021)3. En Colombia, el Instituto Nacional de Salud (INS) muestra que, a agosto 13 de 2021, 106.920 afrocolombianos contrajeron el virus, de los cuales fallecieron 3.174. Estas cifras equivalen al 2,1 % de los contagios y al 2,5 % de las muertes en el país.
 

Aunque a simple vista no son cifras tan alarmantes como las de Estados Unidos o Brasil, los riesgos críticos se encuentran en la vulnerabilidad de esta población a fenómenos agravados con la pandemia como el desempleo o las deficiencias en el acceso a la salud. Pongamos por caso la región colombiana del Chocó: al observar el desempleo reciente, Quibdó, su capital, presentó en el trimestre abril-junio de 2021 la mayor tasa de desempleo con un 21,9 % frente a una tasa de desempleo nacional del 15 % (DANE, 2021)4.
 

Igualmente, la vulnerabilidad en el acceso a la salud se refleja solo observando indicadores como el promedio de camas UCI por cada 100.000 habitantes. Según el Ministerio de Salud y Protección Social, en Chocó este indicador es de 7,2 camas por cada 100.000 habitantes, mientras que el número para Colombia es de 22,5. Otra forma de ver la vulnerabilidad es el ritmo de la vacunación contra el COVID-19 en este departamento. En particular, mientras Caldas y Antioquia han aplicado respectivamente el 94,9 y 91,9 % de las dosis asignadas, para Chocó el porcentaje es de 75,1 % (al 12 de agosto de 2021).
 

Te puede interesar: “Vagamundos” y niños trabajadores paisas de principios del siglo XX,
 

Estos resultados no son fortuitos, por el contrario, reflejan la historia de la población afrodescendiente de las Américas. La literatura académica ha mostrado cómo la población afrodescendiente ha vivido históricamente bajo esquemas formales e informales de exclusión que la han mantenido en situación de desventaja.

Durante la colonia, los europeos impusieron la inhumana esclavitud. Sin embargo, es paradójicamente durante el periodo poscolonial cuando se empiezan a configurar formas de exclusión con efectos que persisten hasta nuestros días. Específicamente, las nuevas naciones independientes se aferraron a teorías pseudocientíficas que reproducían estereotipos como la debilidad e incapacidad de las personas negras e indígenas (Hering Torres, 2007)5. Con ello se justificaron políticas excluyentes como la segregación en Estados Unidos o los proyectos de colonización de “salvajes” en Latinoamérica (Appelbaum, 2017; Lasso, 2003)6.


Actualmente muchas regulaciones han tratado de corregir dicha exclusión. El movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos, la Ley 70 de 1993 en Colombia, la Constitución Política de 1982 en Honduras, la reforma constitucional de 1998 en Ecuador son algunas muestras (Wade, 2006)7. Sin embargo, hay mucho camino por recorrer. De hecho, como muestra el reporte anual de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas en 2021, la situación de la población afrodescendiente alrededor del mundo es dramática: muestra las mayores tasas de arresto, muertes en prisión y prácticas de requisas, todo ello como consecuencia del racismo estructural que asigna a los afrodescendientes el estereotipo de pertenecer al crimen y la ilegalidad (United Nations, 2021)8. Así mismo, las altas tasas de desempleo, mortalidad y hospitalización de población negra durante la actual crisis sanitaria también representan una gran vulnerabilidad de los afroamericanos a una educación de baja calidad, inseguridad alimentaria, hacinamiento o condiciones sanitarias insalubres (Clay et al., 2021; United Nations, 2021)9.
 

Es hora entonces de dejar de pensar que la exclusión de los afrodescendientes en las Américas es un asunto de la era colonial. El racismo del siglo XXI en esta región existe, es extendido, sutil, y afecta la vida de millones de hombres y mujeres que siguen sufriendo las consecuencias de tratos diferenciales solo por el color de su piel.

 


1 World Bank. (2020). Poverty and shared prosperity 2020: Reversals of fortune. The World Bank.

2 Price-Haywood, E. G., Burton, J., Fort, D., & Seoane, L. (2020). Hospitalization and mortality among black patients and white patients with Covid-19. New England Journal of Medicine, 382(26), 2534-2543.

3 CEPAL-NU. (2021). People of African descent and COVID-19: unveiling structural inequalities in Latin America.

4 DANE. (marzo 2021). Principales indicadores del mercado laboral. Boletín Técnico Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), 23, 44, https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/mercado-laboral/empleo-y-desempleo

5 Hering Torres, M. (2007). “Raza”: variables históricas. Revista de Estudios Sociales, 26, 16-27.

6 Appelbaum, N. P. (2017). Dibujar la nación: la Comisión Corográfica en la Colombia del siglo XIX. Ediciones Uniandes-Universidad de los Andes.

Lasso, M. (2003). A Republican Myth of Racial Harmony: Race and Patriotism in Colombia, 1810-12, Historical Reflections/Reflexions Historiques, 43-63,

7 Wade, P. (2006). Etnicidad, multiculturalismo y políticas sociales en Latinoamérica: Poblaciones afrolatinas (e indígenas). Tabula Rasa, 4, 59-81.

8 United Nations. (2021). Annual report of the United Nations High Commissioner for Human Rights and reports of the Office of the High Commissioner and the Secretary-General (Vol. 12, Issue 4). https://doi.org/10,1017/s0020818300031374

9 Clay, S. L., Woodson, M. J., Mazurek, K., & Antonio, B. (2021). Racial Disparities and COVID-19: Exploring the Relationship Between Race/Ethnicity, Personal Factors, Health Access/Affordability, and Conditions Associated with an Increased Severity of COVID-19. Race and Social Problems, 1-13.

Relacionados

2357,5217,1127,3047

Pese a las ayudas del Gobierno, los tumaqueños denuncian que la pobreza no solo es económica, sino también cultural.

Desde organismos multilaterales, los préstamos a los Estados buscan darle un respiro a los países para que puedan implementar políticas de ajuste para...

El nuevo coronavirus no solo es un problema mundial de salud pública, sino que también ha afectado la forma en que las personas desarrollan varias...

Si bien el tema de la vacunación contra el Covid-19 ha generado alguna controversia, es posible afirmar que la mayoría de quienes trabajan en el...

La serie de televisión surcoreana El juego del calamar narra la historia de 456 personas desesperadas por sus deudas que compiten en un juego de...

Consejo Editorial