Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Política económica radical para algo más que una crisis sanitaria

Dicha bacteria saltó a los humanos: los invasores fueron invadidos, debido al tráfico de especies y a la vulneración de ecosistemas típica del mercado doméstico y global. El primer brote de SARS-CoV-2 ocurrió en la ciudad china de Wuhan y bastó menos de un año para que se propagara a casi todos los países.
 

Randolph Nesse, profesor de psicología de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) escribió acerca de la fragilidad de los sistemas complejos. El mundo actual ⎯con mercados globales altamente interdependientes, redes mundiales de internet y transportes que conectan a todos los rincones del planeta⎯ es complejo, y por lo mismo propenso a la fragilidad. Ataques terroristas, virus informáticos, rumores malintencionados, caprichos de algún magnate o presidente han generado enormes turbulencias. En los últimos meses una diminuta bacteria bastó para causar una hecatombe mundial.
 

En sus primeros 16 meses (diciembre de 2019 a marzo de 2021), el COVID-19 ha contagiado a cerca de 120 millones de seres humanos y ha causado un poco más de 2,6 millones de muertes.
 

Puedes escuchar: Producir vacunas, un asunto de voluntad política.
 

Aunque es muy contagioso, este virus es poco letal. En 2020 superó por poco margen la cuantía de muertes por accidentes de tránsito (1,35 millones al año)1. Así mismo, enfermedades no contagiosas generadas por dietas irregulares, mala calidad del aire y tóxicos estilos de vida –los cuales causan graves daños cerebrales, cardiovasculares y pulmonares– son las responsables de más de 20 millones de muertes anuales. Pandemias como la gripe española o la peste bubónica, en el mundo globalizado y frágil de hoy, habrían causado cientos de millones de muertes.
 

Aunque la interdependencia compleja y frágil es problemática, el dilema de fondo está en la base misma de la vida social y económica. El profesor Michel Maffesoli, de La Sorbona (Francia), plantea que hoy estamos viviendo más una crisis civilizatoria que una mera crisis sanitaria. Nos recuerda que la peste antonina marcó el comienzo del declive del Imperio romano, y que la peste negra selló el inicio del desplome de la Edad Media. El colapso de varios sistemas sanitarios es apenas la punta del iceberg de una crisis del sistema económico fundado en el economicismo, el progresismo, el productivismo, el consumismo, el utilitarismo y la extremada competencia que hace del mundo un escenario de guerra (una típica jungla hobbesiana). Esto converge con lo planteado en el artículo “La política económica como catalizador de las crisis”2.


Por lo pronto, lo que se puede constatar es que las cuarentenas medievales y los cierres de fronteras han generado más víctimas que la pandemia misma: millones de pobres y desempleados, miles de negocios quebrados y de vidas malogradas por la destrucción creativa del capitalismo que hoy tiene sus ganadores en los imperios de los grandes datos y las plataformas de ventas on line y trabajos remotos.
 

Te puede interesar: Reducir de 3 a 2 comidas diarias en los hogares, un problema antiguo en Colombia.
 

El cuestionable manejo sanitario y de política económica convencional de la pandemia muestra que una parte de la humanidad se empecina en vivir protegida por diversos muros de infamia y mecanismos de exclusión. Los problemas globales no se están afrontando con un avance inclusivo en colectividad sino con un mezquino “sálvese quien pueda pagar por ello”.
 

En relación con el cronograma de vacunas anti-COVID-19, Estados Unidos y Europa habrían garantizado vacunación para un 70 % de la población hacia finales de 2021, en tanto que países subdesarrollados de África y Latinoamérica lo lograrían hacia comienzos de 2023.  Para mencionar un caso, Israel está en la vanguardia de la vacunación para toda su población, mientras que los palestinos –separados y aprisionados por el ominoso muro impuesto por el Estado israelí– serán de los últimos vacunados en el mundo.
 

Para afrontar la crisis desatada por el COVID-19 y otras más graves relacionadas con el calentamiento global, la energía atómica y el capitalismo digital (que tiende a hacer realidad la distopía de la novela 1984, de George Orwell), se requiere una audaz política económica radical.
 

De nuestro texto colectivo Nonviolent Political Economy: Theory and Applications se pueden extraer las siguientes pautas:

  1. implementación de economías de subsistencia digna, con alto crecimiento de agricultura orgánica y permacultura, con supresión de combustibles fósiles y minerales peligrosos en el aparato productivo;
  2. implementación de economías locales autosuficientes, con empresas a pequeña escala y fortalecimiento de gobiernos locales;
  3. abolición de la sociedad de consumo y lucha por una drástica reducción de la jornada laboral (4 horas laborales diarias), con un ingreso cercano a una especie de línea ética de la pobreza (algo suficiente para vivir con dignidad y frugalidad);
  4. una renuncia al pago de deudas públicas y privadas, dado que el dinero se crea de la nada (equivale a la imposición de deudas) y los onerosos pagos de capital y de servicios de las deudas generan pobreza y desigualdad;
  5. un fomento masivo e igualitario a tierra cultivable y habitable, y por lo mismo un proceso de de-crecimiento urbano pues la vida citadina, con densificación, congestión y hacinamiento, nos ha hecho propensos a malestares como los contagios y las enfermedades causadas por la mala calidad del aire.


Basta concluir con que las mencionadas políticas económicas radicales se promueven de abajo hacia arriba, son una pauta de rebeldía y no se pueden hacer desde la típica obsecuencia de los conservadores y tibios tecnócratas que sobreviven a la sombra de políticos y de capitanes de la industria.

 


1 Road Traffic Injuries and Deaths - A Global Problem https://www.cdc.gov/injury/features/global-road-safety/index.html#:~:text=Each%20year%2C%201.35%20million%20people,on%20roadways%20around%20the%20world.&text=Every%20day%2C%20almost%203%2C700%20people,pedestrians%2C%20motorcyclists%2C%20and%20cyclists.

2 Cante, F. (2021). La política económica como catalizador de las crisis. Análisis Político, 33(100), 55-71. https://doi.org/10.15446/anpol.v33n100.93360https://revistas.unal.edu.co/index.php/anpol/article/view/93360/78083

Relacionados

3215,3047,3048,4677,237,4678

Con base en la Encuesta de Calidad de Vida (ECV 2020) es posible tener tres tipos de aproximaciones a la pobreza, con las cuales se reafirma que la...

No son tiempos fáciles. Aparte del deplorable hecho de que, como humanidad, no hemos dejado atrás la violencia, el hambre, la discriminación y la...

El Concejo de Bogotá le aprobó por mayoría a la Administración Distrital el Proyecto de Acuerdo 265 de 2021, “Rescate social y económico”, que...

Ante la aparición de variantes del virus causante del COVID-19 han surgido dudas sobre la eventual modificación de las vacunas existentes. Aquí te...

Tras la tercera ola de la pandemia por COVID-19 en Colombia –que dejó las cifras de muertos más alta hasta el momento– aparecieron variantes del virus...

Consejo Editorial