Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Movilización social a 30 años de la Constitución de 1991

La historiadora Socorro Ramírez, profesora emérita de la UNAL, considera que en la coyuntura actual se deben aprovechar instrumentos clave que el país ha construido para implementar, utilizar y desarrollar implementos como el Acuerdo de Paz, que sin lugar a dudas era una herramienta realmente importante para posibilitar la reconciliación y la convivencia democrática, algo que plantea la Constitución de 1991.
 

“En ese Acuerdo tenemos unas herramientas que nos ayudarían a salir de la crisis actual y a procesar muchas de las exigencias de los ciudadanos que se han puesto de manifiesto en el paro nacional y en las movilizaciones actuales”, señala la profesora Ramírez.
 

El profesor Rodrigo Uprimny, de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, plantea que el Acuerdo de Paz tiene que ver con las protestas, y su inadecuada implementación tiene que ver con la represión desbordada de estas protestas y la violación de derechos humanos asociada.
 

Puedes escuchar: Censura en las protestas, ¿qué está pasando?.


Agrega que “el conflicto había silenciado problemas fundamentales de la sociedad colombiana –como la desigualdad, la exclusión, la limitación de la democracia– que no se discutían porque este los opacaba,  y cuando había protestas, se silenciaron diciendo que eran protestas infiltradas, expresiones del conflicto armado, desde la derecha o de las izquierdas. Esas demandas no se podían materializar ni expresar por el impacto silenciador del conflicto”.
 

Por su parte la estudiante Natalia Pava, representante de Posgrados ante el Consejo Académico de la UNAL, destaca que existen 4 elementos importantes: 1) reconocer que dentro de la sociedad hay un proceso de lucha que se viene acumulando desde el debate de la implementación de los Acuerdo de Paz; 2) la crisis de representación, es decir la desconfianza de las personas en las instituciones; 3) la problemática de lo rural y los centros urbanos, y 4) el cumplimiento del Acuerdo de Paz.
 

Para el estudiante Farid Camilo Rondón, de la Maestría en Estudios Políticos, “esa articulación con respecto al Acuerdo de Paz y el silencio de los fusiles permite que las demandas sociales sean escuchadas, pues aunque históricamente han existido, no se han podido materializar y muchas de ellas han sido criminalizadas; un ejemplo de ello es la situación de Cali”.
 

Por último, recalca las garantías democráticas que tiene el Acuerdo, pues plantea la protesta social como un mecanismo para tramitar las demandas sociales, y por lo tanto se debe cumplir.

Relacionados

5112,4803,1889,3294

Durante los días 7 y 8 de agosto se llevó a cabo el Encuentro Nacional del Pacto Nacional por la Salud y la Vida (ENPNSV). En dicho evento, organizado...

A poco tiempo de cumplirse cinco años de la firma del Acuerdo Final de Paz, dos profesores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) analizan el...

Durante el paro nacional se derribaron al menos 7 estatuas en el país; la de Sebastián de Belalcázar en Cali y la de Gonzalo Jiménez de Quesada en...

La Misión Alternativa de Empleo e Ingresos –compuesta y desarrollada por economistas, exministros y académicos del país–, propone escenarios de...

Una vorágine está arrastrando a Colombia a la desesperación y la desesperanza. Según el informe sobre el mercado laboral del primer trimestre de 2021...

Consejo Editorial