Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Mosca negra, plato fuerte de una spin-off pionera en Colombia

Con la apuesta académica de “Insectos por la Paz”, que le proporciona a los exguerrilleros de las FARC un alimento económico e innovador para las tilapias que cultivan en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Antonio Nariño, en Icononzo (Tolima), el equipo creador de esta iniciativa empezó a trabajar en un modelo de desarrollo tecnológico para la industria agropecuaria, que va camino a convertirse en una de las primeras spin-off de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).


Las spin-off son iniciativas empresariales promovidas por miembros de la comunidad universitaria para explorar nuevos productos o servicios.


El plato fuerte de esta alternativa alimenticia lo constituye la mosca soldado negra (BSF por sus siglas en inglés), un insecto parecido a una avispa que sigue ganando espacio en Colombia como alimento para aves, cerdos y peces, gracias a que contiene un porcentaje de proteína superior al 40 % y un contenido de grasa de 25 a 35 %, que compite con el nivel proteínico de la soya y la harina de pescado, los alimentos más utilizados para la cría de peces, pollos y cerdos.


Esta especie, de alas traslúcidas y que abunda en los países de América –desde Argentina hasta el centro de los Estados Unidos–, se alimenta de desechos orgánicos convirtiéndolos en una rica fuente de proteína y micronutrientes.


Puedes leer: En avispa diminuta estaría la forma de combatir plaga de la caña de azúcar.
 

La inquietud de introducir esta mosca –que mide entre 13 y 20 mm– como una opción alimenticia en la producción de peces partió del Centro de Investigación de Artrópodos Terrestres (Cinat) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), que dirige la profesora Karol Barragán, de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia.
 

La docente, quien fue invitada a conocer una experiencia productiva de esta especie en Kenia (África), explica que el desarrollo larvario de la BSF se da entre los 12 y 37 oC, siendo el óptimo de 30 oC. Los adultos se alimentan de néctar de plantas y otros líquidos. Las moscas hembras producen de 800 a 1.200 huevos en grandes lotes que depositan en grietas cercanas a sustratos orgánicos en descomposición.
 

Las larvas de BSF son saprófagos polífagos –descomponedores y barrenadores– que se pueden alimentar de muchos tipos de materiales orgánicos, incluidos los residuos vegetales.
 

“Su producción se hace de manera controlada en jaulas, contenedores o bodegas, por lo que no proliferan en los espacios abiertos de las granjas”, explica el estudiante Julián Pineda, de la Maestría en Salud y Producción Animal, quien realiza su tesis de grado sobre el “desempeño productivo de larvas de moscas soldado negra alimentadas en dietas basadas en desechos orgánicos como recurso alternativo para alimento de peces”.
 

Los logros alcanzados en dicha iniciativa, la cual empezó con el proyecto productivo de Icononzo, fueron presentados en 2020 por Ricardo Arciniegas, uno de los excombatientes instalados en el ETCR de ese municipio. Los resultados positivos fueron los que llevaron a replicar el modelo en San José del Guaviare, donde se espera poner en funcionamiento una planta de producción y apoyar a las personas de la ETCR. Tanto allí como en Icononzo se debe1 capacitar a las comunidades campesinas e indígenas para que entiendan cómo funciona el proceso y cuál es su aplicación en modelos pequeños de producción.
 

Tales experiencias han convertido esta iniciativa en punto de referencia para otros países interesados de América Latina –como Chile, Argentina, Ecuador y Perú– que ya han consultado a la Universidad para implementar plantas productivas de mosca soldado en industrias de aves, cerdos y peces.
 

Industria nacional, a la expectativa


En Colombia, la industria nacional también se ha interesado en esta opción alimenticia y han contactado a la Universidad para implementar un desarrollo tecnológico que les permita producir pienso (alimento seco) para animales de corral y peces.
 

La expectativa que ha despertado la producción de mosca soldado y el haberse ganado una de las convocatorias de extensión solidaria de la Universidad para trabajar en un modelo productivo de este proceso que se ha venido desarrollando desde la Facultad de Veterinaria y de Zootecnia, permitió desarrollar de manera simultánea un proceso que permite aplicar esta tecnología en los sectores productivos de interés, lo cual llevó a sus creadores a pensar en un proyecto más ambicioso: una spin-off de la Universidad.
 

Con esa visión se empezó a trabajar en la idea de negocio haciendo una validación de los productos o servicios que se podrían ofrecer a través de este emprendimiento, y asumiendo toda la organización del proyecto.
 

Pese a las barreras surgidas por la pandemia del COVID-19, en febrero de 2021 nació EntoPro, iniciativa que quiere constituirse como una spin-off para salir al mercado y llevar la tecnología de la Universidad al sector interesado en este tipo de tecnologías innovadoras.
 

Te puede interesar: Primer registro de escarabajo acuático que mide calidad del agua.
 

Limitados por el confinamiento, desde las oficinas trabajaron en temas organizacionales, y de manera simultánea coordinaron acciones con empresas de reconocida trayectoria en la industria de alimentos en Colombia, que se encuentran a la expectativa de este emprendimiento que propone un modelo de economía circular.
 

Como el modelo aplica para grandes empresas, el equipo de la UNAL empezó a trabajar con el sector avícola en la implementación del modelo productivo de la mosca soldado negra.
 

Además, apoyados por la UNAL, los investigadores entraron al programa Acelerador, en el cual cuentan con expertos en desarrollo de producto, marca, marketing, ventas y proyecciones financieras, entre otros aspectos, con el fin de salir a buscar inversionistas.

El estudiante de maestría de la UNAL cuenta que “para 2021 abrimos una primera ronda de inversión, buscando capital para fortalecer y acelerar el desarrollo de la iniciativa empresarial, ante la expectativa de la industria de producción animal”. De modo paralelo vienen trabajando en el trámite a seguir para formalizar su constitución en spin-off de la UNAL, con base en la ruta que define la Institución para este tipo de emprendimientos.
 

Producción tecnificada


Uno de los primeros pasos para este objetivo es la validación de la propuesta como modelo de negocio, y en segundo lugar que la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia apruebe, para finalmente obtener el concepto por parte de la UNAL Sede Bogotá.
 

“No proyectamos tener una gran planta de producción, sino acompañar a las empresas interesadas para hacer el montaje de sus plantas y desarrollar líneas genéticas especializadas de la mosca soldado negra para cada uno de los desechos, con el fin de mejorar los sistemas de producción”, señala el estudiante Pineda.
 

Y agrega que “aunque históricamente en Colombia algunas comunidades consumen hormigas culonas, escarabajos y diferentes tipos de larvas, no existe una empresa dedicada a la producción y comercialización de insectos como alimento para consumo humano y animal, por lo cual este sería un programa innovador”.
 

En la producción tecnificada de insectos se trabaja en conjunto con ingenieros civiles y ambientales, además de expertos en calidad, entre otros, quienes participan en el proceso de montaje de las plantas de producción.
 

El modelo de economía circular aportaría económicamente a un sector que encuentra cada vez más costoso y escaso el alimento para el levante de aves, peces y cerdos, entre otros animales, y en la preservación del medioambiente, ya que se estaría contribuyendo a aprovechar el alto desperdicio de alimentos, a que se deforesten menos bosques para cultivos como el de soya, y a disminuir la sobreexplotación del recurso pesquero para obtener la harina de pescado, otro alimento para la cría de animales para consumo humano.
 

Si esta tecnología se establece en la industria del país se llegarían a producir alrededor de 2.000 toneladas mensuales de alimento, lo que equivale a miles de millones de moscas. Ello, aclara el investigador de la UNAL, no representaría ningún riesgo porque esta especie no transmite enfermedades, no es plaga, y, por el contrario, por el proceso acelerado de descomposición de desechos orgánicos, gracias a sus fuertes componentes enzimáticos y digestivos, ayudaría a disminuir la presencia de bacterias dañinas como la Salmonella spp. y la E. coli.

 


1 https://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/larvas-de-la-mosca-soldado-negra-optimas-para-alimentar-tilapias.html

Relacionados

5034,801,5036,9,2733,4517

Investigadores tanto de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín como de la Universidad de Antioquia y de la Corporación Sipah...

Para muchas mujeres de Colombia dedicarse al cuidado es una forma de realizarse y empoderarse, un verdadero proyecto de vida. Sin embargo, esta...

Una convocatoria de Colciencias (actual MinCiencias) fue el punto de partida de la Red Nacional para la Bioprospección de Frutas Tropicales...

¿Quiénes podrán recibir la tercera dosis de la vacuna? Según el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, los inmunizados serán las...

Evidentemente en el mundo todo evoluciona: mientras hace unos años las empresas más importantes y valiosas del mundo eran las grandes fábricas, hoy en...

Consejo Editorial