Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Las muertes por COVID-19 y la gestión de riesgos en Colombia

Según Our World in Data1 –publicación en línea que analiza y presenta los datos más completos sobre cómo se han desarrollado las condiciones de vida de la humanidad a escala global–, desde hace más de 4 semanas el número diario de muertes en Colombia supera las 500, e incluso se tuvo una cifra máxima de 685, siendo el tercer país con mayor número de muertes diarias totales y el segundo país, después de Paraguay, con mayor número de muertes diarias por millón de habitantes.
 

Tanto la cifra acumulada como las recientes cifras diarias deberían tener a todo el país en máxima alerta y poner a funcionar en pleno todas las instancias de los protocolos de gestión integral de riesgos establecidos en la Ley 1523 de 2012. Particularmente resulta inconcebible observar estas cifras de personas muertas cada día sin que se perciba como una condición de desastre, ya que en realidad lo es, pues justamente estas se presentan cuando no se realiza una adecuada gestión de los riesgos.
 

El Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD), cuya entidad de coordinación es la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), surgió de la necesidad de disponer de mecanismos organizados tanto para conocer los riesgos como para reducirlos y para atender las emergencias.
 

El SNGRD está organizado de manera jerárquica en función del ámbito en el que se presentan las eventuales amenazas; por ejemplo, cuando se trata de un evento menor como un deslizamiento que ocurre en una población pequeña, probablemente la emergencia se puede atender desde el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo, presidido por el alcalde municipal, pero si el evento es mayor y causa más daños a personas o a infraestructura, debe intervenir el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo, presidido por el gobernador.
 

Para eventos mayores como un sismo que causa muchas víctimas, el problema suele salirse de las manos de los dos anteriores y es el Consejo Nacional para la Gestión del Riesgo el que debe hacerse cargo. Así, quien preside este Consejo y preside además todo el Sistema es el presidente de la República.
 

Cuando el desastre es de una magnitud muy grande, como fue el caso del flujo de lodos que sepultó a Armero en 1985 tras la erupción del Volcán Nevado del Ruiz y causó cerca de 25.000 muertes (es el caso de mayor número de muertes por erupción volcánica en el mundo) y muchas personas quedaron vivas pero atrapadas en el lodo, es indispensable que todos los esfuerzos se orienten a salvar esas vidas, y que si no existe toda la capacidad para hacerlo en cada una de las instancias mencionadas, se recurra a apoyos de la comunidad internacional –como en efecto ocurrió en Armero y como ocurre en la mayoría de las tragedias grandes–, o incluso medias como la del reciente colapso del edificio Champlain Towers South en Miami, que contó con ayuda internacional de rescatistas de México e Israel para tratar de rescatar de los escombros a personas con vida.


Si analizamos las cifras acumuladas de muertes por COVID-19 en Colombia, vemos que estas representan más de 4 veces las personas fallecidas en Armero, por lo cual estamos hablando de un desastre de proporciones muy grandes. Aunque se puede entender que este virus ha afectado a todos los países del mundo, en este momento, cuando muchos países ya superaron los picos, es hora de no dejar morir tanta gente en Colombia.

El modelo general de gestión de riesgos de Colombia hoy –similar en muchos otros países– tiene tres etapas básicas: conocimiento del riesgo, reducción del riesgo y manejo de las emergencias.
 

Para el caso del COVID-19 el mundo se ha visto obligado a enfrentar las tres etapas de manera casi simultánea. Hoy se sabe más del virus que hace un año y los análisis de propagación han permitido conocer su evolución. En la segunda etapa la reducción del riesgo se ha logrado con tres medidas fundamentales: la disminución de los contactos para tratar de bajar su transmisión, el autocuidado, y las vacunas, que por fortuna ya muestran mejor ritmo de aplicación en el país.
 

Pero queda la pregunta: ¿eso es todo lo que podemos hacer, o en los pasos intermedios podemos hacer algo más? Estos últimos se refieren a dotación de servicios médicos, drogas, oxígeno, camas UCI y apoyos económicos a familias vulnerables, entre otros. Probablemente sí, y si para ello se requiere apoyo internacional, hay que buscarlo y hacerlo ya.
 

La gestión de riesgos naturales ha sido un proceso en el que, como país, hemos venido aprendiendo mucho y de manera dolorosa en la mayoría de los casos, pero esos aprendizajes han servido para evitar muchas otras muertes y para gestionar los riesgos de manera más estratégica, previsiva, y, en especial, dentro de un marco institucional.
 

El problema del nuevo coronavirus que aún tiene al mundo en vilo, aunque es un asunto de salud pública, también se debe tratar dentro de este marco institucional de la gestión integral de riesgos, adoptando los procedimientos que allí se plantean. En este caso, lo que dictan la institucionalidad y los protocolos de actuación es centrar los esfuerzos en identificar las causas que están generando esos números de muertes tan altos en comparación con otros países, y adoptar rápidamente todos los correctivos necesarios para que muy pronto se pueda reducir esa tasa diaria de mortalidad.
 


1 https://ourworldindata.org/covid-deaths

Relacionados

3047,3048,4299

Con base en la Encuesta de Calidad de Vida (ECV 2020) es posible tener tres tipos de aproximaciones a la pobreza, con las cuales se reafirma que la...

No son tiempos fáciles. Aparte del deplorable hecho de que, como humanidad, no hemos dejado atrás la violencia, el hambre, la discriminación y la...

El Concejo de Bogotá le aprobó por mayoría a la Administración Distrital el Proyecto de Acuerdo 265 de 2021, “Rescate social y económico”, que...

Ante la aparición de variantes del virus causante del COVID-19 han surgido dudas sobre la eventual modificación de las vacunas existentes. Aquí te...

Tras la tercera ola de la pandemia por COVID-19 en Colombia –que dejó las cifras de muertos más alta hasta el momento– aparecieron variantes del virus...

Consejo Editorial