Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
La nueva universidad en tiempos del COVID-19

Si mantenemos esta obsesión, nuestras universidades van a sufrir una de las peores crisis de su historia, y pasaremos de ser uno de los ejes de la sociedad a ser una opción que pueda ser suplida por las redes sociales, algo similar a lo que le sucedió en su momento al periodismo de investigación con la llegada de las mismas redes sociales.


Por centurias el distanciamiento entre la sociedad en general y los miembros de la academia, profesores, investigadores y en general las personas vinculadas a la universidad, era un motivo de orgullo para la academia. Sin embargo, esto ha sido revaluado por las redes sociales, las cuales son un motor poderoso para las denominadas “fake news”, noticias falsas amplificadas por grupos con intereses en imponer su verdad, las cuales también están impactando a la academia. Ejemplos de ellas son el contenido generado sobre las mutaciones genéticas ocasionadas por las vacunas, nuestro origen extraterrestre que el Gobierno busca ocultar, o la falsedad de las leyes de Newton. Ese distanciamiento social de la academia es un gran aliado para las fake news, y a la vez un gran enemigo para la academia.


Tener redes sociales y usar herramientas digitales, manejarlas de forma profesional y responsable, usarlas como parte de su desarrollo profesional, y hacerlas parte de su misma personalidad es una realidad que debemos aceptar.
 

Decir con orgullo “yo no tengo teléfono celular, no uso redes sociales y no tengo WhatsApp, Telegram o Signal” es simplemente un nuevo tipo de analfabetismo funcional que la sociedad y el mundo están castigando sin contemplación.


La política lo ha entendido muy bien, las universidades, sus miembros y autoridades apenas lo están entendiendo, y cuanto más se demoren en hacerlo, más rápido y fuerte será el impacto negativo para las instituciones de educación superior. El silencio en las redes sociales es tan contraproducente como su mal uso.


Otro punto sensible para las universidades son las actividades presenciales: la nueva realidad producida por el COVID-19 ha mostrado que debemos esperar lo peor preparándonos para lo mejor. Bajo las dinámicas que hemos observado en el mundo, la llegada de las vacunas, los retos en su distribución y la falta de una respuesta coordinada mundialmente, harán simplemente imposible tener un regreso a actividades presenciales en reuniones de más de 10 personas1 a lo largo de gran parte de este 2021 y posiblemente de 2022.


Esto plantea uno de los más grandes dilemas para las universidades, muchas de las cuales habían emprendido ambiciosas reformas y expansiones en infraestructura que le daban valor agregado a sus servicios educativos. Los espacios han cambiado, las interacciones en los pasillos han sido reemplazadas por reuniones virtuales que han limitado seriamente la comunicación y el intercambio de ideas. Muchas autoridades, tanto políticas como universitarias, han caído en el terrible error de creer que por manejar el micrófono y la cámara son escuchados, dejando de lado poderosas herramientas de retroalimentación y captura de ideas que han sido diseñadas e implementadas exitosamente a lo largo de la última década.


Se debe implementar e incentivar el uso de módulos de inteligencia artificial, análisis de datos en encuestas, evaluaciones asincrónicas, educación mediante retos y proyectos, y otras herramientas que están siendo tímidamente creadas e implementadas en el interior de las mismas universidades.


Actividades que deben ser inevitablemente presenciales, como uso de laboratorios, salidas de campo, actividades de investigación y exámenes de admisión, entre otros, seguirán sufriendo al vaivén de las dinámicas impuestas por la pandemia y los gobernantes.


En algunos casos se podrán adelantar ciertas actividades, pero en este punto las autoridades deben ser honestas con la comunidad académica y los futuros estudiantes: no hay forma de asegurar el desarrollo normal de dichas actividades. Es un error darles la falsa ilusión a los miembros de la comunidad de que eso puede pasar de la noche a la mañana, y lo mejor es buscar planes alternativos y aprovechar la coyuntura para adecuar espacios, plantear alternativas provisionales y permanentes, además de prepararnos para un futuro en el que el distanciamiento social, el uso de tapabocas y la vacunación serán permanentes.


El COVID-19 no es el último virus o evento que ocasionará traumatismos a nivel mundial, así que mostrar el camino a seguir en la forma como la educación se va a transformar en el mundo es la responsabilidad más grande que tienen las mismas universidades en este momento. Esto se debe hacer combinando su experiencia, sus capacidades científicas y sus estrategias de innovación abierta, e implementando en pasos que son evaluados y corregidos de ser necesario, todo en sinergia con las autoridades nacionales y regionales.


En medio de una crisis como la que vivimos las universidades pueden plantear un camino a seguir para el mundo y nuestra sociedad, o dejarse llevar por la incertidumbre de los eventos, y en su diario quehacer de apagar incendios ver como ellos poco a poco a poco se extinguen por que ya no hay una universidad que cree ideas para cambiar el mundo.

 


1 Según el reporte presentado en https://science.sciencemag.org/content/early/2020/12/15/science.abd9338.full

Relacionados

1544,2831,3047,4472

Desde que llegó el primer caso a Colombia, el 11 de marzo de 2020, la pandemia de COVID-19 no solo ha afectado a los colombianos sino también a las...

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, la producción de literatura al respecto ha sido asombrosa e incluye materiales de todo tipo. En el grupo de...

La discusión sobre la vacuna como bien global o protegido por propiedad intelectual no es nueva: hace 20 se vivió con la epidemia del VIH. La...

El reciclaje depende de la separación en la fuente de los diferentes componentes que constituyen el residuo urbano. Para facilitar la gestión de los...

Desde la aparición de las vacunas la expectativa de vida de las personas en el mundo ha aumentado en al menos 10 años. El epidemiólogo clínico Carlos...

Consejo Editorial
"