Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
La mujer, con más desventajas que el hombre en puestos informales

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en Colombia la tasa de informalidad laboral es de un 46,2 % de los ocupados, lo que equivale a 5 millones de personas; de ese porcentaje, las mujeres ocupan un 49 % y los hombres reportan un 44 %.
 

La realidad de las mujeres dentro del mercado de trabajo informal se encuentra influenciada por una construcción histórica, social y cultural que ejerce directa o indirectamente una presión sobre su papel en la sociedad. Así lo evidencia la investigación realizada por María Cristina Bolívar, magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).
 

“Existe una situación estructural frente a la informalidad colombiana tanto para hombres como para las mujeres. Sin embargo, las condiciones de trabajo informal son más precarias aún para la población femenina debido principalmente por la división sexual del trabajo, en donde se le asigna roles y responsabilidades por condición biológica, que ha sido relacionada con la delicadeza, debilidad, e inseguridad”, señala la investigadora Bolívar.
 

Pese a que la población femenina es mucho mayor en el país, ellas siguen estando entre las más afectadas en el mercado laboral, incluso en puestos informales. Así, cuentan con menor participación en puestos de trabajo, mayores índices de inactividad y desempleo, mayor probabilidad de ocupación en empleos informales o en sectores económicos de menor productividad, y, sobre todo, menores ingresos.
 

Puedes leer:  Una salida a la crisis laboral en Colombia.

La investigación tuvo un enfoque cuantitativo de análisis de información de los microdatos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) del DANE entre 2017 y 2019, con cobertura a 23 ciudades capitales y áreas metropolitanas en Colombia.
 

El estudio arrojó dos realidades en Colombia: las mujeres tienen unafuerteasociación y, por consiguiente, mayor probabilidad de ser informales subsistentes que los hombres; y las brechas de género persisten dentro de la informalidad laboral, generando mayor exposición de la mujer a la pobreza y condiciones de vulnerabilidad

La investigadora Bolívar profundizó en las causas móviles dentro del mercado laboral informal femenino, y encontró que dentro de dicho mercado hay mayor precariedad para la mujer que para el hombre en una situación que, por sí sola, ya es precaria. Y pese a que el tema ha sido objeto de estudio de muchos investigadores, no existe un consenso sobre sus causas y posibles soluciones, y se conocen mucho menos las implicaciones que tiene el rol de la mujer en la informalidad. 
 

“Una variable que impacta en el trabajo informal es que estas mujeres tienen toda la carga doméstica y mayor responsabilidad en el hogar”, explica la magíster Bolívar.
 

Hay una gran brecha de género que se disputa en el mercado laboral informal; el género femenino participa de un 53,1 %, mientras que el masculino del 73,8 %. 


Aunque las mujeres aumentaron su participación laboral, las brechas de género creadas históricamente aún persisten y afectan el rol de la mujer en trabajos formales e informales: “podemos ver que, en tiempos de bonanza económica en el país, los hombres tienen mayor empleabilidad que las mujeres, y aunque hoy hay mayor ocupación femenina, las condiciones de trabajo no son buenas”.
 

Incluso con niveles de estudios similares entre ambos géneros, las condiciones de sexo, edad, estado civil, si se tiene hijos o no determinan el puesto y sus ingresos, es decir que ser mujer casada, soltera o madre cabeza de hogar ya marca una diferencia en el tipo de trabajo al cual está ingresando, revela el estudio. 

Según el análisis, en el país el 75 % de las mujeres son informales subsistentes y mixtas, y 3 de cada 4 mujeres dentro de la informalidad ganan menos del 70 % del salario mínimo; siendo su promedio de ingresos mensuales de 219.001.


Uno de los hallazgos más significativos fue encontrar que la mayoría de las mujeres dentro de la informalidad no cambiaría su empleo actual así le ofrecieran uno mejor, debido a que ese empleo se “ajusta a sus necesidades”, que pueden estar relacionadas con el trabajo doméstico y del cuidado del hogar. A mayor número de horas de trabajo doméstico, se encuentra un menor número de horas trabajadas dentro del mercado laboral.
 

“Hay dinámicas sociales, familiares, culturales e históricas que llevan a la mujer tomar esta decisión por una cuestión de deber y responsabilidad adquirida” indica la magíster Bolívar.
 

También destaca que las mujeres buscan un trabajo informal por dos posibles razones: porque las condiciones de trabajo formal en Colombia no se ajustan a las necesidades y realidades de las mujeres, madres cabeza de familia, con poco tiempo libre; y por la segregación del trabajo, que sugiere que hay trabajos exclusivos para las mujeres.
 

Te puede interesar: Combatamos el desempleo: una propuesta desde la interseccionalidad.

¿Trabajos exclusivos para mujeres?


“De nuevo, observamos que los miembros del hogar no se reúnen a decidir equitativamente qué papel ocupará el hombre y cuál la mujer; quién trabajará y quién cuidará a los hijos, sino que esas decisiones están dadas por los roles de género que se definen en las sociedades colombianas” afirma Laura Carla Moisá, directora de la investigación y docente de Economía de la UNAL Sede Medellín. 
 

A esto se le denomina “segregación ocupacional por género” y se debe a la cultura patriarcal establecida históricamente en Colombia. En el mercado laboral, existen oficios que son exclusivos para la mujer, como estilista, auxiliar de vuelo, manicurista, enfermera, escritora, recepcionista, entre otros; y exclusivos para hombres como bomberos, mineros, albañiles, mecánicos, ingenieros, astronauta, camioneros, pilotos y puestos empresariales de alto rango.   
 

Teniendo en cuenta esto, las diferencias de ocupación, en donde las mujeres se encuentran concentradas son sectores de actividad económica inestables, desprotegidos y en condiciones laborales regulares. 
 

“Todo comienza desde la casa, cuando como hijos decimos, ‘hoy le ayudé a mi mamá a lavar la loza’,como si con la palabra ‘ayudar’ estuviéramos acordando que las labores del hogar son exclusivas de la madre, y no es así” indica la investigadora.
 

Según la profesora Carla, en Medellín hay una sociedad patriarcal mucho más evidente, puesto que el papel de la madre en los cuidados del hogar es más marcado que en el resto del país: “en nuestra región se supone que debemos hacer labores domésticas” y recalca que el resultado obedece a un mercado laboral colombiano desestructurado. 
 

Agrega que “para que haya un cambio y la mujer tenga mejores condiciones de trabajo se debe cambiar la cultura patriarcal que aún subsiste en Colombia. Es necesario cambiar la idea de que existen trabajos exclusivos para mujeres y que suponen menos paga”.
 

Por último, destaca que es importante entender las dinámicas que rodean a la mujer dentro del mercado laboral informal, no solo para implementar políticas y leyes en pro de su desarrollo profesional dentro de la sociedad, sino también para romper los paradigmas y las estructuras que intentan limitar a la mujer desde sus dimensiones personales, profesionales y familiares.

Relacionados

5414,2202,5415,2342,2938

Una lectura cuidadosa de lo que las personas le están pidiendo a gritos a la sociedad colombiana en las calles, permite reconocer tres preocupaciones...

A lo largo de su historia, la humanidad ha vivido varias experiencias de muerte masiva por alguna enfermedad infecciosa, y todas ellas han puesto en...

La situación actual muestra la necesidad de buscar nuevas alternativas: la crisis en la que se encuentra el país y al que se sumó la pandemia ha...

El dinero, como el agua, recorre el mundo circulando entre personas, irrigando empresas, traspasando fronteras nacionales. Millones de transacciones...

A esta conclusión llegaron los invitados al programa Punto Crítico, de UN Televisión, quienes analizaron la situación del empleo en Colombia. Los...

Consejo Editorial