Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Hurto, el delito que más impacta en la reincidencia de los hombres en Colombia

problema tiene tanto impacto para el derecho penal y las apuestas de política criminal, que a lo largo de la historia numerosas escuelas han formulado, diseñado y planteado diferentes métodos o medios a través de los cuales la comisión de más delitos no sea la constante que marca el paso de una persona por la sanción penal.
 

Puedes leer: Cadena perpetua, ¿una propuesta inconstitucional en Colombia?.


De manera casi natural y congénita con este punto, el debate también se ha centrado en analizar cómo este fenómeno afecta el proceso de resocialización de un individuo que se ve clara y notoriamente truncado tras el escenario frecuente y cada vez más alarmante que plantea la reincidencia, sin mencionar el hacinamiento carcelario y su incidencia en este problema general (Jurado, 2018). Así, reincidencia y resocialización han ido de la mano en clave de los retos y perspectivas que plantea hoy el conjunto mismo de la política criminal.
 

Según el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), “la reincidencia hace referencia a aquellos individuos que, habiendo sido condenados en ocasiones anteriores, han vuelto a ser privados de la libertad y se encuentran en condición de condenados por la comisión de nuevos delitos”.
 

En este sentido, es posible proceder a evidenciar cuál es el índice de reincidencia registrado más recientemente y reportado por el Inpec en el Informe de diciembre de 2019 (tabla 1).
 

Tabla 1. Población reincidente según medida de seguridad
 

Medida o condición

Número de personas

Equivalencia porcentual (%)

Intramural

18.425

77,5

Domiciliaria

4.649

19,6

Con vigilancia electrónica

685

2,9

Total población reincidente

23.759

100


Fuente: Omar Huertas con información del Informe del Inpec (diciembre, 2019)

Según la tabla 1, contrario a lo que registran los medios de comunicación, la mayor población reincidente es aquella con medida de detención intramural, muy por encima de la que tiene el beneficio de prisión domiciliaria o con dispositivo de vigilancia electrónica. Esto rompe con el mito según el cual la concesión de subrogados penales (medidas que sustituyen penas de prisión o arresto) y beneficios como la detención domiciliaria y la vigilancia electrónica promueven la reincidencia.
 

Te puede interesar: Indígenas en prisión, forzados a cambiar su cultura.


La problemática que se refleja en términos de la población reincidente por cada Regional da cuenta de la ubicación geográfica de las personas privadas de la libertad que cometen nuevamente delitos (tabla 2).
 

Tabla 2. Población reincidente por ubicación (Regional)

En la tabla 2 se aprecia que en la Regional Central es donde se presenta mayor reincidencia: 6.641 hombres privados de la libertad en intramuros, que corresponde al 36,2 % de la población reincidente.
 

Otro asunto sumamente preocupante es el índice de reincidencia, que en Colombia viene en claro y notorio aumento desde 2013, como se aprecia en la figura 1.
 

Figura 1. Aumento de la población intramural condenada vs. población intramuralreincidente (2013-2019)

Puedes escuchar: “El Inpec es una mafia y nadie se atreve a liquidarlo”.


A partir de esto, es plausible comprobar que este aumento no solo resulta notorio, sino que además es constante en términos comparativos anuales. Así, la cuestión fundamental aquí estriba en apreciar que en 2013 el porcentaje de población reincidente es del 14 % y 2019 del 22 %, lo que muestra un incremento anual palpable, sin que se registre disminución o mantenimiento de la cifra en ninguno de los periodos estudiados.
 

Aunado a lo anterior, está el llamativo hecho del tipo de delito que se presenta con mayor frecuencia en clave de reincidencia. Así, el hurto, el tráfico, la fabricación o el porte de estupefacientes (o de armas) y el homicidio constituyen los tipos penales que presentan mayor repetitividad entre la población que delinque nuevamente (tabla 3).
 

Tabla 3. Tipología de delitos más frecuentes en población reincidente

Como se aprecia en la tabla 3, uno de los datos particulares que informa el Inpec es, por un lado, y como ya se mencionó, el número de hurtos que se presenta en población reincidente, que llega a 9.856 casos (22 %), y por el otro, el dato que también llama la atención es el de la baja reincidencia en los delitos contra la libertad y formación sexuales como actos sexuales con menor de 14 años, con 616 casos (1,4 %).
 

También es muy llamativo el dato sobre la población reincidente en términos de género. Cabe aclarar aquí que el informe más reciente del Inpec no hace esta discriminación, sino que maneja los términos de “hombre” o “mujer”. Sin embargo, lo profundamente diciente aquí resulta ser la cifra tan alta en reincidencia de los hombres frente a las mujeres (tabla 4).
 

Tabla 4. Población reincidente por género
 

Género

Número de personas

Equivalencia porcentual (%)

Hombres

21.999

92,6

Mujeres

1.760

7,4

Total

23.759

100


Fuente: Omar Huertas a partir de datos Informe Inpec (diciembre, 2019)
 

En la tabla se evidencia la enorme diferencia entre hombres y mujeres, dato que debe ser leído con sumo cuidado puesto que también es sabido que en las cárceles del país hay más hombres privados de la libertad que mujeres. Así, los datos al último respecto son: 115.045 hombres (92,9 %) y 8.757 mujeres (7,1 %) con privación de la libertad (Inpec, 2019).
 

En conclusión, el panorama actual de la reincidencia en el país es sumamente preocupante, no solo a partir de la discriminación por regionales (la Central presenta mayor índice), por género (los hombres son quienes más reinciden) o por la tipológica de delito (siendo más frecuente el reincidir en el delito de hurto), sino también a partir del alarmante y desbordado incremento de esta, que pasó del 14 % en 2013 al 22 % en 2019.
 

Definitivamente algo está funcionando muy mal en el devenir de la política criminal vigente, y más aún en la misma ejecución de la sanción penal que vuelve a poner sobre el tapete el debate acerca de la desnaturalización de los fines del derecho penal –y de la pena misma– como es la tan anhelada resocialización que se ve plenamente truncada con muchos fenómenos, entre ellos, como es lógico, los altos índices de reincidencia ya acotados.
 

Fuentes:

Instituto Nacional y Penitenciario (Inpec). Informe, diciembre, 2019.

Jurado, Betty (2018). Cárceles en Colombia: “hacinamiento, insalubridad y degradación humana”. Universidad Militar Nueva Granada. p. 25. En: Repositorio Universidad Militar Nueva Granada.

Artículo desarrollado dentro del Grupo de Investigación “Red internacional de política criminal extrema Ratio UN”, reconocido y clasificado en A1 por Colciencias, 2018.

Relacionados

3014,410,2632,2720,2719

Los decretos 312, 313 y 314 de 2021 reglamentan la creación de la Unidad Administrativa Especial de la Justicia Penal, Militar y Policial, que tendrá...

Hubo un tiempo oscuro en el que los derechos humanos y la dignidad humana constituían un cuento de hadas sin fundamento, una simple quimera y el...

According to statistical information from the Colombian Penitentiary and Prison Institute (Inpec, for its Spanish acronym), there are currently...

Según la información estadística del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), a la fecha el país tiene a 116.737 personas privadas de la...

Desde hace más de 20 años se han hecho visible de manera pública las fallas estructurales, institucionales y políticas que han provocado una crisis de...

Consejo Editorial