Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Cómo cambió la gestión de riesgos en las empresas con el COVID-19?

Después de identificar el primer caso de contagio del virus SARS-CoV-2 empezaron los ciclos de aislamiento obligatorio y las cuarentenas decretados por las autoridades locales y nacionales, medidas que implicaron cambios abruptos y cuyos efectos impactaron la actividad económica al impedir que las personas fueran a trabajar a las empresas y fábricas y se redujera el consumo en los hogares.


Con la pandemia se ha presentado un declive en los procesos y procedimientos empresariales internos, resultado en parte de cambiar la modalidad de trabajo presencial al trabajo en casa, y en muchos casos por cerrar temporalmente las fábricas que por su carácter de “servicio no esencial” no estaban autorizadas para continuar su producción. A esto se sumaron las restricciones de horarios para abrir las fábricas y los cambios de hábitos de proveedores y clientes de los comercios.


El propósito de la investigación “Propuesta de gestión de riesgos empresariales” fue identificar variables de gestión del riesgo empresarial para reactivar la actividad económica de las empresas en un contexto de pandemia y pospandemia del virus SARS-CoV-2. Según esta, “las empresas están afectadas por riesgos asociados con la actividad económica al igual que por otras situaciones no inherentes a su objeto social, ya sea internas o externas”1.


En Bogotá la reactivación de las empresas es vital para el buen desarrollo de la economía y de los empleos, por ser capital y una de las ciudades que más representa el motor de desarrollo comercial e industrial del país. Por eso se eligió para centrar la investigación durante el primer y segundo semestre de 2020; a partir de los aportes del Foro Económico Mundial, la Organización Internacional del Trabajo, el Grupo Holandés, los gremios nacionales, el Plan Marshall para Bogotá y las normas ISO se da a conocer un esquema de gestión de riesgos biológicos para las empresas bogotanas.


El estudio parte de establecer como “riesgo social” el contagio del nuevo coronavirus, que puede incidir de forma transversal en las empresas, la economía, el ambiente, el ciclo productivo y la estrategia de las empresas, formando e informando a todas las áreas y personas relacionadas con la organización –proveedores, clientes, trabajadores y socios que puedan estar afectadas por el aislamiento y las restricciones que permitan contener la nueva enfermedad– y gestionando el conocimiento y el plan de la empresa a corto y mediano plazo en la política del riesgo biológico.
 

Para hacerlo, se debe definir el sector económico a impactar, las consecuencias, probabilidades y capacidades de la organización para gestionar el riesgo COVID-19 en las cuarentenas; el riesgo emergente; la definición de DOFA en el recurso humano, financiero y material; y la valoración cualitativa y cuantitativa del riesgo de la pandemia como un riesgo empresarial más.

En la etapa intermedia de la gestión del riesgo empresarial para el COVID-19 se deben asignar los responsables de la gestión; diseñar las acciones de respuesta e impacto de los distintos actores involucrados; asignar recursos; mitigar los factores de exposición y fuentes de daño; elaborar tanto el cronograma de implementación y evaluación de las medidas sanitarias de la empresa como los planes de alternancia de equipos de trabajo, además de la flexibilidad horaria para atender las cadenas de abastecimiento y de distribución con los proveedores y clientes.
 

Por último, se hace seguimiento, revisión y registro al informe de la gestión del riesgo en la mejora continua, la comunicación, la evaluación y el tratamiento de riesgo empresarial presentado a la alta dirección con el fin de que se reconozcan los compromisos en la estrategia; los gastos laborales, tributarias y con terceros; la medición del riesgo biológico y su magnitud; el seguimiento sistemático del COVID-19, y que todo el marco de referencia de la gestión sea apropiado por la organización.
 

Autogestión empresarial


Más allá de lo que el Gobierno haya podido hacer por las empresas está la forma como estas han autogestionado el riesgo empresarial derivado por la pandemia: no solo ha tenido que adaptar los protocolos de bioseguridad sino también sus normas por procesos. Además han tenido que abordar toda la naturaleza financiera, como crear reservas para provisionar los gastos de personal, de impuestos, de la operación y de los dividendos de los accionistas para evitar problemas de insolvencia, afectación de los estados financieros y un positivo flujo de caja.


Otros aspectos financieros que los empresarios deben tener en cuenta en tiempos de pandemia es evitar la dependencia del sistema bancario para obtener préstamos; por el contrario, deben tratar de buscar otras opciones como el autofinanciamiento a partir de la inyección de capital por parte de los socios, o la venta de activos no esenciales para la empresa.


En este caso cabe destacar la alineación de la planeación estratégica con la gestión del riesgo empresarial, la asignación de recursos, responsables, tiempos de ejecución y la inclusión en las matrices de riesgo por enfermedad infecciosa en relación con cada actividad económica de la empresa.
 

Recomendaciones


Partiendo de la investigación, se propone formular un esquema de gestión empresarial de los riesgos biológicos para minimizar el impacto económico y social de la pandemia en las organizaciones


Esta propuesta para las empresas solo tendrá éxito en la medida en que los empresarios tengan un nuevo liderazgo, que alineen las metas económicas con la responsabilidad social que tienen con el entorno, y el contexto empresarial en el cual se encuentre inmersa la actividad económica.


Por último, se recomienda trabajar en la responsabilidad social corporativa para buscar sociedades más justas y sostenibles, lo cual debe ser una directriz en la sostenibilidad y en ambientes cambiantes de todos los grupos de interés por las dificultades que se deriven de los aislamientos y cuarentenas decretadas, entre ellas, de la generosidad de los grandes empresarios para ayudar al Estado en la compra de vacunas para mitigar el riesgo de contagio en las empresas, y también solicitar su carné de vacunación para cualquier tipo de transacción comercial en el momento de transar.

 


1 https://repositorio.unal.edu.co/bitstream/handle/unal/79240/80921399.2020.pdf?sequence=1&isAllowed=y Página 10.

Relacionados

4594,3047

Colombia está a punto de completar 56 semanas sin clases presenciales para niños y adolescentes. Expertos consultados por el programa Análisis UNAL,...

La gestión oficial de la pandemia producida por el COVID-19 ha tenido un sesgo privatizador. En el caso de la política monetaria, el argumento...

Ante los últimos acontecimientos globales causados por la pandemia del COVID-19, la filosofía ha tomado un papel preponderante entre los debates...

Since the beginning of the pandemic, and in the face of the failure of the drugs used to fight against the new coronavirus, the hope for its control...

Ante la vertiginosa carrera por desarrollar una vacuna contra el COVID-19, el “porcentaje de eficacia” se convirtió en una competencia: que si tenía...

Consejo Editorial
"