Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Colombia, un paraíso fiscal para los ricos

Tener un coeficiente de Gini alto es el reflejo de una política fiscal inadecuada y regresiva que permite una alta concentración del ingreso y la riqueza, lo que a su vez redunda en un menor desarrollo, ya que gran parte de los ingresos y la riqueza se concentran en un porcentaje muy pequeño de la población impidiendo que la demanda –y por ende la producción– aumenten.
 

El sistema tributario colombiano es una colcha de retazos muy compleja por la cantidad de reformas tributarias que cada año se adelantan para cubrir déficits fiscales coyunturales; jamás se ha hecho una reforma tributaria que refleje una política progresiva, es decir que los que posean mayores ingresos y riqueza paguen impuestos más altos.
 

Puedes escuchar: Reforma tributaria sí, pero no así.
 

No se entiende cómo personas supuestamente expertas en aspectos tributarios han creado este monstruo que se refleja en un código muy extenso, lleno de beneficios tributarios dirigidos; ineficiente por cuanto el coeficiente de Gini antes y después de impuestos y transferencias es prácticamente igual, y las medidas adoptadas año tras año han sido revaluadas en los siguientes años, lo que refleja la alta improvisación y la falta de rigor técnico.
 

Uno podría cuestionarse sobre cuál es el origen de esta situación, y la respuesta podría encontrarla en las mismas elecciones, en donde grandes grupos económicos financian las campañas políticas para la Presidencia y el Congreso, lo cual crea compromisos futuros para elaborar leyes que los favorezcan, como está documentado en varias tesis del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y en documentos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El Gobierno pretende hacer una reforma tributaria y para ello contrató a una comisión de expertos en beneficios tributarios y también alineó a la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo). A continuación evaluaremos cada uno de los aspectos, que nos explican por qué Colombia es un paraíso fiscal para los ricos.

  • Los dividendos que corresponden a las ganancias de capital de las personas más ricas del país prácticamente nunca han pagado impuestos. Un ejemplo muy sencillo es mirar la declaración de renta del presidente del Senado Arturo Char, quien para 2018 ganó cerca de 600 millones de pesos en dividendos y no pagó un solo peso de impuestos por este ingreso. Sin embargo, si otra persona hubiera recibido este ingreso por salarios hubiera tenido que pagar algo más de 130 millones de pesos.


En Colombia los dividendos tienen muchas formas de no pagar impuestos, por ejemplo, si se decretan en acciones; sino se decretan, es decir que, aunque las empresas obtengan las ganancias deciden no repartirlas en dinero, entonces no hay impuesto, así cada uno de los accionistas sea más rico. Actualmente en Colombia los dividendos mayores a $10,9 millones pagan el 10 % de impuesto de renta, mientras en el resto del mundo pagan entre el 23 y 50 %. Para evitar esta elusión, países como Chile obligan a distribuir dividendos, así estos se capitalicen de nuevo.


La venta de Bavaria –una de las empresas más emblemáticas en la historia de Colombia– se vendió en Delaware (EE. UU.) a un paraíso fiscal que no pagó un peso de impuestos en Colombia, donde generó todas sus ganancias. Según el abogado Francisco Vergara, se debieron pagar al menos 4,2 billones de pesos.


De acuerdo con estudios de los autores Facundo Alvaredo y Juliana Londoño, la tasa efectiva de impuesto de renta que pagan el 1/100.000 más rico de Colombia paga entre el 1 y 2 %, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) la tasa de estos está entre el 25 y 30 %, mientras una persona que reciba por prestación de servicios al mes un valor cercano al valor del salario mínimo tiene que pagar sobre el ingreso bruto cerca del 30 % por cargas impositivas.
 

  • El impuesto al patrimonio (bienes poseídos menos deudas) se cobra a partir de 5.000 millones de pesos y su tarifa es del 1 %, sin una tabla progresiva. Este impuesto en un país como Colombia debe empezar desde valores más bajos como estuvo hace algunos años, al menos a partir de 1.200 millones de pesos y con tasas progresivas del 0,5 %, 1,0 %, 1,5 % y 2 %, esto no afecta a más del 0,5 % de la población y en realidad no les implica un mayor sacrificio, no solo hay que hacer plata, sino también patria pagando impuestos justos.
  • En Colombia las herencias de los más ricos –que muchas veces están en paraísos fiscales– solo pagan el 10 % mientras en Japón pagan el 55 %, en Corea 50 %, en Francia 45 % y en Ecuador 35 %.
  • En Colombia los predios están avaluados en los catastros municipales (excepto en Bogotá y Medellín) por valores de incluso el 10 % de su valor comercial, lo que hace que grandes latifundios de ganaderos paguen un impuesto ridículo, restándoles a los entes territoriales la posibilidad de obtener un mayor recaudo y generar mayores programas sociales en salud y educación.
  • Las tasas marginales(nominales) están muy cerca de las efectivas (reales) de impuestos sobre la renta para las personas más ricas en países de la OCDE como Dinamarca, Bélgica y Francia, están entre el 45 y 55 %, en Colombia hasta 2019 la tasa nominal era del 33 %, pero con muchos beneficios fiscales, lo que permitía era que el 10 % más rico solo pagará una tasa efectiva entre el 4 y 5 %.


Colombia, con un alto índice de inequidad, tiene unos ingresos per cápita entre 7 y 8 veces menor que países como Alemania, Francia y Bélgica, sin embargo, si pretende tener las mismas tasas de IVA que estos países, esto afecta a la clase media y a los pobres, pero no a los ricos.
 

Puedes leer: La reforma social y fiscal del Gobierno nacional, más IVA.
 

Se esperaba que la Comisión de Expertos hubiera realizado un trabajo más profundo e independiente, con mejores recomendaciones, pero el informe es desafortunado; no soluciona los aspectos de regresividad en el sistema, sino que, por el contrario, recomienda ampliar la base en el impuesto de renta en un país con ingreso per cápita tan bajo, esto no va a generar mayor recaudo y sí un gran trabajo en la DIAN, que no cuenta con el personal suficiente.
 

También recomienda gravar con IVA varios bienes de la canasta y aumentar del 5 al 12 % varios bienes de primera necesidad afectando el consumo de las clases media y baja, esto también lo recomienda Fedesarrollo, sin embargo, hay que indicar que este centro de pensamiento es financiado por los grupos económicos con lo cual pierde su independencia al emitir estos análisis.
 

En Colombia ser rico es un gran privilegio para no pagar impuestos o pagar impuestos inmateriales. Existen algunos aciertos de la Comisión cuando indica que el sistema tributario colombiano no está alineado con las buenas prácticas internacionales, se trata de un sistema complejo, injusto y con una economía informal amplia, por lo que debe haber una reforma tributaria que restablezca la justicia.

Relacionados

1765,4383,147,863,3903,862,4562,4712

La evasión y la elusión fiscal son maniobras que usan los contribuyentes y las empresas para pagar menos impuestos. Aquí te contamos cuáles son sus...

Evidentemente en el mundo todo evoluciona: mientras hace unos años las empresas más importantes y valiosas del mundo eran las grandes fábricas, hoy en...

Así lo señala el profesor Orlando Villabona, de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien,...

Desde abril de 2021, los costos de los alimentos se han visto afectados por diversas razones: las manifestaciones, la situación de las vías, las...

El cambio más importante en el Proyecto de Ley número 027 de 2021 Cámara y 046 de 2021 Senado, “por medio de la cual se expide la Ley de Inversión...

Consejo Editorial