Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Código de colores en la separación de RSU no es claro sobre los residuos peligrosos

Expedida por los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y de Vivienda, Ciudad y Territorio, en el artículo 4 de dicha resolución se adoptó para todo el territorio nacional el código de colores para la separación de residuos sólidos y se estableció que esto se haría a partir el 1 de enero de 20211.
 

Para divulgar la norma se editó la cartilla “Abecé código de colores”, la cual se condensa en 18 preguntas con sus respectivas respuestas, el propósito y las bondades de la norma, las cuales son objeto de análisis en este artículo junto con la resolución 2184.
 

Puedes leer: Una tecnología equivocada, el problema del Relleno Sanitario Doña Juana.
 

Residuos peligrosos de un paciente con COVID 19 y su disposición


El principal componente de los residuos sólidos urbanos (RSU) que debe ser separado –o no mezclado con los otros residuos– es el residuo peligroso, ya que convierte en inútil las fracciones aprovechables de los residuos, y además constituye una carga contaminante de alto impacto para los rellenos sanitarios si es que toma la vía de la bolsa negra. Por lo tanto es esencial incluir en todo código de color de residuos un recipiente o una bolsa para los residuos peligrosos que la normatividad nacional hospitalaria e internacional adoptó de color rojo.

 

Los residuos de tipo peligroso que potencialmente se pueden presentar en los RSU son los de posconsumo y los infectocontagiosos. En relación con los primeros, el código no establece ningún color para la bolsa o el recipiente, pese a que es clara la orientación en cuanto a su recolección y destino.
 

En cuanto a los residuos que puedan estar contagiados por COVID-19, remite al lector un documento2 en el cual se establecen directrices tanto para alcaldes distritales y municipales como para prestadores del servicio público de aseo y del servicio de salud3, los gestores de los residuos peligrosos con riesgo biológico e infeccioso y los usuarios domiciliarios, institucionales y comerciales.
 

Sobre estos últimos destaca que, en caso de tener personas contagiadas o con síntomas, se deben seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud y Protección Social para pacientes con aislamiento en casa, lo cual incluye que “todos los residuos generados en estos lugares, mientras se mantenga la condición de aislamiento domiciliario, deberán ser depositados en la bolsa de color negra, sin que sean susceptibles de aprovechamiento”4.


Si bien estos documentos se ratifican entre sí –específicamente en cuanto a que los residuos de un paciente con COVID-19 en aislamiento domiciliario deben ir en bolsa negra–, se contradicen en que determinan que por ningún motivo se deben mezclar los residuos con los de bolsa blanca y la bolsa verde de la unidad residencial, es decir que deja la opción de que estos sean aprovechables, se recojan independientemente y continúen su curso normal, como lo señala el código de colores nombrado antes.
 

Te puede interesar: Reactor para tratamiento de lixiviados, solución a la contaminación en rellenos sanitarios.
 

Aunque califica como “residuos infecciosos” los guantes, mascarillas y otros desechos generados durante la atención domiciliaria al paciente, que después se deben eliminar como tales, termina recomendando su envío a la bolsa negra y por ende deja en manos del operador del servicio de aseo su disposición en el relleno sanitario. Por tanto, ¿está facultado el operador del servicio de recolección y transporte de los RSU de un municipio de transportar residuos infecciosos, que deben ser eliminados y por lo tanto no dispuestos en relleno sanitario?
 

Aunque se podría pensar en que este tipo de residuo es peligroso y debería ir en un recipiente específico de color rojo, el Abecé lo consideró simplemente como un residuo no aprovechable y acogió la directriz del documento “Lineamientos para el manejo del aislamiento domiciliario frente al COVID-19” e ignoró lo establecido en el documento “Todo lo que debe saber sobre residuos en tiempo de SARS-COV-2 (COVID-19)”

Para los prestadores de salud, este segundo documento remite al lector a un cuarto documento “Orientaciones para el manejo de residuos generados en la atención en salud ante la eventual introducción del virus COVID-19 a Colombia”5 elaborado por el Ministerio de Salud y Protección Social en febrero de 2020, el cual contempla disposiciones aún más específicas.
 

No hay consistencia en las normas, pues para un usuario COVID-19 en aislamiento domiciliario su residuo es no aprovechable, así sea infeccioso, y va en bolsa negra al relleno sanitario; pero si el usuario está en hospital, su residuo es peligroso y va en bolsa roja a tratamiento térmico.


El país lleva más de un año de pandemia y la situación no es clara; pero se infiere que se está manteniendo un posible foco de contagio a través de los residuos y el servicio público de aseo de los pacientes con COVID-19 en aislamiento domiciliario.


¿El código cumple su cometido?


La adopción y correcta aplicación del código de colores en la separación en fuente de los RSU es una medida que estandariza su identificación en el país y facilita la reducción de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) en los rellenos sanitarios, al desviar los residuos potencialmente reciclables (bolsa blanca) y los residuos de origen vegetal (bolsa verde), no disponerlos (enterrarlos) y así aprovecharlos. Económicamente, es el primer paso necesario para reutilizar los residuos, incorporarlos nuevamente al círculo económico y disminuir la huella de carbono del proceso inmerso en el servicio público de aseo.
 

Con respecto a la mejora de la condición de trabajo de los recicladores de oficio, el efecto se vería ostensiblemente mejorado al incluir la bolsa o recipiente “rojo” de los residuos peligrosos, que realmente les garantizaría que no encuentran ningún tipo de residuo peligroso en la bolsa blanca, y para los gestores de aprovechamiento de residuos verdes (plantas de compostaje y biodigestores) y sí, un residuo limpio apto para su tratamiento biológico.
 

Es indispensable separar en la fuente cualquier residuo como jeringas, remedios vencidos, residuos infecciosos y/o potencialmente contaminados con virus o bacterias. Igual que con el caso de los indicadores de aprovechamiento, el trabajo de los recicladores de oficio se dignifica no solo con normas es necesario recursos para que los municipios puedan hacer acciones afirmativas, como apoyarlos con overoles y elementos de protección personal, Estaciones de Clasificación y Aprovechamiento (ECAS) con elementos de seguridad industrial y espacios de trabajo verdaderamente dignos, entre otros.
 

Por último, el Decreto 2184 también se refiere al programa de uso racional de bolsas plásticas, adopta un formato único nacional para su presentación, establece indicadores y un reporte anual a la autoridad ambiental competente informando la cantidad de bolsas vendidas en los puntos de pago, una acción necesaria y que tiene la orientación adecuada, pero se requiere complementar con acuerdos u obligaciones de los puntos de pago para que tengan disponibles no solo bolsas blancas sino, en concordancia, con el código de colores, negras y verdes y en los dos materiales, biodegradables y no biodegradables, para que el usuario pueda seleccionar según su necesidad.

 


1 “A partir del 1 de enero de 2021, los municipios y distritos deberán implementar el código de colores para la presentación de los residuos sólidos en bolsas u otros recipientes, en el marco de los programas de aprovechamiento de residuos del servicio público de aseo, de acuerdo con lo establecido en los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos –PGIRS”.

2 “Todo lo que debe saber sobre residuos en tiempo de SARS-COV-2 (COVID-19)”, del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y Ministerio de Salud y Protección Social. https://www.minambiente.gov.co/images/Todo_debe_saber_sobre_residuos_tiempo_SARS-COV-2_COVID-19.pdf.pdf

3 https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Comprometidos-con-el-correcto-manejo-de-residuos-de-covid-19.aspx

4 Lineamientos para el manejo del aislamiento domiciliario frente la COVID-19

https://coronaviruscolombia.gov.co/Covid19/docs/decretos/minsalud/GIPS06_Lineamientos_para_elmanejo_del_aislamiento_domiciliario.pdf

5 Consultar numerales 6 y 7. http://idsn.gov.co/site/web2/images/documentos/medicamentos/2020/orientaciones-manejo-residuos-covid-19.pdf

Relacionados

4548,4549,4550,533,3047

Colombia está a punto de completar 56 semanas sin clases presenciales para niños y adolescentes. Expertos consultados por el programa Análisis UNAL,...

La gestión oficial de la pandemia producida por el COVID-19 ha tenido un sesgo privatizador. En el caso de la política monetaria, el argumento...

Ante los últimos acontecimientos globales causados por la pandemia del COVID-19, la filosofía ha tomado un papel preponderante entre los debates...

Since the beginning of the pandemic, and in the face of the failure of the drugs used to fight against the new coronavirus, the hope for its control...

Ante la vertiginosa carrera por desarrollar una vacuna contra el COVID-19, el “porcentaje de eficacia” se convirtió en una competencia: que si tenía...

Consejo Editorial
"