Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Brecha digital, el reflejo de la inequidad social en la “Bogotá inteligente”

Con más de siete millones de habitantes, Bogotá ha adoptado el modelo de la Ciudad Inteligente para la administración, control y monitoreo de distintas actividades urbanas a partir de la adopción de las TIC. Estas tecnologías suelen funcionar en planos alternos al terrestre (cables submarinos, el espectro electromagnético, satélites, el ciberespacio) por lo que usualmente se cree que no tienen implicaciones en la espacialidad de la ciudad.
 

Aun cuando numerosas actividades, lugares, bienes y servicios han migrado a estas dimensiones y la virtualidad ha otorgado a la ciudad la flexibilidad que el concreto no puede se sigue  descartando y subestimando la idea de que estas tecnologías puedan tener un efecto en la configuración de la ciudad.
 

Por eso la investigación de Juan Pablo Neira Ceballos, Ingeniero de Sistemas y Computación, magíster en Urbanismo de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, se enfocó en demostrar que, contrario a lo que se cree, las TIC sí influyen en el ordenamiento y la configuración territorial de la ciudad y las manifestaciones físicas de tal influencia se evidencian a través del análisis de la infraestructura TIC, su industria y el uso que la ciudadanía hace de estas herramientas.
 

Puedes leer: Los desafíos del acceso universal a Internet en Latinoamérica.
 

Según el investigador Neira, su estudio –basado en la teoría del urbanismo de redes e innovador en su área– quiso llenar un vacío en los estudios urbanos respecto a la ciudad y las TIC, para lo cual buscó las complejas implicaciones de estas tecnologías en el territorio, las cuales, más allá del simple semáforo inteligente o las cámaras de reconocimiento facial, evidencian una brecha digital, que no es más que el reflejo de la desigualdad social de la capital del país.
 

Infraestructura para sectores privilegiados


La investigación abarca tres niveles, el primero de los cuales se relaciona con la infraestructura de las TIC, que incluye el cableado de internet, las antenas y las estaciones radioeléctricas, entre otros.
 

“Para esto analicé un inventario de estaciones de telecomunicaciones compartido por la Secretaría Distrital de Planeación, el cual cuenta con unas 4.500 estaciones de red (postes con receptores). Estas se ubicaron sobre un mapa de la ciudad (mapeadas), por lo que noté que su distribución a lo largo y ancho de la ciudad no es aleatoria y que mucho menos uniforme, como se esperaría”, describe el investigador.
 

Al cruzar esta información con los datos de ubicación por ingreso per cápita según las localidades, el magíster encontró que las infraestructuras están principalmente en las localidades donde las personas tienen mayores ingresos económicos, como Chapinero, que tiene entre 426 y 520 estaciones; seguida de Teusaquillo, Usaquén, Engativá, Fontibón y Suba, en las que hay entre 306 y 426 estaciones TIC.

Según el experto, aunque se trata de un servicio presente en los lugares donde las personas puedan pagarlo, persiste esta duda: ¿hasta dónde es el internet un servicio público?, pues de ser así, se esperaría que su infraestructura se ofrezca de manera homogénea en toda la ciudad.
 

“La ubicación de estas estaciones es un reflejo de ciertas desigualdades que ya existen en la capital, pues al estar en los lugares con estratos socioeconómicos más altos, van en contra de eso de que ‘estamos a un clic de acceso al servicio médico, las bibliotecas o la educación’, pues si no hay antenas en el barrio, indudablemente habrá mayores problemas de conectividad”, indica el investigador Neira.
 

Puedes escuchar: ¿Por qué hay problemas de conectividad durante la cuarentena?.
 

Grandes empresas para grandes clientes


Junto a la infraestructura, en la ciudad también hay empresas que la operan, por lo cual el investigador trabajó con información de cerca de 15.000 empresas pertenecientes al inventario de empresas TIC, del Registro Mercantil de la Cámara de Comercio de Bogotá, que se registraron entre 1972 y 2020.
 

Después de mapear estas compañías se clasificaron en cuatro tamaños: micro, pequeñas, medianas y grandes, y se indagó sobre el efecto que estas tienen en los respectivos barrios.
 

Según resultados del cruce de la información, las micro y pequeñas empresas tienden a ubicarse uniformemente a lo largo de la ciudad, es decir que atienden al usuario inmediato –como los café internet de los barrios y los locales de mantenimiento de computadores, entre otros–, mientras que las grandes y medianas empresas están especialmente en la localidad de Chapinero y cerca al centro empresarial de la ciudad, en los alrededores del Aeropuerto.
 

“Una de las explicaciones es que los clientes de esas grandes empresas suelen ser multinacionales con sede en Colombia que reclutan el talento humano local pero sus clientes están otros países, por eso escogen estas otras zonas con un mayor número de estaciones para operar, porque así tienen un mejor y mayor acceso a las redes de comunicaciones”, agrega.
 

Espacios urbanos transformados


Según el estudio, en esta dinámica de las grandes y medianas empresas también se dan transformaciones espaciales de barrios en la ciudad, como en Chicó Norte, donde se encuentra 57 estaciones de telecomunicaciones (el mayor número) 15 de las cuales son multinacionales TIC dedicadas al desarrollo de software, la industria creativa, la publicidad y el diseño.

 

Comunicación cara a cara, por encima de la tecnología


Al analizar el último de los tres niveles, sobre cómo las personas interactúan con las redes en su día a día, el investigador usó información de la Encuesta Multipropósito de 2017, que buscaba mostrar cómo los ciudadanos tienen el nivel de apropiación de las TIC y que incluyó cerca de 220.000 encuestas que fueron estudiadas con herramientas de procesamiento de datos.
 

En las encuestas se hacen cinco preguntas centrales: ¿Desde dónde se conecta a internet? ¿Qué dispositivo utiliza para hacerlo? ¿Qué uso le da a la internet? y ¿Lo usa para comunicarse con su comunidad? Frente a las opciones actuales de comunicación, como las redes sociales (WhatsApp, Twitter, Facebook, entre otras), las personas siguen prefiriendo la comunicación verbal y cara a cara con su comunidad.
 

“Encontré que la mayoría de las personas aseguran conectarse desde su casa o lugar de trabajo. Sin embargo en Sumapaz –la única localidad rural de la ciudad– se conectan especialmente desde instituciones educativas y zonas de acceso gratuito, lo que deja ver una brecha en cuanto al acceso como un servicio público, y que debería ser más fácil”.
 

Según el análisis de las encuestas, aunque por lo general las personas acceden a internet desde un computador de escritorio y su celular, en algunas localidades lo hacen especialmente desde su teléfono móvil y un computador portátil, lo que evidencia que las personas están accediendo a este servicio cada vez más desde lugares móviles y menos fijos.

Relacionados

9,5148,789,5149,5150,3451

El aumento de la temperatura global en las últimas décadas, y sus consecuentes alteraciones climáticas, han generado una extinción masiva que amenaza...

Traumatismos, enfermedades, accidentes deportivos, domésticos o de trabajo, entre otras afecciones, pueden representar pérdida de hueso, algunas veces...

La situación de los jóvenes que no estudian ni trabajan (nini) no se soluciona con políticas focalizadas como el subsidio a la nómina para las...

El programa Análisis UNAL de Radio UNAL (98.5 FM), muestra un panorama de las dudas, preocupaciones y lo que piensan los jóvenes sobre la situación...

Desde hace varios años la Amazonia es la región más deforestada del país: entre 1990 y 2018 perdió más de 190.000 hectáreas de bosques. ¿Quiénes son...

Consejo Editorial