Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Ante la concentración de poder, la democracia está en peligro

El profesor Juan Gabriel Gómez, del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), señala que en el país los organismos de control son los encargados velar por el cumplimiento de la ley, y por tanto, “si estos órganos son independientes del Gobierno de turno cumplirán a cabalidad su función; pero si no es así, será muy difícil que lo hagan”.


Según explica el docente Gómez, “los regímenes políticos que tenemos hoy, y a los que llamamos democracias, son en realidad oligarquías competitivas sujetas a la aprobación popular y a la existencia de una serie de controles que procuran evitar el abuso del poder. Uno de esos controles es remover del poder al partido de Gobierno en la siguiente elección; los otros controles van encaminados a que se cumpla la ley”.


El artículo 16 de la Declaración de los Derechos del Hombre y los ciudadanos dice que una sociedad en la cual no esté establecida la garantía de los derechos del hombre y asegurada la separación de los poderes, carece de Constitución1. Por eso el profesor agrega que: “la idea del constitucionalismo señala que es necesario que el poder esté dividido; esa separación tiene como función primordial evitar el abuso del poder”.


Te puede interesar: “La conformación de una Asamblea Constituyente toma al menos dos años”.
 

En Colombia el poder tiene tres ramas: legislativa, ejecutiva y judicial.


Debilitamiento de la democracia


Para el doctor en Ciencia Política, “si la cabeza de los órganos de control y también de la Fiscalía -que es un órgano que pertenece a la rama judicial- queda en manos del partido de Gobierno, estas entidades tendrán muy pocos incentivos para controlarlo. Así, sabiendo que no va a tener control, la tentación del Gobierno de utilizar el poder, traspasando los límites de la Constitución y la ley, será más fuerte”.


En su llamado, el organismo internacional señala que “existe un riesgo de pérdida de autonomía de los órganos que deben ejercer control sobre el ejecutivo”; los nombramientos de Francisco Barbosa como Fiscal General y Margarita Cabello como Procuradora General de la Nación (a partir de 2021), y Carlos Camargo como Defensor del Pueblo, acentúan el riesgo de afectar la independencia y la democracia colombiana.


Además, la presidenta de este organismo Delia Ferreira insistió en que hará un seguimiento de los movimientos y decisiones tomadas por el Gobierno durante la pandemia por el COVID-19: “reiteramos que la discrecionalidad de los poderes ejecutivos en medio de la pandemia y para los procesos de reactivación económica, no son cheques en blanco para el uso de recursos públicos ni para decisiones fundamentales sobre el funcionamiento de la democracia”, dijo.


Puedes escuchar: “Cultura ciudadana no se forja con un Código de Policía”.
 

En concepto del profesor del IEPRI, esta concentración de poder no tiene ninguna relación con la pandemia pues esto ya se veía desde antes no solo en Colombia. Ejemplo de esto es el juicio político que se le hizo al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.


En su momento, el docente analizó la situación y llegó a esta conclusión: “aunque no hay concentración de poder en manos de un único individuo, como sucedía en el caso de los regímenes despóticos tradicionales, sí hay concentración de poder en manos de un mismo partido, como ha sucedido en los regímenes totalitarios de diversa especie. Así las cosas, la idea de que la democracia sería al mismo tiempo el Gobierno del pueblo y el mejor antídoto contra el despotismo ha quedado completamente subvertida”2.
 

Los organismos de control son:

  • Ministerio Público + Procuraduría General de la Nación + Defensoría del Pueblo + Personerías Distritales y Municipales.
  • Contraloría General de la República + Fondo de Bienestar de la Contraloría General de la República + Contralorías Territoriales.
  • Auditoría General de la República.


Impacto nacional e internacional


Para el profesor Gómez es importante que la opinión pública internacional tome nota de la concentración de poder que hay en Colombia porque esto quiere decir que la vigilancia y monitoreo sobre el país va a ser más fuerte. “Esto significa una pérdida de estatus en la comunidad internacional. Colombia pasa de ser un país que podía cumplir un papel de liderazgo, a ser un país problema”, dice.


Sin embargo, “para la sociedad colombiana, sí es muy importante que los ojos de la comunidad internacional se pongan en Colombia por causa de la concentración de poder porque si el Gobierno no teme a la vigilancia de los órganos de control, por lo menos, habrá de temer a las repercusiones internacionales”, agrega el docente.
 

Control político, en manos de los ciudadanos


Si se da una alineación tanto del ejecutivo como de los organismos de control, la ciudadanía sería la encargada de ejercer el control político sobre el Gobierno. “Este es el costo político de esta situación: que el control lo deben hacer los ciudadanos porque son quienes eligen al Gobierno, son quienes finalmente deben exigir que se cumpla no solo con lo prometido sino que exista una transparencia en lo que se viene haciendo”.

En este contexto, los ciudadanos son quienes hemos de tomar las riendas  y, en las próximas elecciones, elegir un camino diferente al conocido hasta ahora.


El profesor Gómez plantea que en el caso del exsenador Álvaro Uribe -también expresidente de Colombia- es conveniente que haya un fiscal ad hoc, teniendo en cuenta que el proceso quedó en manos de la Fiscalía General de la Nación. Dicha entidad decidirá si lo lleva a juicio por los delitos de fraude procesal y soborno o si le precluye y deja el proceso archivado.


El ejecutivo no debería nominar ningún candidato a procurador, ni a Defensor del Pueblo que pertenezca al partido de gobierno; pero con casos como el anterior y con elecciones que inclinan la balanza hacia un solo lado, ¿en qué queda la separación de poderes, la rendición de cuentas y la lucha contra la corrupción? La concentración de poder “se nota cuando se eligen cabezas de organismos de control que tienen afiliaciones políticas con el Gobierno de turno. Si los organismos no cumplen su papel primordial que es vigilar y controlar que todo se haga dentro de la Constitución y la ley, la democracia está peligro”, concluye el profesor Gómez.

 


1 https://www.conseil-constitutionnel.fr/es/declaracion-de-los-derechos-del-hombre-y-del-ciudadano-de-1789

2 https://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/la-absolucion-a-trump-es-una-grave-distorsion-de-la-democracia-459724

Relacionados

527,3952,3953,3300,2740,3954,3955,3956,9,3957,3958

Así lo expresó el profesor Luis Ignacio Aguilar, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en el programa U...

En la versión 2020 este importante Premio fue otorgado a los investigadores Harvey Alter, Michael Houghton y Charles Rice “por su contribución...

Más allá de la pandemia por el COVID-19, año tras año se abre el debate del futuro que le espera a los jóvenes colombianos, específicamente en cuanto...

La designación de ríos, páramos y regiones de Colombia como ecosistemas “sujeto de derecho” representa una oportunidad de respeto, protección y...

En 1897 un entusiasta aficionado a las matemáticas logró convencer a los representantes del estado de Indiana, Estados Unidos, de aprobar una ley que...

Consejo Editorial