Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿De dónde salieron los Estados que hoy toman decisiones en la emergencia mundial?

Este es el título de uno de los videos que creé para que el acceso a las clases virtuales fuera más amplio, y aunque es difícil resumir por qué existen los Estados, si lo sumamos a esta columna se puede complementar de una mejor forma.

La lista de presentación que ideé lleva como título: “Política para extraterrestres”, y se trata de explicarle en 15 minutos a un extraterrestre –que se presume no entiende de qué hablamos– cómo es que hoy estamos organizados en Estados, esos que hoy manejan con bastante autonomía la crisis mundial de salud actual desatada por la pandemia del coronavirus, o COVID-19.
 

Lo primero es decirles que nosotros creemos que según Yuval Noah Harari en “De animales a dioses”, el universo existe hace 14.000 millones de años, la Tierra hace unos 4.500 millones, la vida hace 3.800 millones, pero que los homínidos apenas llevamos 4 millones de años en el planeta y los seres humanos solo 200.000 años.
 

Hay que agregar que según Discovery Escuela hace solo 80.000 años que salimos del África originaria y que solo en los últimos 12.000 años nos reprodujimos asombrosamente rápido, debido a la revolución agrícola y al consiguiente sedentarismo. Además, que la civilización humana original es la Sumeria y que las primeras formas políticas, los reinos, apenas comenzaron a existir hace como 5.000 años.
 

Luego les diríamos que la forma actual de los Estados comenzó a perfilarse ahí, pues había organizaciones con autoridad, pero que el gran salto fueron los imperios, empezando por el Acadio, hace 4.250 años y luego los Sirio, Egipcio y Babilonio. Pero hay que señalarles que el Persa fue la cumbre de ellos en ese sentido, porque inventaron el concepto de “autoridad” al servicio de los gobernados y la distinción entre acciones buenas y malas, basados en su religión zoroastrista.
 

En general, señalaremos a toda prisa que los imperios de la Antigüedad aportaron mucho a lo que luego serían los Estados, muy especialmente los griegos, por la filosofía y su obsesión por verdades únicas y organizaciones sociales ideales. Pero además están los fenicios, por su aporte a la escritura, la navegación, el comercio y la expansión territorial, esta especialmente a través de sus descendientes los cartagineses. Y por supuesto, que en la cúpula están los romanos, que derrotaron a estos últimos, y aportaron al Estado anticipadamente la idea de políticas públicas, en especial con el emperador Claudio, y la de un derecho compacto y no contradictorio, siendo el más visible en eso Justiniano.


Siga esta columna del profesor David Roll aquí
 

Caído el imperio romano en el 476 d. C., agregaríamos que en Europa hubo un periodo llamado Edad Media, que duró casi 1.000 años, en los que se estancó en gran medida la creación de formas políticas unificadas que se parecieran a los actuales Estados, pues primó la poliarquía o conjunto de muchos poderes atomizados, con algunas excepciones importantes. Pero les contaríamos que al concluir este periodo, en 1453, hubo un renacimiento del racionalismo de la Antigüedad, que se había adormecido en una especie de resignación religiosa y desazón generalizada.
 

A partir de entonces –seguimos narrando– se empezaron a crear unidades territoriales, al principio inestables, pero con soberanía reconocida por otras similares, que se hicieron más visibles con el Tratado de Westfalia en 1648, y especialmente con el rey Luis XIV –un poco después–, quien inventó o patentó el absolutismo monárquico, principal antecedente de los actuales Estados autónomos dispersos por el mundo.
 

Si usted ya tiene enganchados a los alienígenas y no lo han derretido, haga como Sherezada y cuénteles la parte más interesante, cuando decidimos cambiar esos Estados absolutos, con un rey omnipotente, por Estados liberales, gobernados por el propio pueblo a través de unos representantes elegidos por la mayoría, lo que incluyó la decapitación de dos reyes en Inglaterra y Francia en siglos diferentes.
 

Adviértales, eso sí, que la monarquía y los imperios siguieron siendo la forma política más común, y que solo empezaron a desbaratarse de verdad en el siglo XX, con la disolución, luego de la Gran Guerra, o Primera Guerra Mundial, de los Imperios turco, austrohúngaro y ruso. De ahí surgieron multitud de pequeños, medianos y grandes Estados, a los que luego se sumaron los que surgieron de la descolonización en el resto de esa primera mitad de siglo, de modo que a mediados de esa centuria ya el mundo era una colección de Estados soberanos o semiautónomos, pero, para ese entonces, todavía no democráticos.
 

No les haga spoiler a los marcianos de decirles que hoy sí hay democracias por doquier, en toda Europa y casi toda América y países donde parecía imposible tal cosa como India y Sudáfrica, entre muchos otros. Más bien cuénteles, paso a paso, cómo en los años cuarenta los Estados fascistas europeos (Italia y Alemania) y el Imperio japonés se hicieron democracias, y de qué modo las dictaduras de derecha en el sur de Europa (España, Grecia y Portugal) también se democratizaron en los setenta, mientras que América Latina en los ochenta, y las dictaduras comunistas de Europa del Este en los noventa.
 

Para dejarlos intrigados, como la autora de Las mil y una noches, dígales que al día siguiente les va a contar cómo gran parte de esa construcción del Estado moderno se debió a experiencias místicas que tuvieron personajes claves como Akenatón, Abraham, Moisés, Jesús, San Pablo, San Benito, Mahoma y Lutero. Pero esto forman parte de otro video y de otra columna.
 

Puede consultar:

El estado moderno también vino de un cambio religioso
Las experiencias místicas que crearon formas políticas, incluyendo el Estado Moderno

Perfil

David Roll Vélez.

Profesor titular con tenencia de cargo del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Colombia y director de los grupos de investigación UN- Partidos y UN-Migraciones. Doctor en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, especialista en Derecho Constitucional del Centro de Estudios Constitucionales de Madrid y posdoctorado en Élites Parlamentarias de la Universidad de Salamanca.

Email
darollv@unal.edu.co
Twitter
https://twitter.com/davidrollvel