Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Woman Power o el poder de la mujer en la economía

La expresión Women Power se refiere a un movimiento mundial que promueve el empoderamiento de las mujeres en los ámbitos en los que se desenvuelven, como clave para el crecimiento económico, la estabilidad política y la transformación social. Pero cuando se habla de mujeres en la gerencia es inevitable pensar en la inequidad de género, que en inglés se conoce como gender pay gap, mucho más en Colombia, donde el machismo y la visión patriarcal de la sociedad todavía imperan y el empoderamiento femenino en cargos directivos en muchas empresas no es equitativo.

Las mujeres siguen cobrando menos que los hombres, sin importar que tengan la misma formación o que realicen las mismas labores, como lo evidencian diferentes estudios de retribución salarial en el mundo:

  • En 2016 en España las mujeres cobraron en promedio un 23,25 % menos que los hombres, es decir casi 6.000 euros menos al año, según la Unión General de Trabajadores (UGT).
  • En Alemania se valora el trabajo de las mujeres un 22 % menos con respeto a los hombres, según la Comisión Europea.
  • En Colombia la diferencia es del 20,2 %, según un estudio sobre discriminación laboral y género realizado por Patricia Grueso, investigadora de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

La creencia de que ellas deben ganar menos que los hombres aún es inherente en la sociedad. Por eso, en el momento en que se le dé un giro de tuerca a este comportamiento, algunos de estos temas de desigualdad quedarán en el pasado.

Avances en Colombia

Los resultados en Colombia en cuanto a la disminución de la brecha laboral son tangibles pues esta ha bajado significativamente. En este momento se encuentra en alrededor del 11,8 % y se ha reducido en los últimos ocho años.

Según recientes estudios del McKinsey Global Institute, si las mujeres desempeñaran el mismo papel que los hombres en los mercados laborales, se podrían agregar alrededor de 28 mil millones de dólares al PIB mundial anual para 2025.

También vale decir que para una mujer sigue siendo más difícil emplearse. Se ha identificado que la duración media del desempleo de hombres es de 4,3 meses mientras en mujeres es de 7,2 meses y que existe una probabilidad de 54,1 % de que una mujer esté desempleada por más de un año, en tanto que la de los hombres es de un 40,1 %, según un estudio del Banco de la República de 2015.

Este problema se relaciona con el hecho de que las personas creen que algunos trabajos son solo para hombres, por lo cual valoran más la labor masculina que la femenina. Según recientes estudios del McKinsey Global Institute, si las mujeres desempeñaran el mismo papel que los hombres en los mercados laborales, se podrían agregar alrededor de 28 mil millones de dólares al PIB mundial anual para 2025.

Por otro lado está comprobado que en las empresas que tienen un número importante de mujeres las metas se logran con mayor eficiencia y rapidez, debido a su capacidad de organización, facilidad para comunicar, multitasking o multitarea, o su recursividad. No obstante, hoy en día se ve que el porcentaje de mujeres en cargos directivos en organizaciones de América Latina es solo del 20 %. Para muchos empleadores, el género masculino es el que debe desempeñar estas funciones.

Pero esto no es motivo para el escepticismo. Con el paso de los años se han fomentado en Colombia nuevas leyes e incentivos para reconocer que el trabajo de las mujeres es igual o mejor que el de los hombres. De hecho se han realizado tareas heroicas en contra de la discriminación de género en los cargos directivos de las empresas.

Vale mencionar que hoy en día Colombia es el país con más mujeres en cargos directivos de América Latina, con un porcentaje mayor al 51 %. Esto se debe a varios factores, uno de los cuales es el apoyo del Gobierno y de las instituciones privadas a la educación como una clave para conseguir empleo, mediante diferentes programas de becas de estudios superiores exclusivamente para mujeres. Por parte del Estado, el Icetex abre convocatorias periódicamente para ellas, con el objetivo de incentivar su formación superior.

Hoy en día se ve que el porcentaje de mujeres en cargos directivos en organizaciones de América Latina es solo del 20 %. Para muchos empleadores, el género masculino es el que debe desempeñar estas funciones.

En el ámbito privado se destacan iniciativas como las de la compañía Loreal con su programa de becas “Para las mujeres en la ciencia”, que el pasado 21 de noviembre otorgó cuatro subvenciones destinadas al desarrollo de la investigación en los proyectos que adelantan las ganadoras.

Otro ejemplo es el del Banco Santander, que por medio de las “Becas Talento Mujer” ofrece la oportunidad de realizar estudios de maestría con un 75 % pago por la entidad financiera. Estas políticas han logrado algunos frutos que se ven reflejados en cifras significativas. Según el Observatorio Laboral para la Educación, el 57,9 % de los graduados profesionales son mujeres.

Pese a que el país haya avanzado en Latinoamérica frente a los casos de inequidad de género en el ámbito laboral, no debe dar su brazo a torcer en la lucha contra los estigmas sobre las mujeres, que aún rondan en las calles, parques, medios de transporte y lugares de trabajo. Incluso es a partir del valor que cada individuo le da a la mujer en nuestro mundo que poco a poco se irán acortando aquellas brechas. Solo así se podrá decir que el futuro es equitativo.

Relacionados

705,706,477,707,708,709,710

Hay una percepción errada de que toda muerte es un feminicidio. Así lo identificó un estudio de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales...

Cerca del 50% de los pacientes diagnosticados tienen entre 20 y 34 años. Sin embargo esta enfermedad puede presentarse en cualquier etapa de la vida,...

Consejo Editorial