Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Un ojo a la Estación Espacial Internacional desde Colombia

Pero, ¿a qué se hace referencia cuando hablamos de la EEI? A la estructura más grande construida por el ser humano y puesta en órbita, que es el resultado de un esfuerzo conjunto que involucra a 16 países con el objetivo de realizar varios experimentos bajo microgravedad.

Su proceso de construcción inició en 1998, cuando un cohete ruso (llamado Protón) puso en órbita su primer módulo, Zarya, diseñado para dotar a la Estación de la energía y propulsión iniciales. Poco después se le añadió el Nodo 1 (Unity). Otros módulos vinieron después hasta que en en el año 2000 llegó la primera tripulación a la EEI.

La EEI sigue en permanente evolución y actualización de equipos y ha estado ocupada de forma permanente desde Noviembre de 2002. Desde entonces ha albergado 230 visitantes de 18 países del mundo.

La agencia Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos (NASA por sus siglas en inglés)  al igual que otras agencias espaciales, tales como la Agencia Espacial Europea (ESA), Roscosmos (de Rusia), la Agencia espacial Japonesa (JAXA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), participaron en la construcción de la EEI con el objetivo de evaluar e investigar temas relacionados con la salud humana bajo microgravedad.

Este aspecto es vital ya que es una de las condiciones más relevantes a la hora de enviar misiones tripuladas a explorar otros planetas del Sistema Solar. Sobre todo, debido que los largos viajes repercuten directamente en el funcionamiento del sistema circulatorio, músculos, huesos y ojos, varias investigaciones están orientadas a identificar dichas afectaciones y si es posible o no revertirlas.

En la EEI también se han llevado a cabo experimentos tan interesantes como estudiar el crecimiento de plantas luego de prolongados tiempos en condiciones de microgravedad, caracterizar propiedades físicas y químicas de materiales como aleaciones de cobre, entre otros muchos experimentos.

La Estación tiene un impacto no solo en el ámbito científico y tecnológico, sino también geoespacial y político. Según el acuerdo inicial entre la NASA y la agencia rusa Roscosmo, estaba destinada a ser un laboratorio y un observatorio. Sin embargo, siguiendo las propuestas de la política espacial de Estados Unidos, desde 2010 se le dio un propósito adicional: obtener información de carácter comercial, diplomático y educativo.

Muchos de los estudios realizados en la EEI tienen directa relación con el mejoramiento de la calidad de vida de la población civil. De igual manera, la EEI, al estar orbitando la Tierra, tiene una posición privilegiada para monitorear cambios relacionados con el clima y el calentamiento global.

Vale la pena resaltar hoy algunos de los más interesantes registros como resultado de los varios estudios realizados en la EEI: albergó por 340 días al cosmonauta ruso Mikhail Kornienko y al estadounidense Scott Kelly, quien participó en el famoso experimento de los gemelos, ya que su hermano quedó en tierra por casi un año, estudiando el efecto de microgravedad en el envejecimiento, efecto predicho por Albert Einstein años atrás. También en esta estación se rompió el récord de la caminata espacial de mayor duración: 8 horas y 13 minutos.

La EEI es un logro sorprendente de la ingeniería, pues su construcción se llevó encajando pieza por pieza en el espacio y fue construida gradualmente en órbita gracias a las caminatas espaciales de varios astronautas y robots que ayudaban en esta ardua labor.

Actualmente se está evaluando la posibilidad de  extender las operaciones de la EEI hasta por lo menos el año 2024, con la posibilidad de ampliarla hasta 2028. Después de esta fecha, el destino de la estación es incierto. Tal vez la hagan descender de órbita para que finalmente se incinere en la atmósfera terrestre o tal vez sea reutilizada para futuras estaciones orbitales.

Este sábado, cuando levante la mirada al firmamento y vea hacia el Occidente a la hora indicada, verá un punto muy luminoso desplazarse a gran velocidad. Este tercer objeto más brillante de nuestro cielo después del Sol y la Luna, será visible por 4 minutos, desapareciendo luego hacia el sureste. Aunque su paso por el cielo colombiano sea efímero, de seguro su legado será eterno. 

Puede seguir el recorrido de la Estación Espacial Internacional en este enlace

 

Relacionados

440,1594,1595,1596,1448,927

Dermis artificial creada con colágeno y fibroblastos aislados de la piel de 15 conejos machos de la especie Nueva Zelanda, les permitieron a...

La NASA instalará un observatorio en el espacio para develar el misterio de las radiaciones electromagnéticas emitidas de la Tierra hacia la ionósfera...

Se llama 2002 AJ129 y transitará el próximo domingo 4 de febrero a más de cuatro millones de kilómetros del planeta, a las 4:30 de la tarde (hora de...

El instrumento, conocido como first colombian solar radio interferometer (Ficori), sirve para captar actividad solar y ya analizó datos obtenidos de...

Consejo Editorial