Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Tres distractores económicos que ahondan el paro en Colombia

Del examen de la propuesta se deriva que estas más parecen fuegos artificiales que acciones que vayan a impactar positivamente la evolución de la economía, y menos a favorecer a los más pobres.

Puedes ver: Holding financiero, ¿privatización a la vista?.

 

Acciones sobre el IVA

Sin que estén claramente expuestos los mecanismos con que se pudiera llevar a cabo la devolución del IVA a familias pobres, claramente es una medida antitécnica que plantearía serios retos para la administración de impuestos, incluso si se aceptara que la DIAN ha hecho un gran adelanto en el uso de tecnología para identificar a los ciudadanos cobijados por el Sisbén sujetos del beneficio. En gracia de discusión se podría aceptar que la estrategia funcionaría para las grandes ciudades, ¿pero qué pasaría en las ciudades intermedias, municipios y zonas rurales?

El mecanismo añadiría otra dimensión a la profunda desigualdad que ya de por sí caracteriza a este impuesto.

La definición de tres días al año sin cobro del IVA para toda la población es otro anuncio que introduce distorsiones adicionales a las que ya contiene el sistema impositivo. ¿Cuáles serían esos días? Ya los comerciantes reclamaron que en todo caso no sea en épocas pico de ventas.

¿Induciría a la población a posponer sus compras hasta que lleguen los anhelados días sin IVA? Sería dable imaginar las grandes aglomeraciones frente a los almacenes en esos tres días. Pero además los reales favorecidos serían los sectores de altos ingresos con gran capacidad de compra, que pueden variar estacionalmente sus consumos, no las clases de menores ingresos que viven “al diario”.

La propuesta tampoco es original. Estas son medidas que ya se habían anunciado en la primera versión de la reforma tributaria –denominada eufemísticamente Ley de Financiamiento– cuando se presentaron en 2018 y fueron retiradas justamente por la avalancha de críticas que llovieron sobre lo engorroso de su funcionamiento y sus negativas consecuencias en el recaudo fiscal.

No es para nada claro que ahora se hayan superado las dificultades señaladas. Pero más allá de los aspectos técnicos, la medida en sí no representa mayor avance en la carga impositiva profundamente regresiva que significó la reforma y que refuerza la estructura tributaria de Colombia, que descansa en un 40 % sobre impuestos indirectos, por encima de países como Argentina y México, para señalar solo dos de la región vecina.

Puedes escuchar: Ley Tributaria y los “tres días sin IVA” profundizan la crisis económica.

Empleo joven

Con la aparición de los llamados “ni-ni”, es decir jóvenes que no estudian y tampoco trabajan, la generación de empleo para ellos es un problema que muy pocos países han podido manejar, e incluso en aquellos como Alemania y su esquema de tránsito entre el estudio y la práctica laboral, en épocas recientes se han visto dificultades para lograrlo.

En Colombia, por ejemplo, no ha sido posible construir el puente entre la educación y el trabajo, que debería constituir una educación media que obedeciera a su razón de ser.

Las declaraciones oficiales sobre un mecanismo tributario de incentivo a las empresas que generen nuevos puestos de trabajo para los jóvenes todavía son muy impredecibles, pero habrá que recordar que en el pasado se han puesto en marcha esquemas de incentivos a las empresas según el empleo creado, como el Pacto Social de Ernesto Samper, la Ley de Flexibilización Laboral de Álvaro Uribe y la Ley del Primer Empleo de Juan Manuel Santos, entre otros.

Puedes leer: Prima media y pensión de vejez: duros golpes de la eventual reforma pensional.

 

El resultado ha sido más bien el recambio de trabajadores con trayectoria y experiencia por empleados más jóvenes, pero a niveles salariales mucho menores. Los nuevos puestos de trabajo se crean como resultado del crecimiento económico, es decir, mayores ventas de las empresas que les signifiquen mayores ganancias y por lo tanto se vean necesitadas de más trabajadores para responder a nuevos pedidos, no en un ambiente de crecimiento económico que profundiza un modelo que se basa en las actividades extractivas intensivas en capital y por tanto de baja demanda de mano de obra.

Ajuste en las pensiones

El espejo retrovisor en el que vive la actual administración le ha servido no solo para justificar en forma permanente sus yerros, sino que en esta ocasión también le permite revivir la promesa de campaña incumplida por el expresidente Santos, de rebajar del 12 al 4 % el aporte a salud de los pensionados con menores mesadas.

Los argumentos que no permitieron que esta propuesta germinara, como el alto costo fiscal, no han sido tenidos en cuenta en esta ocasión que se supone de grandes afugias o crisis presupuestales con las que se justificó precisamente la Ley de Financiamiento.

Sin duda esta medida constituiría un alivio para cientos de pensionados, pero no significa un gran avance para el sistema general de pensiones, al que el actual Gobierno y su partido en el Congreso le tienen apuntada una carga de profundidad mediante la reforma a Colpensiones y el régimen de prima media, bandera en cuya defensa se manifiestan muchos de quienes participan en la actual movilización.

Alcance de los anuncios

Los anteriores anuncios del presidente Duque constituyen sin duda una elusión a los reclamos de las multitudes en marcha y no se compadecen con la situación económica que vive el país, ni la Ley de Financiamiento recargada servirá de mucho para impulsar el crecimiento de la economía, estancado en niveles del 2 a 3 % desde 2015.

El aumento del desempleo –que a octubre de 2019 marcó 10,3 % según el DANE– y el retorno a niveles de pobreza previos al auge de los precios de las materias primas se observa en la mayoría de países latinoamericanos, y Colombia no es la excepción, máxime si sigue basando su modelo económico en las actividades extractivas e ignorando los grandes problemas del país, como la marcada desigualdad en la distribución de la riqueza, los ingresos y las oportunidades; la alta informalidad laboral; la baja probabilidad de acceder a una pensión según el régimen de ahorro individual y un largo etcétera contenido en los 13 puntos presentados por los organizadores del paro que en principio se planteaba como el 21N pero que ha venido ganando en días y sumando en reivindicaciones sociales y económicas represadas por largo tiempo.

Relacionados

2839,2840,863,2060,1845,2841

A esto se suma el problema de la cobertura en la tercera edad que tienen al menos a 4 millones de personas sin recibir una pensión. Así lo expone el...

El Gobierno ha tomado decisiones políticas, económicas y sociales que acentúan las fallas y demuestran que este modelo de país fracasó: “así sucedió...

¿Qué es un holding financiero y cuáles son sus efectos en la economía colombiana? El profesor Camilo Díaz, de la Universidad Nacional de Colombia...

Analizar una eventual reforma pensional y su impacto en el régimen de prima media (RPM) requiere de unos referentes específicos, dada la variedad de...

A pesar de que el Gobierno niega que esté en proceso una reforma pensional, los conocedores del tema no dejan de mostrar su preocupación por un...

Consejo Editorial