Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Transición de policías de tránsito con labores de vigilancia, ¿útil para la convivencia?

El anuncio, realizado por el Secretario de Movilidad Nicolás Estupiñán, no fue bien recibido por la alcaldesa mayor Claudia López frente a la experiencia pasada de corrupción de los “chupas”. Sin embargo, frente al requerimiento del Ministerio de Defensa, en Bogotá se debe acabar esta policía para que sus miembros ejerzan funciones de vigilancia o apoyen otros sectores de la institución.
 

Recordemos que el Código Nacional de Tránsito establece en su artículo 7 que “cada organismo de tránsito contará con sus propios agentes, salvo en carreteras, las cuales están a cargo de la Policía Nacional como cuerpo especializado del Ministerio de Transporte”. No obstante, el parágrafo 4 les brinda a los organismos la posibilidad de celebrar contratos o convenios temporales o permanentes con la Dirección General de la Policía y pagados por los distritos, municipios y departamentos. Ese fue el caso de Bogotá, donde, fruto de un convenio en la administración de Antanas Mockus, desde 1997 se realizó el desmonte de los agentes de tránsito. La principal motivación de su supresión se relaciona con los sobornos hacia los conductores, un arma tan nociva y letal como tener una real.
 

Puedes leer: El derecho a la protesta y las resistencias del Gobierno nacional.
 

El periódico El Tiemporememoró esas épocas así1:

“Con su pito, sus señales manuales, sus comparendos y sus inveteradas marrullas, el chupa era como un mal árbitro en las calles ruidosas, contaminadas e inhóspitas de la capital. Esta especie de jinete de las motos siempre fue, y tuvo conciencia de serlo, el malo de la película”.
 

¿Mejoraría la convivencia en Bogotá?


Según los indicadores mensuales de seguridad y convivencia publicados por la Secretaría Distrital de Seguridad2, el número de comparendos emitidos a septiembre de 2020 ascienden a la alarmante cifra de 464.839, con el personal uniformado existente en las calles, los cuales se suman al 1.500.000 comparendos expedidos desde la entrada en vigencia plena del Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana (Ley 1801 de 2016). Aunque es cierto que durante el aislamiento preventivo el comportamiento contrario a la convivencia que más se incrementó fue el desconocimiento de las órdenes emitidas por el Gobierno nacional y distrital, evadir el pago del pasaje o colarse en Transmilenio son dos de los comportamientos contrarios a la convivencia más frecuentes, como se observa en la siguiente gráfica:

Solo en relación con la circulación, el tránsito y la convivencia, el Título XV del Código contempla comportamientos que no se deben realizar contra la libertad de movilidad y circulación. Así, el artículo 144 establece comportamientos contrarios a la circulación y el derecho de vía, el 146 en los sistemas de transporte masivo, y el 145 –la regulación de las ciclorrutas– no está regulado ni adicionado al Código Nacional de Tránsito.
 

Los comportamientos contrarios a la convivencia más frecuentes en el transporte masivo, como evadir el pago de la tarifa o ingresar por lugares no autorizados, suman la escandalosa cifra de 40.902 comparendos expedidos solo en septiembre de 2020 y han sido una constante a los largo de 2019 y 2020. Cifra que ha alcanzado esos preocupantes niveles con los uniformados existentes asignados a las estaciones de Transmilenio.
 

Con este panorama, se podría pensar, en principio, que más uniformados en las calles generarían más expedición de comparendos, cuya medida correctiva en su gran mayoría es la multa. En este caso, la única autoridad de policía facultada por la Ley para imponerla es el inspector de policía (art. 206), funcionario que no está uniformado y no está adscrito a la Policía Nacional.
 

Puedes ver: Violencia en Colombia: ¿qué está pasando?.
 

Por lo tanto, el aumento de policías de vigilancia no significa que se cumpla con uno de los principales fines de la norma de convivencia consistente en la prevención de delitos y daños.
 

La enorme congestión policial en Bogotá, con la emisión de tantos comparendos, impide una pronta decisión por parte del inspector de Policía.


En ese sentido cabe cuestionarse cómo los uniformados realizan una mediación policial, si lo hacen de manera idónea para superar los hechos de infracción inmediata antes de emitirse comparendos, o si, por el contrario, la presencia de fuerza policial de vigilancia solo aborda a un ciudadano para elaborar un comparendo y no para persuadirlo de que realizar esos comportamientos pueden hacerle un daño a la ciudad. Es así como el artículo 222 establece que antes de imponer una medida correctiva, en el proceso verbal inmediato se debe practicar la mediación policial.
 

En resumen, suprimir la policía de tránsito para que entre a formar parte de la vigilancia de la ciudad –al menos para los comportamientos contrarios a la convivencia– generará más comparendos pero no superaría la prevención de infracciones de manera inmediata si no se promueve antes en los uniformados la aplicación efectiva de los medios de policía y la mediación policial respetando siempre el debido proceso.
 

En la misma nota periodística de 1997 se describe ese descontento ciudadano que hoy se observa en la policía uniformada de vigilancia, frente a tanto abuso policial visto en medios de comunicación y redes sociales: “La tendencia del chupa , antes que a hacer pedagogía y a las acciones preventivas, era a la asechanza, a esperar que la gente violara las normas para caerle encima”. Que no se siga repitiendo la historia.

 


1 Fuente: El Tiempo “Réquiem por el chupa”.3 de abril de 1997. Disponible en https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-551552

2 scj.gov.co/sites/default/files/documentos_oaiee/Boletin_2020_09_Reporte_bogota_2020_09.pdf

Relacionados

4192,3994,4193,3531,4194,4195

The House of Representatives continues to debate the bill that looks to flexibilize carrying a concealed firearm in Colombia. However, it is not clear...

El 2020 pasará a la historia por la disrupción de la normalidad económica y la formulación del distanciamiento social como mecanismo de convivencia...

El desplazamiento forzado todavía es un fenómeno vigente y de gran escala. Colombia ocupa el primer lugar en el mundo en personas víctimas del...

The memory processes in countries play a basic role in society, as memory per se is in the objects, not the people, that update the recollection of...

Así lo destacó el profesor Rosembert Ariza, del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el programa UN Análisis,...

Consejo Editorial