Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Son manipulables los índices de competitividad del Banco Mundial?

El 15 de enero pasado, Paul Romer, el economista jefe del Banco Mundial (BM), dijo que la clasificación del índice de competitividad (Doing Business) había sido modificada por razones políticas. Un día después se retractó en su blog con una nota titulada “Mis comentarios confusos sobre el Doing Business Report”. Posteriormente el BM reafirmó la calidad y la objetividad de sus cifras.

Pero, ¿qué tan posible es manipular cifras o indicadores como este? El incidente es un buen ejemplo para evidenciar que en la construcción y presentación de los indicadores siempre queda abierta la puerta a las dimensiones subjetivas y valorativas de quien las construye. Y, entonces, es inevitable que los factores políticos intervengan.

Cuatro aspectos característicos del índice permiten analizar sus posibilidades de manipulación:

  • Todos los índices tienen un componente subjetivo.
  • Los índices son susceptibles de mejorar de manera progresiva.
  • Como los índices van cambiando, el puntaje que se ocupa cada año no es estrictamente comparable con el puntaje de años anteriores.
  • La presentación de los resultados responde a criterios normativos y no es neutra.

El componente subjetivo de los índices

Las mediciones son aproximaciones parciales a la realidad y están determinadas por las prioridades del investigador. En este caso siguen los parámetros definidos por el BM. Sin embargo el principio que sirve para organizar la realidad es subjetivo, y ello se refleja en la escogencia de las dimensiones que forman parte del Doing Business (DB) y en la forma como se ponderan las variables de cada dimensión. El índice DB incluye 11 dimensiones que tienen relación con los procedimientos y las limitaciones que tiene cada país para:

  • Montar un negocio.

  • Obtener los permisos de construcción.
  • Tener acceso a la conexión de electricidad.
  • Registrar la propiedad.
  • Obtener un crédito.
  • Proteger los derechos de los inversionistas y accionistas minoritarios.
  • Pagar impuestos.
  • Transportar mercancías más allá de las fronteras.
  • Respetar los contratos.
  • Resolver los conflictos cuando la empresa entra en una situación de insolvencia.
  • Regular el mercado laboral.

Las decisiones que se deben tomar para poder estimar el valor de estas dimensiones siempre son más o menos arbitrarias y, por tanto, pueden ser discutidas. Por ejemplo, es imposible que exista un acuerdo sobre la forma de medir la protección de los accionistas minoritarios.

Los índices pueden mejorar año a año

Las mediciones mejoran bien sea porque las dimensiones se amplían o reducen, porque se cambia el criterio para cuantificar una variable, o porque se modifican las ponderaciones.

Los cambios metodológicos más significativos se presentaron en la dimensión “transportar mercancías más allá de las fronteras”; es decir que en el último año de Piñera el cambio metodológico permitió que Chile mejorara cinco puestos en la clasificación.

Romer observa que con los cambios que se le hicieron al DB durante el gobierno de Michelle Bachelet (2014-2018), del partido socialista, la posición de Chile empeoró. Mientras en 2014 –último año del presidente Sebastián Piñera, del partido de derecha, Renovación Nacional– el país ocupaba el puesto 46 antes de introducir los cambios metodológicos al DB, en el dato publicado en 2014 el puesto fue el 41.

Los cambios metodológicos más significativos se presentaron en la dimensión “transportar mercancías más allá de las fronteras”; es decir que en el último año de Piñera el cambio metodológico permitió que Chile mejorara cinco puestos en la clasificación.

En 2017, cuando ya estaba Bachelet en el Gobierno, el puesto de Chile, sin cambios en el índice, fue el 48. Pero el dato publicado, que incluye las variaciones en la metodología, lo ubica en el puesto 57. En 2018 los puestos antes y después del cambio de metodología fueron 51 y 55, respectivamente. Así que en 2017 y 2018 las variaciones en la metodología empeoraron el lugar de Chile.

Claramente, el tratamiento que se le dio a los datos es muy diferente con Piñera que con Bachelet. Con razón se pregunta Romer ¿por qué con Piñera la nueva metodología mejora el puesto de Chile mientras que con Bachelet lo empeora? ¿Será entonces que el BM busca favorecer al Chile de Piñera y sancionar al Chile de Bachelet? Romer insinúa que esta falta de consistencia se puede deber a sesgos políticos a favor de Piñera y en contra de Bachelet.

Dudas sobre la explicación del BM

En su respuesta a Romer, el BM advirtió que la lectura entre años responde a una lógica diferente a la de la secuencia histórica. El puesto 41 de 2014 se explica porque, en términos relativos, Chile mejoró más que los otros países. Y el puesto 57 presentado en 2017 se debe a que Chile avanzó menos que los otros países; la situación sería similar en 2018. Romer duda de que esta sea la explicación adecuada.

Los resultados no son neutros

La forma en que se presentan los resultados siempre tiene un sesgo y parece que el del BM es a favor de Piñera y en contra de Bachelet. La forma de presentar los indicadores no es neutra porque siempre responde a una intencionalidad valorativa.

El BM ha pretendido negar que existan criterios subjetivos. Y arguye diciendo que los indicadores corresponden a procesos objetivos, exentos de valor. Esta posición es ingenua porque es inevitable que las percepciones que tienen los investigadores respondan a su propia cosmovisión. La denuncia de Romer muestra que se fue demasiado lejos, y que el sesgo político del BM se hizo evidente.

Relacionados

462,463,464,465,36,21,466,204

Las proyecciones del marco fiscal de mediano plazo siguen influenciadas por el repunte coyuntural de los precios del petróleo. Se mantiene un modelo...

No hubo una política seria de desarrollo productivo ni en momentos de bonanza ni en los de desaceleración. De las cinco locomotoras de su primer...

Hablar hoy de un futuro promisorio para la izquierda en Colombia puede parecer una locura, o por lo menos una tarea quijotesca, en especial cuando...

Este monto es anual y corresponde al costo por hacer parte del organismo. Otros países como Chile pagan 2,5 millones de euros y México, 4 millones....

En Colombia no hay una manera de matricularlos en los colegios porque se les exige visa y requisitos burocráticos que no tienen en cuenta su situación...

Consejo Editorial