physics online homework website the chester mystery cycle essays and documents bus company business plan toms shoes business plan homework helper woodward park dissertation words use how to write a good analysis paper how to write a good personal statement for university
Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Sábalo, tesoro amazónico en riesgo de sobreexplotación

Con su cuerpo cubierto por escamas, del orden Characiformes (como las pirañas), una boca grande, dientes con diferentes formas, tres filas en su pre-maxilar, y conocido por su capacidad luchadora y voraz en el río Amazonas, el sábalo es uno de los peces que lidera la dieta y gastronomía de los leticianos y comunidades de la cuenca del Orinoco y la Amazonía, y a su vez es de gran importancia en las pesquerías de países como Brasil, Perú, Colombia, Venezuela y Bolivia.


Los sábalos pertenecen a un grupo de especies conocidos como frugívoros, es decir que consumen grandes cantidades de frutos y semillas, que en este caso les provee el bosque inundado. Este tipo de interacción es muy importante debido a que son recíprocas ecológicamente: reciben una ganancia energética y a su vez actúan como dispersores de semillas ayudando a la regeneración natural del bosque.


Por ser un pez de arroyos y de ríos pequeños tiene un muy buen sabor, lo que ha generado toda una gastronomía asociada con esta especie, en la que predominan preparaciones como asado y guisado, y otras tradicionales como el moqueado (pescado ahumado), consumido históricamente por las comunidades indígenas.


Puedes leer: Arrecifes coralinos blindan y alimentan a San Andrés.
 

La especie representa un 3 % de los desembarcos que llegan al puerto de Leticia.


Junto a palometas, chillones y bocachicos, el sábalo dinamiza la economía local, donde el precio de un kilo puede costar hasta 20.000 pesos. También es apetecida para la piscicultura y para pesca deportiva o recreativa, por ser muy luchadora y voraz.


El biólogo Jhon Jairo Patarroyo-Báez, magíster en Estudios Amazónicos de la UNAL Sede Amazonia, señala que aunque en la actualidad el sábalo no está en un alto grado de amenaza, sí cree que la especie es sobreexplotada en algunas partes de su área de su distribución,  como lo demuestra en su investigación.


Al respecto señala que “además de la posible reducción del recurso, la sobrepesca tiene consecuencias negativas para la estructura poblacional, ya que reduce el tamaño de la primera reproducción. Por otro lado, la sobrepesca de peces frugívoros afecta la composición de la comunidad vegetal, pues modifica las relaciones mutualistas entre peces y frutas. Este es un patrón que se está evidenciando en la cachama negra, especie sobreexplotada en la Amazonia Central del área de Manaos, en Brasil”.
 

Pesca sin talla

La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) establece las tallas o el tamaño mínimo para la captura de peces, que para el sábalo es de 35 cm. Para definirla, en la investigación se hizo un seguimiento en los cambios en las gónadas de las hembras.


Durante un año, el investigador Patarroyo-Baez analizó cada día a los individuos de sábalo que llegaban al puerto de Leticia; en el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi los midió y pesó, y también examinó sus vísceras en búsqueda de información que le permitiera profundizar en sus hábitos alimenticios y de reproducción. En el estudio colectó 3.093 ejemplares completos para determinar sexo, grado de madurez sexual y peso de las gónadas de las hembras en los diferentes estadios.
 

Te puede interesar: Minería ilegal aumenta malaria en Guapi.


Entre los resultados el magíster destaca que identificó que la etapa de maduración –comenzaron a salir gónadas maduras o con huevos– se da entre octubre y diciembre, lo que “nos permitió inferir que durante el último trimestre del año es cuando se presenta la época de reproducción de la especie”.
 

Aunque la talla mínima de captura establecida por las autoridades ambientales sí corresponde con de madurez planteada en la investigación, en época de aguas bajas y aguas en ascenso, la mayoría de los peces que llegan a la plaza de mercado son pequeños, y se identificó además que un 65 % de los individuos analizados estaban por debajo de los 35 cm.
 

Un llamado a las autoridades


Para el profesor Santiago Duque, del Laboratorio de Manejo y Gestión de Humedales del Instituto Amazónico de Investigaciones (Imani) de la UNAL Sede Amazonia, y director del trabajo del magíster Patarroyo-Baez, los resultados de esta investigación proveen una línea base científica sobre los rasgos básicos de la historia de vida del sábalo, útil para el sector pesquero porque proporciona información concreta para que entre la autoridad pesquera y los usuarios del recurso tomen decisiones favorables para la especie.


Entre las recomendaciones se encuentran: continuar el monitoreo de los desembarcos de esta especie tanto en el puerto como en la plaza de mercado de Leticia, y también en el puerto de Tabatinga (en la frontera con Brasil), a fin de establecer la evolución de tallas y la dinámica poblacional que permitan evidenciar posibles cambios y realizar modelos que faciliten la predicción de comportamientos atípicos en la población.


Además: Puerto Las Américas: peligro inminente para Taganga.


También es fundamental evaluar la representatividad económica de esta especie tanto en las poblaciones ribereñas como en el mercado local de Leticia, lo cual contribuirá a tomar decisiones conducentes a un manejo sostenible del recurso.


Por último, el magíster destaca que “es muy importante que la autoridad pesquera nacional revise y acoja los resultados de esta investigación para facilitar la discusión en torno al manejo del recurso con gremios pesqueros, comerciantes, intermediarios y consumidores finales”.


En ese sentido, propone los siguientes criterios para un manejo adecuado del sábalo: la talla mínima de captura debe ser de 35,7 cm y la máxima de 38 cm; esta se debe implementar durante el periodo de aguas altas (marzo, abril y mayo). Así mismo, entre agosto y noviembre se deben ejercer mayores controles en la talla de captura, y más que enfocarse en concientizar a los pescadores, las autoridades deben centrarse en el consumidor, pues en la medida en que este exija sábalos de una talla mínima de captura y madurez, esto repercutirá en los peces capturados.

Relacionados

4141,1,95,4142

Cuando se habla de pulmones verdes y ecosistemas claves para frenar el calentamiento global, casi siempre vienen a la mente espacios como la Amazonia...

Corría 1971 cuando timbró el teléfono y se oyó la voz de Alejandro Reyes Posada, quien me dijo: “Acaba de llegar del Putumayo (aún no era...

La Amazonia colombiana ocupa casi el 41 % del territorio nacional, y está formada en gran parte por bosques que brindan servicios ecosistémicos, los...

Excavations carried out during the last five years in this Protected Archeological Area of Colombia substantiate the hypothesis of colonization of...

Después de más de 25 años de trabajo intercultural entre la academia y el pueblo murui-muina (antes uitoto) se concreta una valiosa obra de alrededor...

Consejo Editorial