Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
Residuos de plaguicidas en cultivos de tomate, un riesgo para la salud y los ecosistemas

Después de la papa, el tomate es la segunda hortaliza de mayor consumo en Colombia y una de las más requeridas en el mundo. En el país se produce una importante cantidad de tomate, en Cundinamarca, Boyacá, Santander, Antioquia y el Eje Cafetero, especialmente en Risaralda y Caldas.


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el tomate se produce en 177 países en el mundo, siendo China –con 59 millones de toneladas al año– e India, los principales productores. Turquía, Estados Unidos, Egipto, Irán, Italia, España, México y Brasil contribuyen con cerca del 81 % de la producción mundial, y Colombia se encuentra en la posición 30 con un estimado de 714.314 toneladas al año, aportando el 0,3 % de la producción total.


Los sistemas productivos de estos cultivos en Colombia se desarrollan convencionalmente bajo invernadero (especialmente en Boyacá) o en campo abierto (Santander). En ambos escenarios, a estos cultivos se les da manejo fitosanitario basado en plaguicidas de síntesis química, destinadas a prevenir, destruir, atraer, repeler o combatir cualquier plaga, incluyendo vectores de enfermedades humanas o animales, a las especies no deseadas de plantas o animales que afectan la producción, almacenamiento, transporte, distribución y elaboración de alimentos, productos agrícolas o alimentos para animales.
 

Puedes leer: Hongo fortalecido con enzima, opción natural para atacar la plaga de caña panelera.
 

La investigación del doctor en Agroecología Luis Alejandro Arias Rodríguez, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), evaluó el uso y destino ambiental de plaguicidas en estas dos regiones productoras de tomate, para estimar los riesgos asociados bajo un enfoque agroecológico. Dentro de sus resultados, reveló que a estos cultivos se les da un manejo químico predominante con uso excesivo e inadecuado con 111 principios activos diferentes, principalmente insecticidas y fungicidas.

Este hallazgo representa un riesgo a la salud humana ante el consumo de tomate de esas regiones, y también para los polinizadores en los ecosistemas, como las abejas, y para los organismos y microorganismos acuáticos y terrestres.


En los seres humanos se presenta una bioacumulación –acumulación de sustancias químicas en organismos vivos– que con el tiempo puede causar enfermedades relacionadas con el metabolismo, daño a los pulmones, al hígado, hepatitis tóxica, daños en el sistema nervioso o inmunológico, entre otros. También puede ocasionar enfermedades en la piel, como dermatitis o pigmentación para el caso de los agricultores, debido a la exposición frecuente y contacto con hojas con residuos.


El estudio, que duró cerca de ocho años en su desarrollo, incluyó 252 encuestas semiestructuradas (con preguntas abiertas y cerradas) y caracterizó cada sistema de producción, incluyendo aspectos socioeconómicos y fitosanitarios (riesgo de transportar o transmitir plagas del sector agrícola de importancia económica), con el fin de establecer los patrones de manejo más comunes en las regiones de estudio.
 

Te puede interesar: Bacterias, candidatas idóneas para atacar enemigos del aguacate.
 

Por medio de 392 muestras compuestas, se determinó el destino ambiental de plaguicidas y se evaluó el riesgo ambiental incluyendo el ecológico y el de consumo, este último con 696 muestras de frutos de las regiones de estudio y Bogotá, donde se tomaron cerca de 400 muestras de 19 de las 20 localidades. Además se integró la percepción de los actores mediante 134 encuestas semiestructuradas y se propusieron soluciones alternativas desde la agroecología.
 

“Los productores no perciben el peligro”


Una de las mayores preocupaciones que deja la investigación del doctor Arias es que los productores en ambas regiones no perciben ningún riesgo por el uso de estos plaguicidas, pese a que existe. Tampoco tienen información clara de a dónde están llegando los residuos después de aplicarlos.

El estudio aplicó encuestas a los agricultores sobre su información general como género, edad, tamaño de la finca, cultivos que siembra, uso de plaguicidas, problemas fitosanitarios comunes; de comportamiento como su rol en la finca y si cuentan con alguna certificación; de hábitos, como tiempo cultivando, quién toma las decisiones de manejo, uso o no de equipos para protección y por qué; sobre el costo de plaguicidas y de bioinsumos, y cuál manejo prefieren; factores contextuales enfocados en capacitación y el grado de educación. Por último, se preguntó sobre las consecuencias del uso de plaguicidas, percepción del destino ambiental, percepción del riesgo, consumo de tomate producido, la expectativa de las consecuencias como enfermedades y posibles soluciones.

 

Para el investigador, “la agricultura es una de las actividades del hombre en la cual se aplican sustancias tóxicas de forma deliberada y se ve como una práctica ‘normal’. Y aunque no se haga de forma intencionada hay que involucrar y tener claro todos esos riesgos”. Teniendo en cuenta esto, plantea una transición agroecológica a través de la educación y capacitación, mirar otros tipos de manejo ya existentes, y fomentar el interés por sistemas agroecológicos que igual pueden producir los alimentos, pero de forma sana.
 

Además: Proteínas blindan al clavel contra ataque de hongos.
 

Soluciones alternativas


Los problemas fitosanitarios más relevantes en el cultivo de tomate son los producidos por artrópodos plaga como la mosca blanca (Trialeurodes vaporarioum), cogollero y minador de la hoja (Tuta absoluta), pasador del fruto (Neoleucinodes elegantalis) y minadores. Por otra parte, están las enfermedades producidas por hongos como Botrytis cinerea, Phytophtora infestans y Oidium spp.


Para manejar estos problemas es común implementar medidas con bajos niveles tecnológicos, siendo el uso de plaguicidas de síntesis química el más frecuente, y en el cual se utilizan diferentes ingredientes activos de diversos grupos químicos. En menor medida se implementan alternativas como control biológico y uso de productos de origen botánico.


Para Heliodoro Argüello Arias, doctor en Sistemas Agrícolas de la Universidad de Florida y docente de la UNAL, además de poner en evidencia el problema es fundamental ofrecer alternativas y sistemas de solución agroecológicos que permitan la inocuidad, para el productor, el ambiente y el consumidor.

“Existe una serie de estrategias y alternativas que permiten promover una cultura diferente a los plaguicidas y tiene que ver con un manejo integral del cultivo no se trata de sustituir producto por otro, sino manejar sistémicamente un sistema de producción”, agrega.


Según el investigador Arias, lo que se busca con estos sistemas es que la planta esté bien nutrida, es decir que en los cultivos se puedan realizar estudios de suelo, de aplicación de fertirriego y buen balance de los requerimientos nutricionales de la planta, sobre todo en cultivos de tomate, papa o tomate de árbol, ya que al estar expuestos a tantas plagas y enfermedades es necesario que su producción se haga en ambientes controlados, vigilando el ingreso de vectores que los puedan afectar.


Para el caso de los invernaderos, el docente recomienda utilizar túneles de ingreso, en los que los operarios puedan limpiarse y desinfectar los instrumentos antes de entrar. Así mismo, tener la precaución de ingresar con overoles limpios, tapabocas y gorros, que sumados a la buena nutrición de las plantas puede crear un mejor ambiente para los cultivos y evitar la aparición de plagas que puedan perjudicarlos.

Relacionados

9,875,4352,435,840,4268

Para muchas mujeres de Colombia dedicarse al cuidado es una forma de realizarse y empoderarse, un verdadero proyecto de vida. Sin embargo, esta...

Una convocatoria de Colciencias (actual MinCiencias) fue el punto de partida de la Red Nacional para la Bioprospección de Frutas Tropicales...

¿Quiénes podrán recibir la tercera dosis de la vacuna? Según el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, los inmunizados serán las...

Evidentemente en el mundo todo evoluciona: mientras hace unos años las empresas más importantes y valiosas del mundo eran las grandes fábricas, hoy en...

La pandemia por el COVID-19 agudizó las cifras de suicidio. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para 2021 se han...

Consejo Editorial