Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Puerto Rico: el gobernador no tiene quien le escriba

El 8 de noviembre de 2016, con 660.510 votos –casi el 42 % de los sufragios emitidos–, Ricardo Rosselló Nevares se convirtió en el undécimo gobernador electo de Puerto Rico, a sus 37 de edad.

Sin embargo en los últimos días ese apoyo se ha transformado en un rechazo contundente del pueblo, e incluso de sus compañeros de partido.

El detonante que impulsó ese repudio colectivo y el consiguiente reclamo de que renuncie a su puesto ha sido la publicación de un chat privado entre el gobernador, los miembros de su gabinete y sus amigos personales.

Además de comentarios ofensivos contra todos los sectores de la población, el contenido del chat también dejaba ver la posible existencia de un amplio esquema de corrupción, según las revelaciones del Centro de Periodismo Investigativo.

Sin importar su ideología, se calcula que más de 1 millón de ciudadanos de la Isla –cuya población es de casi 4 millones de habitantes– han salido a las calles por más de una semana para exigir la renuncia del gobernador. De hecho el pasado lunes 22 de julio se llevó a cabo en San Juan Puerto Rico una marcha multitudinaria sin precedentes en la historia del país por el número de manifestantes y por haber reunido a casi todos los sectores nacionales.

Simultáneamente con las marchas, la mayoría de los alcaldes, la cúpula de su partido político, una gran cantidad de artistas, periodistas, deportistas, líderes comunitarios y grupos profesionales han pedido que Roselló no continúe en el cargo.

El poder legislativo, en particular la Cámara de Representantes porque así lo estipula la Constitución, ha dado los primeros pasos para un proceso de “residenciamiento” que se pudiera iniciar en las próximas semanas, pues el gobernador ha manifestado en más de una ocasión que no renunciará.

Cabe entonces la pregunta: ¿qué ha pasado en Puerto Rico para que el gobernador Rosselló, que obtuvo el apoyo de un sector mayoritario de los votantes de este país y que gozaba de la simpatía de amplios sectores de la población puertorriqueña, reciba ahora el rechazo prácticamente unánime de su pueblo?

Vientos de crisis económica y huracanes

La respuesta resulta un tanto compleja y multidimensional. En primer lugar, desde 2006 la población puertorriqueña ha venido sufriendo la recesión económica más prolongada de su historia.

A pesar de que Estados Unidos también sufrió una crisis en este periodo ya se recuperó y hoy tiene una economía vibrante, aunque no libre de problemas. La deuda pública de Puerto Rico, que rebasa los 70.000 millones de dólares, además de la imposibilidad de acceder a los mercados mundiales de valores, por haberse devaluado su crédito, han provocado un estancamiento económico.

Las medidas de austeridad impuestas por la Junta de Supervisión Fiscal nombrada por el Congreso de los Estados Unidos en tiempos del presidente Barack Obama, y que persiste hasta hoy, han agudizado la situación.

El gobernador Rosselló llegó al poder con la consigna de que la deuda se podía pagar, pues en el presupuesto de Puerto Rico existía el dinero, y lo que sucedía era que sus predecesores no sabían administrarlo. Lo cierto es que el dinero no estaba, y Puerto Rico entró en un proceso de quiebra. La crisis se ha agudizado, y para paliarla, tanto el gobierno local como la Junta de Supervisión Fiscal han continuado exprimiendo los bolsillos de los puertorriqueños.

De otra parte, en noviembre de 2017 los huracanes Irma (6 de septiembre) y María (20 de septiembre) azotaron la Isla, lo que provocó daños económicos que se estiman en más de 85.000 millones de dólares.

A medida que se consolidan las informaciones se ha conocido que el huracán María provocó, directa o indirectamente, la muerte de 4.645 personas. También destruyó gran parte de la infraestructura de redes viales, energía eléctrica, comunicación telefónica y redes de internet, entre otras.

Gran parte de la Isla estuvo sin servicio de energía eléctrica por meses. La opinión predominante entre los ciudadanos es que las respuestas a estos desastres, tanto del Gobierno de Puerto Rico como del Gobierno de los Estados Unidos fueron muy lentas e inadecuadas.

El manejo reciente de la crisis económica y de los desastres naturales pusieron en evidencia que Roselló no tenía ninguna experiencia previa en administración, y que ganó las elecciones con una única carta de presentación: ser hijo del exgobernador Pedro Rosselló, que gobernó la Isla de 1993 a 2001.

Corrupción galopante

Otros elementos que parecen haber abonado la actual crisis política y de institucionalidad que se vive en Puerto Rico son los casos de corrupción develados recientemente.

En primer lugar, hace dos meses la secretaria de Hacienda de Puerto Rico, Teresita Fuentes, renunció a su cargo después de informarle al gobernador Rosselló sobre la existencia de una red de corrupción en dicho organismo fiscal. En una carta compartida con la prensa, la funcionaria reveló que el gobernador hizo caso omiso de su información y no la apoyó en su intención de destruir la red.

Más adelante el gobernador nombró como secretario de Hacienda a Raúl Maldonado, quien ventiló en los medios de comunicación la existencia de la red de corrupción, y poco tiempo después fue destituido de su cargo, hace pocas semanas.

Además, recientemente las autoridades federales de Estados Unidos en Puerto Rico emitieron órdenes de arresto contra la exsecretaria del Departamento de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, acusada de haber participado en una red que cometió fraude, robo, fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para lavado de dinero.

La semana pasada también fueron arrestados Ángela Ávila –exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES)– y Fernando Scherrer Caillet, presidente para Puerto Rico de la multinacional BDO, que reúne empresas de contabilidad, impuestos, consultoría y asesoramiento empresarial.

Según los cargos, la firma de Scherrer –uno de los mayores aportantes a la campaña del gobernador Rosselló– les ofrecía servicios a varias agencias del Gobierno de Puerto Rico y con ello obtenía información financiera y tributaria reservada que le permitió cometer diversos fraudes.

Los chats detonantes

La gota que parece haber colmado la copa fue la filtración a los medios de comunicación de los chats que a través de Telegram sostuvieron el gobernador, varios secretarios de dependencias públicas, consultores y allegados al gobierno de Rosselló Nevares.

En los chats –cuyo escándalo se conoce ahora como el “Telegram-gate” y del cual se han revelado 889 páginas– el gobernador y sus interlocutores muchas vees usaban lenguaje soez, machista, homofóbico, misógino e insolidario (puede accederse a los chats a través de este enlace: https://www.noticel.com/ahora/gobierno/publicado-el-chat-completo-del-telegramgate/1094908849)

En varios apartados de los chats, Roselló y sus amigos se burlaban de las personas obesas, de los homosexuales, de las víctimas del huracán María, de los miembros de la prensa, de la muerte de varios líderes independentistas, entre otros.

Resultan preocupantes las revelaciones de los chats relacionadas con la orquestación de campañas a través de las redes sociales para desacreditar a rivales o enemigos políticos. Más alarmante aún resulta el hecho de que en la charla se discutían asuntos y estrategias de política pública y algunos miembros del grupo de conversación no eran oficiales del Gobierno de Puerto Rico sino asesores o consultores de este, lo cual les ponía en contacto con información privilegiada que podía ser compartida con terceros y que podía ir en detrimento de la administración del Estado.

El pasado 21 de julio el gobernador Rosselló anunció que renunciaba a la Presidencia del Partido Nuevo Progresista y que no se postularía como candidato a la Gobernación en 2020. Sin embargo, contrario a lo solicitado por amplios sectores de la Isla, no habló de apartarse de su cargo de gobernador. Argumentó que seguiría en su puesto para darle continuidad a varios proyectos importantes de índole social y económica.

Al día siguiente se llevó a cabo en San Juan Puerto Rico la marcha que provocó que los principales centros comerciales de la ciudad capital no operaran.

La manifestación fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación de Estados Unidos y de otros medios internacionales. De hecho, en medio de una conferencia de prensa, periodistas estadounidenses le preguntaron al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sobre las manifestaciones en contra del gobernador Rosselló, y este señaló que el liderazgo político puertorriqueño era terriblemente incompetente y corrupto.

La presión social dentro y fuera del país para la dimisión del gobernador Rosselló continúa en la Isla y en comunidades de puertorriqueños dispersos por los Estados Unidos y otros países del mundo. A esta se suman a diario importantes sectores de la vida pública en Puerto Rico y los Estados Unidos.

El gobernador se ha quedado solo, y el que ahora atraviesa una crisis detonada por lo que le escribían y escribía en los chats, no tiene quien le escriba.

Existe una gran probabilidad de que no termine su mandato, bien sea porque tenga que renunciar, o porque un proceso de “residenciamiento”provoque la separación de su cargo. El tiempo lo dirá. O los chats.

Relacionados

2308,59,20,2108,293,490,515,2415

Burocracia, tramitomanía y duplicidad son algunos de los fenómenos que se deben atacar en la contratación estatal. Solo en el Atlántico este tipo de...

La educación media en Colombia no existe como ciclo. La distinción entre modalidad académica y técnica que hace la Ley General de Educación es...

Un gobierno que no se conecta con la clase política –más allá de su partido–, que no ha logrado avanzar en un modelo económico viable para el país, y...

La historia reciente de Colombia cuenta con ejemplos de grupos armados que han abandonado la vida armada para incursionar en el ámbito de la política....

Reducir el gasto público, el salario mínimo y los beneficios a los jubilados son algunas de las medidas promovidas por el Gobierno de Puerto Rico para...

Consejo Editorial