Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Propuestas para implementar una verdadera reforma tributaria estructural

Revisión de los beneficios tributarios del impuesto sobre la renta y complementarios


Los beneficios fiscales erosionan la base fiscal del impuesto sobre la renta y complementarios de manera ostensible, aumentando la brecha entre las tarifas nominales y efectivas. De igual forma, deteriora la progresividad y la equidad del sistema. A ello se suma que los principales beneficiarios son los grandes conglomerados, como las personas más ricas.


El gasto fiscal estimado en 2018 para las personas jurídicas ascendió a 12 billones de pesos en el rubro de “ingresos no constitutivos de renta”, 4 billones de pesos en “rentas exentas” y 1 billón de pesos en “descuentos tributarios”. En el caso de las personas naturales (PN) este mismo gasto ascendió a 7 billones de pesos, concentrado en lo fundamental en el 1 % y el 1 x 1.000 más rico. Estos beneficios se deben revisar, pues el nuevo recaudo es cercano a los 24 billones de pesos.


Puedes leer: Mayor deuda para Bogotá, ¿cuál es su propósito?.
 

No a la universalización de la tarifa general del 19 % de IVA a los bienes y servicios de la canasta familiar


La universalización del IVA para todos los bienes y servicios de la canasta familiar afecta negativamente a las familias pobres y vulnerables. Según la clasificación de clases sociales realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) –en especial con base en la última Encuesta Nacional de Presupuesto de los Hogares–, el 55 % de ellos se clasifica en pobreza extrema, pobreza y vulnerabilidad; además, la “clase media” representan cerca de 6 millones de hogares, de los cuales el 42 % tiene un ingreso mensual que oscila entre los 2 y 3 smmlv, obtenido por remuneraciones no salariales y en labores informales, por lo cual es muy probable que la pandemia los lleve a una situación de vulnerabilidad o de pobreza.

 


Así pues, es muy probable que estas clases sociales sufran cambios sustanciales por el gran impacto que ha tenido el aumento del desempleo debido al confinamiento para contener la pandemia del COVID-19. Los hogares en pobreza y en vulnerabilidad aumentarán mientras se adelgaza la clase media.
 

La universalización de la tarifa del 19 % de IVA a toda la canasta familiar reduciría el bienestar de las clases sociales baja y media.


El argumento tanto del Gobierno nacional como de la comisión de expertos internacionales que evalúa los beneficios de las exenciones en el impuesto al valor agregado, es que los grandes favorecidos con las tarifas reducidas y diferenciales en la canasta familiar son las clases altas, y que el impacto regresivo de la universalización del IVA se revierte a través de la devolución a los hogares en pobreza y vulnerabilidad.

Sin embargo, según los cálculos realizados por el CPPF, la devolución del IVA –que el Gobierno nacional comenzó a implementar este año– cubre a 1 millón de hogares, es decir al 87 % de los hogares en pobreza extrema, el 23 % en pobreza y el 12 % de los hogares en vulnerabilidad y en pobreza. Así pues, la devolución del IVA es una falacia pues no cubre al 100 % de los hogares pobres.


La generación de la tarifa del 19 % a toda la canasta familiar afectaría de manera considerable a los hogares pobres, a los vulnerables y a la clase media. En ese orden de ideas, se consensuó la posibilidad de un gravamen a los hogares de la clase alta, por la vía de la declaración sobre la renta y complementarios acorde con lo que representa el gasto de la canasta familiar sobre el ingreso bruto. Por esta vía es posible aumentar el recaudo en un rango que oscila entre 10 y 15 billones de pesos por año.
 

Aumentar la tarifa del impuesto predial


Según los estudios que hemos adelantado, la tarifa media del impuesto predial (recaudo/avalúo catastral) está cerca del límite inferior del rango sobre el cual los concejos municipales tienen la posibilidad de elegir. Además, un importante número de entidades tienen un catastro desactualizado. Por ello, la propuesta es adelantar el catastro multipropósito que permita gravar la propiedad de la tierra dependiendo no solo de su valor sino de la vocación del uso del suelo.
 

Puedes escuchar: ¿Cómo va la reactivación económica en Colombia?.
 

Profundizar los impuestos directos


Uno de los temas en los cuales no se logró consenso pero que es necesario reivindicar, y que llama la atención del sistema fiscal colombiano, es la alta concentración que existe tanto en el patrimonio como en el ingreso. Al calcular la concentración con base en las declaraciones del impuesto sobre la renta y complementarios de las PN en Colombia, el índice Gini para el patrimonio llegó a ser de 0,6819 y para el ingreso bruto de 0,6159. Si se toma como fuente de información las 10 mil empresas más grandes del país, publicada por la Superintendencia de Sociedades, el 70 por ciento de los Ingresos Operacionales se concentra en el decil 10 de las firmas más grandes y su relación con los ingresos reportados por las empresas del decil 1 (las menos grandes) fue 71 veces superior. Esto se corresponde con un coeficiente de Gini de 0.7926. En cuanto al Patrimonio, el decil de las empresas más grandes concentra el 84 por ciento del total, su relación con el del decil 1 es de 624 veces correspondiéndole con un coeficiente de Gini de 0.9094.


Estos niveles de concentración obligan a discutir sobre la necesidad de hacer más progresivas las tasas de tributación efectivas a nivel del 1 % y el 1 x 1.000 más de las personas naturales más ricas, además de tener tasas progresivas en el impuesto al patrimonio.


En el caso de las personas jurídicas, los altos niveles de concentración tanto en el ingreso como en el patrimonio llevan a estudiar la posibilidad de tener tarifas progresivas en renta y en patrimonio. Es una falacia pensar que solo las tarifas planas son las que llevan a las empresas a tomar decisiones eficientes.
 

Puedes ver: ¿Qué es y cómo acogerse a la ley de insolvencia económica por la crisis?.
 

Reducir la elusión y la evasión fiscal


La elusión y la evasión fiscal son dos problemas tanto de nuestro sistema fiscal como de una sociedad con altos niveles de informalidad laboral y empresarial. Por ello se debe crear toda una institucionalidad, reglas formales e informales, que permitan reducirlos, entre ellas la eliminación de las exenciones y los beneficios fiscales para las empresas y personas naturales; el fortalecimiento técnico de la administración tributaria; la reducción de la brecha entre la tarifa nominal y efectiva; y la creación de una tarifa efectiva mínima, entre otras.


En suma, la reforma tributaria estructural es una necesidad de nuestro sistema fiscal, y debe empezar porque los ricos y las empresas paguen lo que deben pagar. La reactivación de la economía va más allá de fortalecer el sistema tributario y mejorar la redistribución del ingreso y del patrimonio por la vía de impuestos que cumplan los principios constitucionales del Estado social de derecho.

Relacionados

1765,4383,4384,3079

La reforma tributaria que se quiere discutir ahora pretende generalizar el IVA en la canasta familiar y aumentarlo en ciertos servicios, además de...

El esbozo de reforma tributaria de la actual administración tiene tanto el aval como la visión y el marco conceptual del Fondo Monetario Internacional...

El sistema tributario en Colombia requiere un cambio estructural profundo para el largo plazo: si bien cada dos años o menos se hacen reformas...

Para observar el posible impacto del IVA sobre los arriendos, se realiza una aproximación con base en la Encuesta Nacional de Presupuesto de los...

Independientemente de la pandemia por el COVID-19, el Gobierno nacional requiere de una reforma tributaria. La nación no tiene los recursos propios...

Consejo Editorial
"