Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Productividad vs. competitividad en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e innovación

En las dos últimas ediciones del Informe Nacional de Competitividad, 2018-2019 y 2019-2020, sus autores concluyen acertadamente que Colombia debe priorizar en tres frentes: mejorar las condiciones habilitantes que permitan aumentar la productividad; optimizar el funcionamiento de los mercados, y apostar con decisión a la innovación empresarial.
 

En cuanto a esta última, está muy claro que de tiempo atrás existe desarticulación entre las entidades y falta de compromiso para aumentar la inversión en ciencia, tecnología e innovación (CTI), que hoy está por debajo del 0,2 % del producto interno bruto (PIB). Los gobiernos han fallado en tener una estrategia clara en esta materia, lo mismo que sucede con el documento Conpes de CTI que se propuso hace algunos años y que nunca vio la luz.
 

Puedes ver: “Con la pandemia nos damos cuenta de las deficiencias de la tecnología”.
 

En el campo de la innovación, los índices comparativos mundiales sobre innovación y competitividad muestran a Colombia en posiciones muy intermedias, tendiendo a bajar, por múltiples razones. Una de ellas es la desarticulación entre los Sistemas Nacionales (Agrario, de Salud y de Competitividad por nombrar algunos) y el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI).


El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación espera tener listo el acuerdo de conformación del SNCTI a finales de junio de 2020 para establecer una clara política pública en CTI, con una visión de largo plazo que focalice los esfuerzos en resolver problemas del país y que dé continuidad a la financiación de las actividades de este sector, y que defina prioridades y responsables, además de mecanismos efectivos de articulación entre la política de CTI y la política productiva y comercial del país.


La innovación es un determinante crítico de la productividad y de la creación de valor en una economía; su capacidad en un país depende del ecosistema existente y requiere condiciones estables e incentivos a la colaboración, un proceso mediante el cual las ideas se convierten en productos exitosos, nuevos bienes y servicios y nuevos modelos de negocio y organizacionales.
 

En reuniones con Minciencias, la comunidad académica –incluidos los miembros de la Misión de Sabios– ha sido clara en que la estructura de la propuesta del SNCTI debe ser un sistema abierto. Se proponen entonces el Consejo Nacional de Política de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Consejo Científico Nacional, los cuales deben tener fundamentalmente:
 

  • Una estructura muy flexible, que permita discusiones de largo plazo sobre CTI.
  • Que los miembros tanto del sector privado como del público, la academia y el Gobierno se nombren con base en meritocracia. Así mismo deben representar al país y no a una institución o a su profesión. Que trabajen en bien del país y no de su gremio.
  • El SNCTI se debe articular con todos los sistemas nacionales y no solo con el de competitividad.
  • Que estos dos consejos nacionales se designen como asesores del Estado colombiano y no como entes consultivos, pues reñirían con la condición legal de las academias colombianas de cuerpos consultivos.
  • Que estos consejos asesoren no solo al Gobierno, sino también a la rama legislativa y a las mismas Cortes.
     

Ambos consejos tendrán múltiples tareas para consolidar una política pública sobre CTI que vaya más allá de un cuatrienio y sirva para que la CTI en Colombia avance como la comunidad académica lo ha planteado en diferentes oportunidades.
 

Te puede interesar: Trabajo con la comunidad, fundamental para mitigar la brecha tecnológica.
 

Una de estas tareas es la discusión sobre la creación de una infraestructura adecuada –como institutos de investigación en diferentes áreas– con la capacidad de albergar científicos y equipos interdisciplinarios, con físicos, matemáticos, economistas, sociólogos e ingenieros, entre otros, que permitan desarrollar CTI, como medios para promover proyectos de investigación aplicada, enfocados a atender necesidades reales productivas y sociales en cada sector colombiano y traducirse en una política pública sobre CTI en Colombia.


Pero así mismo, la transferencia de conocimiento generado en las universidades y centros de investigación a las empresas requiere de entidades expertas en transferencia de tecnología, que utilicen la trazabilidad de resultados de investigación a nivel de tesis de doctorado o maestrías. También que identifiquen los resultados investigativos susceptibles de transitar hacia una innovación y brinden información a las partes y ayuden a identificar el potencial de mercado de estos resultados, además de las necesidades de soluciones para el “sector productivo”.

Relacionados

3543,171,204,3544,2854

En Colombia parece que estamos lejos de tener un sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTeI) capaz de responder las grandes preguntas de la...

Crear el Instituto Superior de Investigación en Educación y Alta Formación de Maestros, producir investigación en temas de biodiversidad,...

Aunque tradicionalmente Colombia ha mantenido altas tasas de desempleo, los esfuerzos de los Gobiernos, por lo menos desde hace cuatro décadas, se han...

En Manizales, un grupo de mujeres está cambiando un estilo de vida propio del campo. Tras enfrentarse al machismo tradicional de la región, superaron...

Restricciones ambientales, altos precios de la tierra e incentivos tributarios son algunos de los factores que motivan el movimiento de la industria...

Consejo Editorial