Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Primera “fotografía” de la biodiversidad en Caquetá después del conflicto

En la Amazonia Andina, semana tras semana cientos de hectáreas de bosque son arrasados para convertirse en pastizales. En febrero de este año los reportes del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) evidenciaban que solo en San Vicente del Caguán se concentraba el 21 % de las alertas de deforestación emitidas en el último trimestre de 2017.

Los expertos de la entidad hablaban de 75 parches deforestados con una superficie de más de 50 hectáreas, 20 de los cuales tenían una extensión de entre 100 y 230 hectáreas, que corresponden, por ejemplo, al 6 % de la localidad de Chapinero, cuya extensión total es de 3.898 hectáreas.

Ese es el frente de colonización más activo del país y una zona tradicionalmente ganadera en la que el cambio de poderes producto del posconflicto parece haber acelerado un proceso de transformación profunda y continua del paisaje, con un efecto directo sobre su fauna.

La tarea de Alexander Velásquez Valencia, doctor en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (UN), ha sido identificar a estos animales –en particular las aves–, sus patrones de distribución y su respuesta frente a los cambios producidos.

El investigador analizó cómo los parches de vegetación creados por tres sistemas de producción agropecuaria (ganadería tradicional, agroforestal y silvoforestal) han influido en la presencia de las comunidades de aves. Para ello, observó y recopiló información de las especies en los municipios caqueteños de Florencia, Morelia, Belén de los Andaquíes y San Vicente del Caguán, afectados por el conflicto armado.

El sistema agroforestal es una forma de cultivo en la que existen al menos dos especies de plantas que interactúan biológicamente, de las cuales una corresponde a un tipo de árbol y la otra tiene fines agrícolas. En el silvopastoril, los árboles o arbustos interactúan con pastizales y animales.

De los tres sistemas, las coberturas de vegetación creadas por el agroforestal benefician la diversidad y equidad en las especies. En este tipo de paisajes de vegetación cerrada –cuya alta presencia de árboles dificulta la llegada de la luz del sol al suelo– se observaron 2.270 individuos correspondientes a 21 órdenes, 45 familias, 122 géneros y 186 especies.

Una gran diversidad

Con 5.265 minutos de observación realizada en 351 puntos de 39 mosaicos de 1 km2, seleccionados en los cuatro municipios caqueteños mencionados, se registraron 262 especies de aves y 6.720 individuos distribuidos en 23 órdenes y 54 familias.

Estas cifras muestran la gran biodiversidad que habita en Caquetá, si se tiene en cuenta que en la compleja geografía colombiana se pueden observar alrededor de 1.932 especies de aves, de las cuales el 13 % se avistó en el estudio realizado por el doctor Velásquez, aunque 97 de ellas solo se observaran una vez durante el muestreo.

“Cuando decimos que los agroforestales presentan una mayor diversidad estamos hablando de que las especies tienen un número de individuos más homogéneo. En la ganadería esa equidad no se presenta”.

En el sistema de producción silvopastoril se observó el menor número de especies (101) mientras que en los paisajes del sistema de ganadería tradicional se registraron 193, más que en cualquiera de los otros dos analizados. Según el investigador, aunque esto representa una mayor riqueza de especies, el paisaje agroforestal presenta una mayor diversidad.

“La riqueza se expresa como el número de especies presente en cada uno de los sistemas, y la abundancia como el número de individuos. La diversidad es una relación que existe entre esas dos variables”, precisa el profesor Velásquez, quien en la actualidad dirige el Centro de Investigaciones de la Universidad de la Amazonia.

Es así como el sistema de ganadería tradicional presenta mayores valores relacionados con abundancia y dominancia, pues tiene especies como Bubulcus ibis, conocida comúnmente como la garza ganadera, con 592 individuos, o Ara severus (guacamaya cariseca) con 264. También se destacan 42 especies que presentaron solo un individuo, lo que muestra un panorama inequitativo.

“Cuando decimos que los agroforestales presentan una mayor diversidad estamos hablando de que las especies tienen un número de individuos más homogéneo. En la ganadería esa equidad no se presenta”, señala el investigador. Además explica que en los paisajes de vegetación abierta de la ganadería habitan especies que no requieren necesariamente de buenas condiciones de hábitat y que muchas veces hacen presencia en áreas degradadas.

Para la profesora María Argenis Bonilla, del Departamento de Biología de la UN y directora de la tesis, se puede interpretar que aunque en los pastizales se dieron procesos de intervención que transformaron y disminuyeron la diversidad, también generaron oportunidades para otras especies.

La dominancia de estas especies con mayor abundancia de individuos en las áreas ganaderas evidencia que las comunidades muestreadas durante el estudio son sometidas a perturbaciones continuas en los hábitats y que se favorecen de los cambios experimentados por la alteración de los paisajes.

Otro aspecto considerado por el investigador fueron 15 gremios de forrajeo, es decir la forma como las aves se agrupan respecto a su fuente de alimento en aves consumidoras de carroña, de frutos de árboles o de insectos de interior de troncos.

También se encontraron especies que eran exclusivas de cada uno de los paisajes. Alrededor del 50 % de las que se observaron estuvieron presentes en todos los sistemas de producción; las demás fueron particulares de cada uno.

“Para los sistemas agroforestales encontré 52 especies exclusivas, para ganadería 54 y en silvopastoriles 3. Eso me dice que las aves varían de manera predecible en función de la heterogeneidad de las coberturas vegetales y demuestra que enriqueciendo mi sistema de producción con determinadas vegetaciones puedo encontrar ciertas especies de aves”, sostiene el docente.

Otro aspecto considerado por el investigador fueron 15 gremios de forrajeo, es decir la forma como las aves se agrupan respecto a su fuente de alimento en aves consumidoras de carroña, de frutos de árboles o de insectos de interior de troncos, y la manera como estos se ven afectados por cada uno de los paisajes.

Entre los hallazgos del doctor Velásquez se destaca el sistema agroforestal como el de mayor diversidad de gremios: ocho gremios tuvieron presencia en el 90 % de los mosaicos, seis en más del 64 % y solo un gremio en el 45 %.

Mientras que en ganadería tradicional nueve gremios se registraron en más del 95 % de sus mosaicos y seis en más del 32 %, en el sistema silvopastoril seis mosaicos presentaron más del 86 % de los gremios con presencia en él.

Lo preocupante es que en ninguno de los 39 mosaicos se registró la presencia del grupo de formicaridos, aves que persiguen hormigas y que se ven fuertemente afectados cuando el bosque desaparece o es intervenido.

La investigación en el posconflicto

Para el investigador no es posible determinar el efecto que han tenido la producción ganadera ni el desmonte del bosque sobre la fauna del Caquetá, porque no se conocen los inventarios de las estructuras de aves ni la composición de sus comunidades.

Esto obedece a que la violencia que azotó a la región, además de detener el avance de la deforestación, también impidió el acceso de expertos que hicieran investigaciones profundas sobre su biodiversidad.

La profesora Bonilla asegura que los datos que el investigador recolectó entre 2013 y 2015 representan la imagen de la época del conflicto. “Esa era la biodiversidad que había en ese momento, porque lo que él está analizando es el remanente del efecto del pasado”, señala la docente.

En el escenario del posconflicto la Amazonia colombiana es codiciada a la par por investigadores nacionales e internacionales interesados en estudiar sus grandes riquezas naturales y por otros que quieren seguir destruyendo sus bosques y ampliando la frontera agrícola.

Relacionados

1244,729,1457,1382,38,127,9,1458,772,413,771

La adaptación de un modelo de proyección integral, herramienta usada para la investigación en plantas, resultó idóneo para estudiar las poblaciones de...

Con 28.000 denuncias anuales de abusos sexuales, el país necesita abordar esta problemática de manera integral. En ese sentido, la castración química...

Además de los temas relacionados con la salud animal, otros factores como la pobreza, el contrabando, la violencia, la corrupción o la migración...

Una investigación busca recuperar conocimientos de la medicina tradicional de comunidades indígenas amazónicas para dar salidas “no occidentales” a...

Un nuevo sistema de medición permitirá crear métodos de protección más acordes con la geografía de Colombia, uno de los países con mayor presencia de...

Consejo Editorial