Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Presas de desechos mineros: “pésima herencia para las generaciones futuras”

El pasado viernes 24 de mayo, medios de comunicación internacionales informaron que Barão de Cocais, municipio ubicado en el estado de Minas Gerais, al suroriente de Brasil, está en alerta por un posible deslizamiento de tierra en la mina Gongo Soco de la compañía Vale, que pondría en riesgo de ruptura una represa de residuos mineros aledaña. Aunque unas 500 de personas en el área de impacto inmediato ya han sido evacuadas, miles más permanecen a la expectativa de lo que pueda pasar.

Los titulares recordaron lo sucedido en enero del presente año con la represa Córrego do Feijão –también propiedad de Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo– cuando esta cedió produciendo un río de lodo que dejó unos 60 muertos y alrededor de 300 desaparecidos en el municipio de Brumadinho (Minas Gerais), y la ruptura de los diques de la minera Samarco en 2015, que provocaron una emergencia ambiental de importantes consecuencias en Brasil.

Minas Gerais no solo concentra el 25 % de los accidentes provocados por roturas de presas de relaves en el mundo, sino que además en ese estado se localizan 220 de las 449 presas de relave incluidas en el Programa Nacional de Seguridad de Presas de Minería de Brasil. En todo el país existen 839 depósitos de desechos mineros, pero no todos se incluyen en las estadísticas porque según el órgano regulador del Gobierno central no representan un peligro.

Lo que sucede en Brasil no es muy diferente a lo que pasa en otros países. En esta segunda entrega de la entrevista concedida a UN Periódico Digital, el experto estadounidense Steven Emerman recuerda que, teniendo en cuenta la baja concentración de oro, plata o cobre de los nuevos proyectos mineros como El Mirador, en Ecuador, o Soto Norte, en Colombia, las empresas mineras suelen reducir los costos para obtener mayor lucro, lo cual representa un serio riesgo para los habitantes y los ecosistemas en aquellas zonas donde estas infraestructuras se erigen. En su opinión, “las presas de relave son una pésima herencia ambiental para las generaciones futuras, pues tendrán la responsabilidad de mantener a estos gigantes de lodo de desechos mineros durante años”. (Lea también: Presas de desechos mineros no deben escatimar en seguridad)

UN Periódico Digital (UNP-D): ¿cuáles son las principales diferencias entre una presa de residuos mineros y una presa de retención de agua, o represa?

Steven Emerman (SE): estos dos tipos de estructuras son completamente diferentes:

  • tanto las presas de generación hidroeléctrica–que generan ingresos para las empresas– como las presas de relaves (o desechos mineros) son en sí mismas costos de operación para las compañías mineras. Esta es una de las razones por las cuales el diseño y la construcción de las primeras es robusto y el de las segundas suele serlo menos;
  • las represas de agua se construyen en roca, concreto o suelo natural apropiado, mientras que las de relave se construyen con desechos mineros;
  • mientras las represas de agua están terminadas antes del llenado, las presas de relave no se construyen por completo de una sola vez, sino que las empresas mineras las edifican a medida que explotan los yacimientos;
  • con respecto a la tasa de falla, en una represa es 1 en 10.000 cada año, mientras que en las presas de relave es de 1 en 500.

UNP-D: teniendo en cuenta el material que debe soportar una presa de desechos mineros, ¿son suficientes las precauciones que se toman durante su construcción?

SE: el material más común para construir las presas de relaves son los escombros sobrantes del proceso minero, a los les siguen los desechos en sí. Sin embargo lo que se debe tener claro aquí es que el problema principal es la falta de material, pues normalmente no se adquieren materiales para la construcción afuera de la mina.

UNP-D: ¿esto quiere decir es que a pesar de las millonarias ganancias, las empresas no garantizan la seguridad en el confinamiento de los residuos tóxicos?

SE: sí, es la verdad. Es importante tener en cuenta la baja concentración de oro, plata o cobre de los nuevos proyectos mineros como El Mirador, en Ecuador, o Soto Norte, en Colombia. Existe una expresión en inglés cut corners –cortar esquinas, tomar atajos–, que en este caso se utiliza para expresar que es necesario reducir los costos para obtener mayor lucro. Por eso, como no es económicamente factible comprar rocas, suelo natural o concreto para construir este tipo de presas, lo que se suele hacer es modificar los diseños para solucionar la falta de materiales. Muchas de las fallas registradas en este tipo de construcciones han sido por la falta de material. Aunque existen métodos de gestión de minas como el método de observaciones, mediante el cual es posible seleccionar entre varias opciones previstas y determinar eventuales soluciones a problemas, los proyectos mineros no cuentan con un plan B, no tienen alternativas para cuando los planes no funcionan. En el caso del proyecto Soto Norte –donde la intención es construir las presas a partir de escombros– y otros similares hay una subestimación de material de construcción dentro de las presas.

UNP-D: ¿qué tipo de escombros son los mejores para garantizar la seguridad de una presa de relave?

SE: un tipo de escombro es el conocido como PAG –potencial generador de acidez– con el cual es imposible construir una presa de relave, ya que al ser emisor de acidez va a ser una fuente de ácido sulfúrico para el ambiente. También hay escombros NAG –no generadores de acidez–. Aunque existen estimaciones de residuos PAG y NAG para Soto Norte, éstas se basan en análisis de porciones no significativas del total de rocas a usarse. Es imposible analizar y determinar el potencial de acidez de una roca gramo a gramo.

UNP-D: ¿qué pasa cuando no hay suficientes escombros NAG?

SE: una posibilidad es simplemente aumentar la inclinación de la presa para usar menos material, o cambiar el método de construcción de la presa. La empresa Minesa, encargada del proyecto minero Soto Norte, prevé construir la presa usando el método aguas abajo, que aunque es más seguro requiere mucho material para construcción, pues se trata de una construcción por etapas aguas abajo de la presa en la que se adiciona material poco permeable, en el cual se pueden incluir drenajes para mantener controlado el nivel piezométrico y las geomembranas.

UNP-D: ¿y si no hay suficiente material?

SE: entonces es necesario cambiar el método de construcción por uno de aguas arriba, que requiere menos material y por tanto es más económico porque supone una construcción por etapas que se desplaza sobre el material depositado (relaves), de modo que este se incorpora a la estructura de la presa. Otra posibilidad es cambiar la relación entre PAG y NAG. En resumen, sí hay posibilidades, pero todas son malas.

UNP-D: con respecto a la catástrofe de Brasil, la más reciente, ¿cuál es la responsabilidad de las empresas sobre los pasivos ambientales que quedan y que deben asumir otros?

SE: la empresa Vale propietaria de las presas de relave Córrego do Feijão, en Brumadinho, anunció que cerrará 19 presas de desechos mineros similares a la que colapsó en enero, es decir construidas con el método de aguas arriba, las cuales como ya se ha dicho antes, aunque son de bajo costo son más susceptibles de fallas. La empresa indicó que gastará 1.300 millones de dólares —más o menos cien millones de dólares por cada presa—en el desmantelamiento de estas infraestructuras en los próximos tres años. Sin embargo se trata de un plan no realista si se tiene en cuenta el tiempo; por ejemplo, en la mina Samarco donde también hubo una en 2015, todavía hay una presa en pie. Además, ya sea mediante la remoción de todos los relaves a través de la construcción de tajos y diques o la construcción de una nueva presa aguas debajo de la presa existente, los costos son muy altos. Por eso, es mejor no construir esos tipos de estructuras, pues uno de sus principales efectos es el desmantelamiento de las mismas.

UNP-D: pero el tema es que esa lógica sea la que se imponga sobre el perjuicio el cual es enorme e irreparable…

SE:  en el caso de Brumandinho, inmediatamente aguas abajo de la presa estaba la cafetería para los trabajadores, quienes estaban almorzando a la hora de la falla. En el relave había piezómetros (instrumento que se utiliza para medir la presión de poros o nivel del agua en perforaciones, terraplenes, cañerías y estanques a presión). Durante 15 días antes de la falla estos aparatos marcaron el nivel de emergencia más grande. ¡Por quince días! y no hubo ninguna intención de Vale de simplemente cerrar la cafetería. Es la completa falta de valores humanos de algunas empresas mineras.

Consejo Editorial