Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
¿Por qué persisten las protestas en Hong Kong?

La Región Administrativa Especial de Hong Kong es un pequeño islote ubicado en el sur de China, con 1.000 k2 y un poco menos de 9 millones de habitantes. Es el mismo que fue tomado por Inglaterra en 1839 cuando sucedió la Guerra del Opio, que fue devuelto en 1997 y que ahora sobrevive la premisa de “un país, dos sistemas”, la cual sostiene que Hong Kong tendrá un tratamiento especial durante 50 años, como región administrativa, lo cual le permite tener su propio sistema político, judicial y comercial, pero sigue siendo parte de China.

Te puede interesar: Hong Kong depende más que nunca de China.

Las protestas no son nuevas: cada año se retoman por una nueva situación, pero esta vez se cumplió la semana 18 desde que el Gobierno de Hong Kong, en cabeza de su jefe ejecutiva Carrie Lam, quiso introducir una ley en el Parlamento que permitía la extradición de ciudadanos de esta región a China por delitos graves, o que merecían una pena superior a 4 años.

Es entonces cuando se presenta uno de los mayores miedos de los ciudadanos de Hong Kong: no tener un juicio justo, ya que en China no se aplican las mismas leyes que en su lugar de nacimiento, sino aquellas impuestas por un poder judicial en el que el Partido Comunista de China ejerce gran influencia.

Pero este es solo el punto de partida. Esto no sería tan grave si no se conociera la historia de secuestro en 2016 de dos editores de libros que solían hacer críticas al Gobierno chino: Lee Bo, llevado a la fuerza desde Hong Kong a China, y Gui Minhai, secuestrado por un individuo chino en su residencia en Pattaya, Tailandia. Sin ninguna ley de extradición, se permitió que ocurriera, lo que para muchos constituyó una gran interferencia de China en el sistema hongkonés.

Como primera medida, la jefa ejecutiva no solo retiró el proyecto de ley, sino que, tras semanas de protestas, este se eliminó del Parlamento.

Las protestas y los jóvenes

En las últimas semanas, miles de jóvenes han salido a las calles a protestar, primero pacíficamente y luego en forma más violenta ante lo que consideran una respuesta excesiva de la Policía. En su semana 18 ya se cumplieron dos de las peticiones: el retiro de la ley de extradición, y la liberación paulatina de algunos de los protestantes capturados y presos.

Además: Liderazgo tecnológico, el problema real entre Estados Unidos y China.

Pero en realidad lo que sorprende es la juventud de los protestantes. ¿Por qué lo hacen? Esta región tiene la deuda más baja del mundo, equivalente a 21 euros (unos 79.370 pesos colombianos) y es la economía número 36 del mundo por su PIB. Sin embargo su desigualdad sigue siendo muy marcada: hay gente muy rica y otra muy pobre. Muchos de quienes protestan son universitarios o personas que quieren estudiar, y que a pesar de que tienen acceso a universidades calificadas saben que al egresar van a tener un salario con el que nunca van a poder comprar un lugar para vivir.

Esta situación no solo se da por la falta de empleo digno, sino también porque Hong Kong recibe un alto número de ciudadanos chinos que compran propiedades allí, creando una “burbuja inmobiliaria”.

La situación que vive Hong Kong no solo es un problema político, sino también económico, y algunos ven que una de las razones es la mayor injerencia de los chinos, que le quitan espacio a la gente local en muchos aspectos, incluso la forma como escogen a sus dirigentes está la mano china.

Además de las peticiones nombradas, los jóvenes protestantes piden que la Policía y el ejecutivo dejen de criminalizar a quienes reclaman por sus derechos; exigen la renuncia de la jefa ejecutiva Carrie Lam, y además que se forme una comisión investigadora que investigue qué pasó con lo que ellos consideran abusos de la Policía.

La correlación de fuerzas está cambiando

En 1979, cuando China se abrió al mundo era un país pobre y Hong Kong era muy importante para ellos. El país asiático tenía 9 millones de km2, mientras que el pequeño islote, de menos de 1.000 km2, representaba el 18 % de su economía, es decir la quinta parte.

Durante los primeros años de la apertura económica Hong Kong fue el conducto principal para que empresas extranjeras invirtieran en China, y lo hacían a través de ellos porque su sistema financiero era muy desarrollado, muchas personas hablaban inglés, que era una de las debilidades de los chinos, que además tampoco sabían cómo hacer negocios.

Aunque China dependía mucho de Hong Kong, ya no es así. En teoría, si por algún motivo Hong Kong llegara a desaparecer, no le causaría mucho daño a China. Ahora se invirtió la situación porque la mayor parte de los turistas que van a Hong Kong son chinos, y aunque sí, hay muchas empresas negociando allá, también muchas son chinas. La economía de Hong Kong ahora es solo un 3 % de la de China, y varias ciudades chinas, como Cantón, Shenzhen y Shanghái, tienen un mayor peso económico que Hong Kong.

Esta Región Administrativa Especial recibe más de 110.000 millones de dólares al año como inversión extranjera, pero una parte importante de ese dinero va para China. Y la presencia china es cada vez mayor allí, no solo económicamente sino por la creciente presencia de turistas y negociantes chinos, como ya se mencionó. Algunos señalan que esto forma parte de la estrategia a futuro para tomar poco a poco el control de Hong Kong.

Por ahora esto se ha venido controlando porque en ambos destinos no hay libre tránsito, pues las personas requieren visa para ingresar “al otro lado”. A pesar de ser parte de un mismo país, entre ellos hay oficinas de aduana e inmigración.

¿Qué pasará en 2047 cuando se cumplan los 50 años de tratamiento especial hacia Hong Kong? Otro de los puntos de las protestas sugiere que los jóvenes exigen que en el futuro las elecciones se hagan por medio de sufragio universal, es decir por votaciones democráticas. Esto con el fin de no estar bajo el control del Gobierno chino, que elige a la mayoría de los dirigentes hongkoneses.

Aunque Hong Kong tiene libertad de prensa y de empresa, y se respeta la opinión pública, sigue siendo parte de China, y este país podrá permitir muchas cosas, menos perder el control sobre a quién se elige en Hong Kong. En China hay cosas sagradas que se deben conservar, y a pesar de que a veces es un “dolor de cabeza”, dejar ir a Hong Kong es simplemente innegociable.

Relacionados

2609,505,2650,1227,143,397

A esta conclusión llegaron dos expertos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el programa Punto Crítico, de UN Televisión. Más allá de un...

Así lo aseguraron expertos en UN Análisis de UN Radio (98.5 FM), al hablar sobre las protestas que se viven en Hong Kong, una de las dos regiones...

Así lo destacó Ricardo Bonilla, profesor del Departamento de Economía de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en La Paz en Foco, programa de UN...

A problemáticas como la alta tasa de desempleo, la caída de los precios de las materias primas que viene desde 2014, y una inflación que roza con el...

Aunque pudiera servir para equilibrar la balanza comercial y para aprovechar la experiencia del gigante de Oriente en la transformación del aparato...

Consejo Editorial