Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    No hay productos milagrosos sino sociedades dependientes de los medicamentos

A finales del año pasado el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos de Colombia (Invima) lanzó una campaña para alertar a los consumidores sobre la oferta de productos que prometen milagros como aumentar la potencia sexual, incrementar la masa muscular o recuperar el cabello perdido, entre otros. También ha realizado una intensa gestión para evitar la venta de medicamentos por internet. ¿Pero cuáles son las causas de este fenómeno frente a los medicamentos?

El grupo de investigación Red para el uso Adecuado de Medicamentos (RAM), del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia (UN), ha realizado varios estudios con el fin de caracterizar conductas tales como la automedicación, la venta de productos sin fórmula médica en las droguerías y la publicidad de medicamentos en los medios masivos de comunicación.

Los resultados de los estudios fueron los esperados: las personas se automedican principalmente con analgésicos, antigripales y vitaminas, que se venden sin receta médica. Los antibióticos, los antiparasitarios, los anticonceptivos y posiblemente muchos otros grupos de medicamentos se expenden en las droguerías –establecimientos por fuera del sistema de salud y con carácter eminentemente comercial– sin la presentación de una fórmula médica, como ordena la ley.

La publicidad en televisión es intensa e incita a las personas a consumir medicamentos, violando en algunos casos los principios éticos de promoción y la misma legislación colombiana. Su objetivo es atraer más consumidores, no solucionar problemas de salud.

Todos estos factores profundamente relacionados tienen como denominador común la medicalización de la vida, que consiste en una actitud de las personas de considerar que los problemas de la vida diaria –y los problemas sociales– tienen un origen biológico y que los medicamentos o productos milagrosos son capaces de solucionarlos.

Esta medicalización es la consecuencia de una serie de acontecimientos sociales, políticos y económicos durante los cuales se ha transformado el concepto salud-enfermedad a lo largo de la historia de la humanidad:

  • En la Antigüedad, la enfermedad se consideraba como la consecuencia de la posesión de espíritus malignos o castigo de los dioses.
  • Más adelante, los griegos le confieren un carácter metafísico (desequilibrio de humores entre el microcosmos y el macrocosmos) en el cual el medioambiente jugaba un papel importante para mantener la salud.
  • Ya entrado el Renacimiento y ante el surgimiento de la burguesía, la Revolución Industrial y el fracaso de la medicina frente a las epidemias que azotaron a Europa, surge una visión ecléctica de la enfermedad en la que se combinan factores anatómicos (lesión), fisiológicos (alteración de la función) y etiológicos (microorganismos), lo que a comienzos del siglo XX se constituirá como el modelo médico hegemónico vigente en la actualidad.

En el mismo siglo XX, las guerras mundiales (1914-1918 y 1938-1945) y las guerras de Corea (1950-1953) y de Vietnam (1955-1975) alimentaron crisis económicas y humanitarias que dieron origen a la Declaración Universal de los Derechos Humanos que proclama la salud como un derecho fundamental. El cambio a una economía neoliberal producto de estas crisis trae como consecuencia un cambio en el modelo de salud en Estados Unidos, en los años ochenta, y su “exportación” a Latinoamérica, en los años noventa, proceso que se facilitó por la presión de la deuda externa y los tratados de libre comercio.

Un producto más

La salud, entonces, se convierte en un bien de consumo que se intercambia por dinero, una mercancía más. El modelo médico hegemónico al servicio de esta nueva concepción considera la salud como:

  • Un problema biológico.
  • Fragmentado (creación de especialidades médicas).
  • Reduccionista (las enfermedades son alteraciones de cifras de laboratorios clínicos).
  • Determinista (predicción de resultados).

Esta visión mercantil les brinda una oportunidad de oro a los productores de bienes y servicios para la salud –incluida la industria farmacéutica–, quienes diseñan estrategias agresivas de marketing dirigidas no solo a los médicos sino al público en general, con el fin de aumentar el número de consumidores, ante su necesidad de alta rentabilidad. Ahora las nuevas enfermedades están definidas por situaciones propias del envejecimiento como las arrugas, la calvicie, la osteoporosis y la menopausia, entre otras.

En conclusión: problemas como la automedicación y el consumo de productos milagrosos son consecuencia de una manera de pensar que ha sido impuesta por multinacionales farmacéuticas, y su solución, o al menos su mitigación, no se ve tan fácil, ya que la presión de estas compañías –por medio de la instauración de políticas públicas, modelos de salud y publicidad en medios masivos de comunicación– alimenta la ilusión del positivismo: la ciencia resolverá todos los problemas de la humanidad.

 

Mientras tanto, un pequeño grupo de empresarios se lucra de las cuantiosas ganancias obtenidas del temor a enfermar que se le ha inducido a la población, y los países gastan miles de pesos para tratar desórdenes biológicos sin conocer los determinantes sociales de la salud que son el producto de la inequidad de género, raza y clase social.

Relacionados

573,574,29,34,575,576,577

Urge mayor inspección en todas las fases de este y otros proyectos de infraestructura, en los que el país está invirtiendo 50 billones de pesos que...

Es muy parecido al antiguo Mario Bros, tiene controles básicos y se desarrolló en la versión libre del programa Construct 2. Según los avances e...

Justo ahora, cuando las patentes de los medicamentos biotecnológicos se han vencido o están a punto de hacerlo, se han generado discusiones y...

Como fuente de proteínas y antioxidantes, estos miembros del reino Fungi no solo son apetecidos para preparar deliciosos platos sino por ser alimentos...

Durante los últimos 20 años, en Colombia se ha construido una institucionalidad engorrosa por lo que no hay claridad sobre la eficiencia y el impacto...

Consejo Editorial