Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Minería ilegal aumenta malaria en Guapi

Para las poblaciones del Pacífico colombiano son “viejos conocidos” la fiebre alta y los escalofríos provocados por la malaria (o paludismo), enfermedad transmitida por la picadura de mosquitos hembra del género Anopheles, infectados por parásitos del género Plasmodium.


Aunque en las últimas dos décadas los esfuerzos en Colombia por disminuir el número de casos han sido evidentes –al pasar de 171.960 casos en 2000 a 50.301 en 2017; 62.141 en 2018 y 23.613 hasta abril de 2019–, en Nariño, Chocó, Valle del Cauca y Cauca la transmisión sigue siendo alta.


A pesar de que la malaria es una enfermedad prevenible y curable, si no se atiende a tiempo se agrava tanto que puede provocar la muerte. Se estima que en el mundo mueren cada año alrededor de 500.000 personas por esta causa, el 90 % niños menores de cinco años, por eso es considerada como un grave problema de salud pública.

 

Te puede interesar: Banco de la República, ¿talanquera a la extracción ilegal de oro en Colombia?


Colombia, por ser un país tropical con cerca del 85 % de territorio rural, y con regiones situadas por debajo de los 1.600 msnm, presenta condiciones climáticas, geográficas y epidemiológicas aptas para la transmisión de la malaria. Así mismo, su impacto se siente especialmente en aquella población a la que le es más difícil acceder a medidas preventivas –como mosquiteros impregnados con insecticida–, medicamentos antipalúdicos, tratamiento médico y transporte a los centros de salud, que pueden llegar a un 40 % de los ingresos de un hogar pobre, según estimaciones de la Cruz Roja Internacional.

 

La combinación de dichos factores se da en Guapi, municipio del suroccidente del Cauca, a 6 msnm, considerado como uno de los lugares más lluviosos del país, con 250 días en promedio. Pero además a Guapi le hace falta de todo: agua potable, energía, alcantarillado, vías de acceso… también oportunidades para mejorar la calidad de vida de sus 30.000 habitantes, la mayoría de los cuales vive de la pesca, la agricultura y la madera, y por supuesto no son ajenos al cultivo de coca y a la minería ilegal, negocios ilícitos por los que grupos guerrilleros, disidencias de las FARC y bandas criminales se disputan el territorio.

 

El abandono del Estado convierte a Guapi en la fórmula ideal para el aumento de casos por malaria, y en uno de los sitios con mayores casos en el Cauca. Con 83 casos, es el segundo más afectado después de Timbiquí, que registra 289 casos según el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (Sivigila), que reportó 422 casos en el departamento hasta abril de 2017.

 

En febrero del presente año los organismos de salud presentes en la zona confirmaron un nuevo brote de la enfermedad, 323 casos, en el área rural de estos dos municipios.

 

Una investigación adelantada por un equipo interdisciplinar de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), con el apoyo del Wellcome Sanger Institute de Reino Unido y en colaboración con la Secretaría Departamental de Salud del Cauca, evidenció que la llegada de personas provenientes de Venezuela, y de Nariño y Cauca, atraídos por la fiebre del oro ilegal, está incidiendo en el incremento de los casos de malaria en el país desde 2015, sobre todo en municipios del Pacífico como Guapi.

 

El profesor Vladimir Corredor, del Departamento de Salud Pública de la UNAL, explica que cuando la minería entra abre pozos que se convierten en criaderos de mosquitos, lo que aumenta sus poblaciones, y por lo tanto crece la circulación del parásito –del género Plasmodium– que provoca la enfermedad: “los migrantes provenientes de sitios lejanos pueden traer variantes genéticas de estos parásitos que posiblemente tienen resistencia a medicamentos antimaláricos”.

 

Además: Presas de desechos mineros: “pésima herencia para las generaciones futuras”

 

Minería y migración

 

El estudio, realizado con 498 pacientes, se apoyó en los casos reportados en el puesto de salud de la Red Pública de Guapi, donde se hace el diagnóstico y se proporciona el tratamiento para la enfermedad. En el caso de la malaria transmitida por el parásito Plasmodium falciparum –responsable de la mayoría de los reportes en el mundo– se prescriben los medicamentos arteméter y lumefantrina, y para el paludismo provocado por Plasmodium vivax –el parásito predominante en América, donde causa el 74,1 % de los casos– se utilizan cloroquina y primaquina.

Para establecer dónde ha sido adquirida la enfermedad, los investigadores indagaron mediante una serie de encuestas si las personas habían estado en el casco urbano de Guapi o en otras partes durante los quince días previos al reporte de la infección.

 

En el proceso se emplearon y capacitaron microscopistas del municipio de Guapi y de las localidades de El Cuerval, El Carmelo y Chanzará, una situación que evidenció las falencias de la red de diagnóstico del municipio, pues como no hay personal experto contratado en estos lugares, los habitantes tenían que desplazarse hasta el casco urbano, lo cual hizo que retrasaran su tratamiento o que optaran por medidas inadecuadas como la automedicación, otro factor que ha incidido en el incremento de los casos.

 

Los investigadores encontraron que la mayoría de los casos son de transmisión rural, es decir que las infecciones son adquiridas en una área comprendida entre los 33 km al norte de Guapi, 27 km al sur y 17 km al oriente del municipio, y no dentro del pueblo, donde solo se reportaron 70 casos.

 

Asimismo identificaron dos patrones, uno que presenta muchos sitios que contribuyen con muy pocos casos, es decir que hay una baja transmisión endémica de malaria, y otro en el que, en pocos sitios, por encima de los 1.000 habitantes, ocurren picos de alta transmisión; estos últimos se encuentran cercanos a áreas de minería, señala el docente, y agrega que “muchos de los mineros no pertenecen al régimen subsidiado, entonces si no hay un sistema de control en esos sitios, el problema va a persistir. Se necesita un mecanismo capaz de llegar a ese blanco de la infección, que son los mineros ilegales”.

 

Puedes leer: Preocupantes niveles de contaminación por mercurio en la Amazonia

 

Malaria resistente

 

En una siguiente fase, los investigadores comprobaron que existen tres poblaciones de parásitos circulando en el área, pero si se clasifican según lugar de origen, hay una población con mayor frecuencia hacia el sur de Guapi –en Nariño– y otra distinta hacia el municipio de Timbiquí, al norte.

 

También se encontraron parásitos provenientes de la Orinoquia como consecuencia de la migración de colombianos que vuelven de Venezuela. Al respecto, la doctora Angélica Knudson, del Departamento de Microbiología de la UNAL, advierte: “observamos la introducción de parásitos no registrados antes para el Pacífico colombiano, con perfiles de resistencia, lo que constituye un riesgo para la diseminación de nuevas variantes, una situación que requiere la urgente atención del Estado”.

 

De otra parte, durante el estudio también se indagó acerca de la malaria asintomática en el barrio Santa Mónica de Guapi y en la vereda El Cuerval de Timbiquí, zonas con un importante registro histórico de casos de malaria, y se halló una prevalencia que, aunque baja, muestra la existencia de un reservorio humano de la enfermedad que debe recibir tratamiento, lo que no está ocurriendo en la actualidad.

 

Para los investigadores de la UNAL lograr la eliminación de la malaria en Guapi es una tarea que requiere vigilancia. En ese sentido, proponen mejorar la red de microscopía, exigirle más a la red privada y mejorar los sistemas de control, entre ellos las unidades de diagnóstico móvil, para que se trasladen a los sitios donde se presentan los picos epidémicos. Estas medidas necesitan de una férrea voluntad política nacional, regional y local.

Relacionados

2020,2728,498,2729,2730,711

Después de establecer 48 puntos de observación y muestreo en Colombia y Ecuador, se constató que existe mayor diversidad de palmas en la zona centro,...

A esta conclusión llegaron expertos en UN Análisis, de UN Radio (98.5 FM), al discutir sobre las causas del aumento del desempleo en Colombia. La...

La migración de ciudadanos venezolanos a Colombia representa una situación inédita en nuestro país, dada la densidad de población migrante y la...

Después del proceso de Independencia es poco lo que ha cambiado el país en materia económica, pues sigue siendo minero-exportador y latifundista. Al...

Comunidades de la región y científicos denuncian que, al contrario de lo establecido por la Corte Constitucional, no se los ha tenido en cuenta en...

Consejo Editorial