Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
MinCTI: ¿más burocracia o más recursos para la investigación?

El MinCTI entrará en vigencia un año después de la sanción presidencial y su publicación. Se crea como organismo rector del SNCTI, encargado de formular, orientar, dirigir, coordinar, ejecutar, implementar y controlar la política de Estado en la materia.

En el informe de ponencia para debate en la Comisión Sexta Constitucional Permanente del Senado, se mencionan la necesidad y el objeto de la ley correspondiente al proyecto liderado por los representantes John Jairo Roldán Avendaño e Iván Darío Agudelo Zapata, hoy senador de la República. El informe destaca la argumentación internacionalmente compartida de que la inversión en educación, ciencia, tecnología e innovación (CTI) es determinante en el crecimiento económico, la competitividad de las naciones, la creación de riqueza, el bienestar para los ciudadanos y el alcance de una sociedad más equitativa.

Igualmente se argumenta la necesidad de solucionar la dispersión institucional en políticas de CTI y la desarticulación entre los diferentes actores del sistema. Se invoca la pertenencia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como una exigencia para contar con una jerarquía máxima a nivel institucional, con la capacidad y el poder de negociar en la agenda de las prioridades nacionales, con asiento en el Consejo de Ministros, con acceso directo al Presidente y con autonomía presupuestal. La nueva ley también se asume como la respuesta a un reclamo de hace más de 25 años, proveniente de algunas organizaciones académicas y científicas, y de investigadores.

El soporte conceptual de la ley es reiterativo en que Colombia ha fundamentado su crecimiento económico en productos de escaso valor agregado, en bienes mineros como el carbón y en hidrocarburos, y en que es el momento de intensificar en conocimiento el sector productivo para que demande capital humano de alta cualificación y transferencia de conocimiento. Para ello deberá incrementar su capacidad de adquisición, asimilación, transformación y explotación de conocimiento. Se enfatiza en que la inversión en capital humano, en educación y en investigación y desarrollo (I+D) le ha permitido a los países líderes generar y redistribuir riqueza y producir bienes y servicios de alta tecnología con excedentes exportables.

Baja competitividad

La creación del MinCTI también se ha justificado por la baja competitividad y capacidad inventiva del país. Al respecto, algunos indicadores son muy dicientes: en 2017 las solicitudes de patentes de residentes por 100.000 habitantes fueron: Colombia 1,19; Brasil 2,7; México 1,0 y Estados Unidos 89,8, mientras que las patentes otorgadas por 100.000 habitantes fueron: Colombia 0,33; Brasil: 0,33; México 0,31 y Estados Unidos 46,1

La creación del MinCTI también se ha justificado por la baja competitividad y capacidad inventiva del país.

En el Ranking de Competitividad Global, que integra la noción de Cuarta Revolución Industrial, en 2018 Colombia ocupó la posición 60 entre 140 países, mostrando una tendencia promedio decreciente en la última década. En el reporte de este índice, Colombia registró 61,63 puntos sobre 100 comparado con los 85,64 de Estados Unidos, 81,99 del Reino Unido, 83,48 de Singapur, 59,51 de Brasil, 57,49 de Argentina y 64,6 de México. Según el Índice Mundial de Innovación, en 2017 nuestro país ocupó la posición 65 entre 130 economías, mientras que Chile, México, Brasil, Costa Rica, Panamá y Argentina ocuparon las posiciones 45, 58, 69, 53, 63 y 76, respectivamente.

En la Encuesta de Desarrollo e Innovación Tecnológica – Sector de la Industria Manufacturera (EDIT 2015-2016), de 5.121 empresas solo 14 fueron innovadoras en sentido estricto, y el sector registró solo 47 patentes. De 7.947 empresas cuyo personal participó en actividades de ciencia, tecnología e innovación (ACTI), solo el 0,5% ostentó título doctoral. En comparación, en Estados Unidos el 25 % de los empleados en empresas relacionadas con ciencia y tecnología tiene título de posgrado y el 6 % título doctoral; el 47,2 % de los doctores en ciencia y tecnología se encuentra en la industria. En Colombia, solo el 6,34 % de los profesores de educación superior posee título doctoral, mientras que en las 32 universidades públicas el promedio es de 39 %.

En materia de financiación de la CTI, el presupuesto de Colciencias durante los últimos años ha tenido una tendencia decreciente, siendo en 2018 de 337.600 millones de pesos, de los cuales el 60,8 % se destina a apoyar la formación de posgrado y el 6,97 % a funcionamiento. Para proyectos de investigación propiamente dichos, apenas se destina el 22,66 %. En Estados Unidos 10 universidades (top ten) disponen para investigación un presupuesto de entre 1 y 2,3 billones de dólares cada una, que corresponderían a entre 3 y más de 6 billones de pesos colombianos. Es decir, solo una de estas destina a investigación más de 50 veces lo destinado por Colciencias para toda la investigación del país. Hoy se asigna mucho menos recurso por investigador que hace 25 años.

Aunque el MinCTI es un avance importante, lo es más la financiación para materializar los propósitos de fortalecimiento del SNCTI.

De los 34 países de la OCDE, 23 tienen Ministerio de Ciencia, mientras que algunos tienen ministerios que incluyen la ciencia con la educación, la cultura o la industria. Estados Unidos cuenta con una Oficina de Política de Ciencia y Tecnología que aconseja al Presidente sobre efectos de la ciencia y la tecnología. Varias agencias federales realizan investigación y también financian a otras instituciones e investigadores. Entre estas figuran los departamentos (ministerios) de Defensa y Energía, la NASA y la Fundación Nacional de Ciencia (NSF).

Aunque el MinCTI es un avance importante, lo es más la financiación para materializar los propósitos de fortalecimiento del SNCTI. Las fuentes de financiación previstas son esencialmente las mismas de las que hoy dispone Colciencias.

La mayor debilidad del MinCTI estaría en la incertidumbre de las fuentes de financiación abundantes y estables. Ministerios de Ciencia y Tecnología y similares están presentes en casi todos los países latinoamericanos y en muchos del mundo subdesarrollado, y ello no implica que hayan salido de su postración científica y tecnológica.

A algunos les preocupa que el MinCTI represente más trámites burocráticos, además de mayor burocracia, clientelismo, politiquería y sobrecostos.

Relacionados

1975,1033,582

Reproduce e incrementa la inequidad, no plantea reformas estructurales al sistema de educación superior, y, además, todavía representa un riesgo ...

La crisis actual revela que, antes que recursos, falta voluntad política para atacar los tres más graves problemas del sistema de educación superior...

Se necesita una nueva regla de reparto del presupuesto que garantice el funcionamiento y recupere fuentes de recursos que los gobiernos han desviado...

Muchos programas de educación virtual se concentran en la compra de plataformas y dejan de lado el modelo pedagógico o la estructura organizacional....

Crear una política que ayude al financiamiento de los gastos de funcionamiento e infraestructura para la investigación, y considerar una modificación...

Consejo Editorial