Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    Mensajes a los candidatos: “El futuro es la ciencia”

En Colombia resulta muy difícil decir algo nuevo sobre el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación. La gente debe estar aburrida de escuchar siempre lo mismo, y estamos en riesgo de que los problemas se declaren superados, no porque se hayan resuelto, sino por desespero. Los diagnósticos se han repetido: cada año se puede leer uno actualizado en los informes del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología.

Pero hoy se vive otro momento. Estamos en medio de una reñida campaña presidencial, y si esto no se arregla ahora, el tren nos puede dejar definitivamente. Con esta percepción, dos grupos de académicos, comprometidos y preocupados, se reunieron en forma independiente para escribirles mensajes a los candidatos, en los que coincidieron por la cantidad de propuestas, derivadas de diagnósticos también coincidentes.

El documento contiene cuatro capítulos de temas relacionados y con amplias superposiciones

El primer documento, “El futuro es la ciencia”, fue promovido por la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que para su elaboración reunió en un seminario a 31 académicos de esa y otras academias. El documento contiene cuatro capítulos de temas relacionados y con amplias superposiciones:

  • Ciencia y tecnología
  • Educación
  • Medioambiente
  • Manejo de regalías.

Por la estrechez de este espacio, acá solo se hablará de algunos de sus aspectos. La propuesta empieza con un breve recuento de las debilidades más notables del sistema, entre ellas:

  • Desfinanciamiento crónico y creciente.
  • Falta de liderazgo de Colciencias como ente rector, y su debilitamiento institucional.
  • Ausencia de una política nacional de ciencia y tecnología (lo que se demostró con la incapacidad para generar un documento Conpes durante más de tres años de trabajo).
  • Muy mala reglamentación de las regalías para ciencia.
  • Ausencia de apoyo a los institutos, centros de investigación y otros.

El primer documento hace 13 propuestas concretas a los candidatos entre las que sugieren construir un verdadero sistema nacional en ciencia, tecnología e innovación.

Plantean que es necesario garantizar la autonomía de ese sistema, autonomía que no significa menor responsabilidad o capricho, sino, por el contrario, una exigencia aumentada de rendición de cuentas sobre un plan de largo término construido en un proceso complejo y amplio de consultas y reflexiones expertas. Así se generaría una política de Estado que no se pueda modificar por necesidades coyunturales de los gobiernos.

El documento sugiere construir un verdadero sistema regido por un consejo de muy alto nivel científico y político, cuyos miembros sean nombrados por el presidente de ternas que presenta el mismo consejo. A Colciencias se le otorgaría el papel de organismo ejecutor y coordinador de las grandes iniciativas y convocatorias nacionales, regionales y sectoriales. Este tendría el manejo de los principales fondos (fortalecidos): el Caldas, el de regalías, el de investigación en salud y otros. Su director sería nombrado con el mismo sistema con el que se nombra a los consejeros. Sería indispensable que en la política de ciencia esté inscrito un aumento progresivo del presupuesto, según el crecimiento y con las nuevas necesidades del país.

Decálogo de propuestas

El segundo documento fue preparado por un grupo de exdirectores de Colciencias, liderado por su director fundador, el capitán Alberto Ospina. Como era de esperarse, las coincidencias con el anterior son muy grandes. Los directores manifiestan su propósito de entregarles a los candidatos información objetiva y franca que ayude a orientar el debate. El documento plantea diez propuestas, en forma breve y concisa.

La propuesta insiste en la necesidad de aumentar los recursos de inversión, pues para todos es claro que sin recursos una política no es más que un saludo a la bandera.

Empieza (como el otro) con la preocupación por la ausencia de una política nacional y por la debilidad institucional del sistema. Propone que se rediseñe totalmente, y como el primero da indicaciones sobre la constitución de un consejo nacional de muy alto nivel, en el que participen diferentes sectores de la sociedad, la academia y el Gobierno.

La propuesta insiste en la necesidad de aumentar los recursos de inversión, pues para todos es claro que sin recursos una política no es más que un saludo a la bandera. Proponen que para 2019 la inversión sea equivalente al 1 % del PIB que hoy está en 0,27 %, y para lograrlo tan rápidamente, que los diversos sectores del gobierno reestructuren sus presupuestos de inversión y asignen al menos un 5 % a ciencia y tecnología.

No desarrollar la ciencia de un país en el mundo de hoy, equivale a condenarlo a una posición secundaria, a resignarse al subdesarrollo, y a la incapacidad para darle a sus ciudadanos las oportunidades de progreso que merecen.

Los directores también se preocupan por la forma como la inversión de los recursos de regalías se ha desperdiciado, e incluso en algunos casos se ha corrompido. Plantean entonces la necesidad de reestructurar su administración para que se vuelvan verdaderos impulsores del desarrollo regional, apoyados en las potencialidades de toda la Nación. Finalmente hacen un llamado a apoyar a los institutos y los centros de investigación y a emprender un programa académico para fortalecer las capacidades de los actuales y futuros administradores del sistema.

No es coincidencia que dos cuerpos académicos hayan llegado independientemente a propuestas similares. Es muy importante que los dos hayan entendido lo crucial del momento, que constituye una oportunidad para abrir el debate profundo con toda la sociedad.

Sin duda ese debate le terminará exigiendo a quien sea el próximo presidente que construya un buen sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación, que aporte al desarrollo económico, cultural y social del país. Es muy claro para quienes conocen del tema, como los autores de los dos documentos, que no desarrollar la ciencia de un país en el mundo de hoy, equivale a condenarlo a una posición secundaria, a resignarse al subdesarrollo, y a la incapacidad para darle a sus ciudadanos las oportunidades de progreso que merecen.

Relacionados

1008,1009,38,26,127,1010,421,553,228

Aunque todos los candidatos hablan de fortalecer la educación superior, ninguno plantea con claridad en su programa de gobierno cómo lo harán y cuánta...

Los datos muestran una problemática parecida en municipios de Nariño, Córdoba, Antioquia, caracterizada por la gran destrucción el espacio con serios...

En Colombia no hay una manera de matricularlos en los colegios porque se les exige visa y requisitos burocráticos que no tienen en cuenta su situación...

Cuatro posturas sobre al Acuerdo Final de Paz con las FARC y el proceso con el ELN se han definido a pocos días de las elecciones presidenciales,...

Las regiones más afectadas coinciden con aquellas que votaron por el Sí en el plebiscito por la paz de 2016 y donde la presencia del Estado es casi...

Consejo Editorial