Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Los problemas del desempleo brillan por su ausencia en el panorama electoral

La desaceleración y el bajo crecimiento económico actual hacen relevante priorizar el desempleo que se manifiesta en medio de las políticas y los motores de crecimiento para la viabilidad y sostenibilidad del país. No obstante, de los candidatos a la Presidencia tiene claro cuál será la ruta clave para afrontar los problemas estructurales de la desocupación y sus diferentes implicaciones en el corto y largo plazo.

En primer lugar, la estructura laboral del país ha tenido diversos cambios, como el aumento de la informalidad en las capitales de los departamentos fronterizos con Venezuela. Esta realidad se resalta en Cúcuta, donde la informalidad se ubica en el 72 %, cuando el total nacional está en 48,1 %.

Este hecho estaría fuertemente vinculado a la crisis del vecino país, que ha propiciado el éxodo de alrededor de 612 mil personas que han ingresado de forma legal a Colombia, según Migración Colombia. Sin embargo en el Laboratorio Internacional de Migraciones existen estudios que estiman que cerca de un millón de venezolanos han migrado al país, lo que distorsiona los esquemas laborales por el aumento intensivo del mercado laboral y las ofertas de trabajo con menores salarios.

La diferencia entre el desempleo rural y urbano ha disminuido desde 2010 de manera estructural y se ha situado en alrededor del 5 %.

En segundo lugar, una de las condiciones fundamentales del desempleo radica en la heterogeneidad regional de las estructuras productivas. Esta diversidad conlleva a que existan ciudades como Cúcuta, Armenia y Quibdó con tasas de desempleo de 18,7 %, 16,4 % y 16,3 %, respectivamente, y otras como Barranquilla, con una tasa de 7,8 %, según datos del DANE.

A esto se suman factores que refuerzan la heterogeneidad como mayor inequidad regional, facilidades y nuevas oportunidades de empleo para los pobladores, lo que incide en las demandas del mercado laboral por personal calificado en distintas áreas que, en ocasiones, no se articulan con el nivel de educación superior alcanzada. La educación sectorizada y enfocada al mercado se ha evidenciado en mayor proporción en la formación técnica y tecnológica impulsada principalmente por entidades como el SENA.

La diferencia entre el desempleo rural y urbano ha disminuido desde 2010 de manera estructural y se ha situado en alrededor del 5 %. Aunque el proceso de paz contribuyó a esa reducción, todavía se necesita un estudio riguroso que muestre su impacto. De igual manera, esta diferencia en el desempleo en los territorios rurales por debajo del total nacional se relaciona positivamente con la intensidad laboral de las actividades desempeñadas en el lugar.

Por otra parte, la dinámica económica en las zonas urbanas se ha dirigido hacia los sectores de servicios y comercio, cuyas actividades no son intensivas en mano de obra, a diferencia del industrial o el agropecuario. Un ejemplo es Bogotá, que con su red de municipios abarca cerca del 30 % de la producción y el sector servicios se acerca al 40 %. Esto implica que su demanda de empleo no sea intensiva, a diferencia de otros sectores como la industria o el agropecuario.

En tercer lugar, existe una desconexión en el mercado laboral y la educación que establece presiones al mercado laboral. Durante 2017 el desempleo para los universitarios registró un aumento del 2 % en promedio, a diferencia de las personas que poseen un título técnico o tecnológico, para quienes el empleo se redujo en 1,5 %. Esta situación es más patente en los jóvenes cuyo índice de desempleo se encuentra en 15,9 %, muy por encima del promedio nacional que para febrero de 2018 se situó en 10,8 % según el DANE.

Como consecuencia de dicha desconexión, la gravedad del desempleo juvenil se hace más evidente. Esta población incide fuertemente en los esquemas pensionales del Régimen de Prima Media (RPM) debido a que son cada vez menos aquellos a los que les interesa un esquema de pensión público (RPM) por lo que terminan menoscabando el pago de las mesadas de los pensionados actuales. Los jóvenes se demoran en conseguir empleo en promedio entre seis y 12 meses, lo que significa estar cesantes tres veces más tiempo que la población cuya edad oscila entre los 30 y 45 años.

La actual coyuntura de inestabilidad política en época electoral afecta la poca inversión presente y futura. Sin embargo su impacto sobre la generación de nuevos empleos puede ser pequeño en la medida en que los inversionistas mantienen una mentalidad más rentista que emprendedora. Pero una desaceleración económica prolongada puede afectar los actuales puestos de trabajo, en especial en el sector de las micro, medianas y pequeñas empresas (Mypimes), que contribuyen al 90 % del empleo, según Confecámaras.

Durante 2017 el desempleo para los universitarios registró un aumento del 2 % en promedio, a diferencia de las personas que poseen un título técnico o tecnológico, para quienes el empleo se redujo en 1,5 %.

La carencia de una política consistente –que vaya más allá de la reactivación de la infraestructura y la construcción de vías y que busque incentivar sectores como el turismo y la competitividad– no resuelve los problemas de fondo en el desempleo como:

  • La problemática etaria.
  • La desconexión de la educación con el mercado laboral.
  • La heterogeneidad de los esquemas productivos que evidencia carencias de producción fuera de las grandes ciudades y que no permiten la generación de empleo.
  • La informalidad.
  • Las presiones migratorias, entre otras.

Incrementar el empleo en medio de la situación macroeconómica del país es un desafío que puede iniciar preparando el andamiaje productivo del país, impulsando la inversión y el consumo y, sobre todo, salvaguardando el bienestar de la población, dado que el empleo es la actividad que debe garantizar la mejor calidad de vida de los pobladores de un territorio.

Estos aspectos son el claro desafío que en materia de desempleo debe afrontar el próximo gobierno.

Relacionados

934,442,38

Las obras de mitigación para atender inundaciones no son suficientes porque la situación geológica, geomorfológica y de lluvias de la ciudad será...

Hasta el próximo lunes 20 de agosto, el Congreso tiene plazo para elegir al nuevo Contralor General de la República que ejercerá durante cuatro años y...

El Estado no está a punto de quebrar por el sistema pensional, como algunos sugieren, para argumentar su reforma, sostiene exgerente de Colpensiones....

Si le extraen su dinero sin que usted haya entregado la tarjeta y la clave, el banco le debe responder sin presentar pruebas. Así lo constató una...

Mientras para unos expertos, lo fundamental es que Colombia desarrolle una política exterior autónoma y propia, para otros, la forma en que el...

Consejo Editorial