Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Ley de Financiamiento: más improvisación y menos equidad

En el sistema tributario de Colombia es evidente la falta de planeación. Es inconcebible que desde hace más de dos décadas cada dos años se produzca en promedio una reforma, y algo más; incluso resulta perjudicial para quienes promueven la inversión extranjera, pues implica inestabilidad económica y jurídica.

Sin embargo es posible que los inversionistas extranjeros no las miren con “malos ojos”, porque ellos se han favorecido en gran medida ejerciendo su poder de lobby.

En esta última reforma, que puede ser la más improvisada, el foco estaba en la generalización del IVA a los productos de la canasta familiar, y aunque el ministro de Hacienda indicó que no había un plan B, en razón a las protestas sociales cambiaron de manera súbita el texto, y al otro día, sin mayores explicaciones, lo volvieron a modificar.

En general las reformas han querido solucionar aspectos coyunturales y de flujo de caja del Estado en el corto plazo, pero no se ha tenido el juicio de hacerlo para el largo plazo, otro síntoma inequívoco de la falta de personal técnico competente en las altas direcciones, de su poco poder de convicción o de su poca capacidad de decisión, que se explica en la ausencia de un sistema meritocrático real.

Todo lo anterior, por el clientelismo reinante en el país, principalmente por la inadecuada financiación de las campañas políticas, que comprometen a priori gran parte de las decisiones de los escogidos, lo cual justificaría la autonomía que debe tener la Administración de Impuestos y Aduanas.

Las reformas no han solucionado los graves problemas de inequidad del país, por el contrario, han permitido que se continúe con gran concentración del ingreso, de la riqueza, de las tierras, de las empresas, de los bancos y del sistema financiero.

En todos estos casos, el coeficiente de Gini en Colombia es excesivamente alto, lo que implica un menor desarrollo y favorece a unos pocos. Después de impuestos, en Colombia este coeficiente es igual o disminuye muy poco, a diferencia de los países serios, en los que la variación es evidente.

En seguida se presenta un resumen tanto de los aspectos negativos –bien porque generan mayor inequidad o porque no generan mayor recaudo, o, a pesar de que se expiden algunas normas, estas son inocuas– como de los positivos, por criterios opuestos a los anteriores.

Aspectos positivos

  • Reimplementar el impuesto a las remesas de utilidades giradas al exterior, el cual se había eliminado en 2007, por el actual ministro de Hacienda.
  • Tener de nuevo el impuesto al patrimonio: lo irracional es que sea desde 5.000 millones de pesos y no desde, por ejemplo 1.200 millones de pesos, pues no más del 0,5% de la población tiene ese patrimonio, es decir muy poca gente lo va a pagar; tampoco es entendible que se haga a las empresas.

Es positivo tener de nuevo el impuesto al patrimonio: lo irracional es que sea desde 5.000 millones de pesos y no desde, por ejemplo, 1.200 millones de pesos, pues no más del 0,5% de la población tiene ese patrimonio.

  • Sobretasa de renta al sector financiero. Como sector netamente intermediario sin valor agregado y grandes ganancias, era hora de que contribuyera más al país; igual, no va a pagar más impuestos. Con la sobretasa queda en lo mismo anterior o incluso un poco menos, sin embargo quieren magnificarlo ejerciendo su gran poder en los medios de comunicación; es importante resaltar que la tasa efectiva del sector financiero, sin incluir los bancos en renta, fue un poco mayor del 9 % (sin sobretasa), y la de los bancos, cercana al 16 % entre 2000 y 2015.
  • IVA a ventas de inmuebles de alto valor, lo que genera alguna progresividad en los rangos de mayor riqueza.

 

  • Disminución de las tasas nominales de las empresas, sin tener en cuenta que la tasa efectiva puede estar entre el 16 y el 17 %, de acuerdo con investigaciones académicas rigurosas y cifras de la DIAN, con la sobretasa y el CREE no sobrepasaba el 23 %, pero esos dos últimos desaparecen, peor aún, colocando una tasa más baja a las megainversiones, es decir a los grupos empresariales más poderosos. Si a la tasa efectiva en renta se le suma el costo del ICA y las prestaciones sociales, esta llega a una carga fiscal cercana al 27 %, muy inferior a lo indicado por Doing Business, en el que Alemania y Japón tienen una carga fiscal en sus empresas del 48,9 % y Estados Unidos, del 44 %; nada tiene que ver con la desinformación de los gremios de Colombia que indican que la carga de las empresas en nuestro país es cercana al 70 %; sin embargo sí les sirve para ejercer presión, además de presumir sus derechos en razón a la financiación de campañas políticas en las que participan.
  • Tasa del impuesto SIMPLE para pequeñas empresas. La tasa efectiva calculada sobre los ingresos en la investigación de la UN para el sector comercio entre 2000 y 2015 fue del 1,2 %; sin embargo, en el impuesto SIMPLE empieza  en el rango más bajo, desde el 1,8 % hasta el 5,4 % de los ingresos, sin analizar las nocivas consecuencias, ya que van a desaparecer muchas empresas pequeñas. De otra parte, no se justifica que no haya progresividad en las tarifas de las empresas, como sí lo hay en la mayoría de los países desarrollados, es decir que las de mayores utilidades pagan más impuesto.
  • Beneficios con menor tasa de impuesto a las megainversiones, favoreciendo a los grupos empresariales más ricos.

No es justo que un asalariado que gana 15 millones de pesos al mes con una familia de 5 personas pague el 35 % o más, y un inversionista que gane más de 10.000 millones de pesos al mes solo pague el 15 %.

  • Seguir con una tasa de impuesto particular para los dividendos quiebra la equidad horizontal, no es justo que un asalariado que gana 15 millones de pesos al mes con una familia de 5 personas pague el 35 % o más, y un inversionista que gane más de 10.000 millones de pesos al mes solo pague el 15 %.
  • No retener en la fuente en dividendos cuando se paga de empresa a empresa, facilita la elusión y la evasión.
  • Dar el descuento tributario sobre el IVA en la compra de activos fijos solo se justifica para empresas industriales de valor agregado importante; no se concibe, por ejemplo, que las entidades financieras gocen de este beneficio, ese también es un foco de elusión y evasión difícil de controlar, que le significó al Estado más de 4 billones de pesos en los años anteriores.
  • No se eliminaron los cientos de beneficios tributarios injustificados, sin estudios profundos de beneficio costo fiscal, muchos de ellos frutos del clientelismo, el lobby y la corrupción, lo que origina inequidad vertical y horizontal, contrario a lo promulgado por la Constitución. La suma de todos los beneficios tributarios entre 2000 y 2015, de acuerdo con la investigación que realizamos con el profesor Carlos Quimbay con cifras tomadas de la DIAN, para el total de sectores económicos, fue de 349,6 billones de pesos. Este valor total de beneficios tributarios, al ser visto como un impuesto de renta que efectivamente dejó de percibir la nación, fue de 122,8 billones.
  • Falta de penas con cárcel a evasores de montos mayores, por ejemplo, a 1.000 millones de pesos; esto incentiva la evasión y la elusión. No se tomó ninguna medida con Panamá, país que se ha negado al intercambio automático de información, se protege a quienes esconden negocios y patrimonio en ese paraíso fiscal.
  • Volver a otorgar amnistías, como lo han hecho en todos los casos con el nombre de “normalización”, desincentiva a los contribuyentes disciplinados.
  • Introducir un aumento tan insustancial en los altos ingresos –el más alto del 37 %– y con unos beneficios exagerados que han demostrado que la tasa efectiva en el decil más alto es un poco más del 4 %, nada comparable a los países de la OCDE que tienen tarifas en los rangos más altos de ingresos entre el 45 y el 59 %, generando una verdadera equidad en la sociedad, sin que dejen de ser ricos.

Relacionados

1765,863,862,1965,1966

Aunque la aprobación de la venta del 8,5 % de la petrolera colombiana forma parte de la política del Estado de solventar sus dificultades fiscales, es...

Aunque de manera incipiente, en 100 días es posible estimar las rutas que seguirá un gobierno para la consolidación de sus iniciativas. En el caso de...

El proyecto de la Ley de Financiamiento golpea de manera sustancial a la clase media, pues los bienes afectados en su canasta básica de alimentos...

El Gobierno presenta hoy ante el Congreso de la República un paquete de medidas para financiar el Presupuesto General de la Nación. ¿Qué debería...

El Congreso de la República aprobó el Presupuesto General de la Nación para 2019. El Gobierno destacó su incremento y la oposición se quejó del poco...

Consejo Editorial