Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Leticia y su necesidad de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales

La ciudad está lejos de tener una cultura ciudadana y una educación ambiental que promueva el amor y el respeto por su ciudad y su entorno. Al caminar por sus calles vemos basuras en las aceras, los parques y humedales, como si quisiera hacerse notar la antigua costumbre de “ensuciar la ciudad”. Los precarios servicios públicos se suman a la falta de cultura para recolectar, disponer y ubicar la basura en los lugares donde corresponde.
 

Muchas regiones del país pueden ser un ejemplo para enseñar a manejar las basuras –en especial residuos sólidos– que llegan irremediablemente a las calles y parques de Leticia, a la ribera de todos los humedales citadinos, incluso al borde del gran río Amazonas, y por supuesto sin ningún tipo de manejo y selección, terminan en el mal llamado “relleno sanitario” del kilómetro 17, conocido como el “botadero a cielo abierto”.
 

Allí más del 60 % de la basura está compuesta por residuos orgánicos, los cuales no se están aprovechando a pesar de las tantas tecnologías disponibles hoy para reutilizar la materia orgánica; muchos de estos residuos tienen toda la oportunidad de ser implementados en la región (compost como abono, biocombustible, entre otros) y generar recursos para pequeñas empresas, asociaciones u organizaciones que propenden por la mejora ambiental del sector.
 

Puedes leer: Aceites esenciales impulsarían negocios verdes en el Amazonas.
 

Residuos líquidos y una planta de tratamiento


Irremediablemente los residuos líquidos se convierten en aguas servidas o cloacales que llegan a fuentes de agua como humedales, arroyos, quebradas, y, en el caso local, al río Amazonas. La carga de estos efluentes (fluidos procedentes de una instalación que resultan contaminantes) aumenta cuando en las casas arrojan por la cañería desperdicios de comida de todo tipo, los cuales son residuos orgánicos que perfectamente se podrían recolectar y disponer en un sistema de recolección selectiva de las basuras de Leticia.


La ciudad tiene un atraso de varias décadas en su Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado1, y por tanto la red que recibe las aguas servidas es pobre, deficiente, y una parte sale a la superficie y contamina, desde la propia fuente primaria, los “humedales citadinos” –si los podemos llamar así– o las rondas hídricas, que hoy más bien son eficientes sitios de la mayor acumulación de aguas cloacales, de basuras y de plagas de todo tipo como insectos y roedores.


Una investigación del ingeniero ambiental Carlos Andrés Ferreira, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira y en colaboración con la UNAL Sede Amazonia y el Parque Nacional Natural Amacayacu, diagnosticó el estado de los pozos sépticos para tratamiento de aguas residuales domésticas, instalados en comunidades indígenas de San Martín y Mocagua, territorios que se cruzan con dicho parque. En ella encontraron que los efluentes con alta carga contaminante pueden infiltrarse y afectar acuíferos, o llegar hasta ríos, quebradas y humedales cercanos. Los pozos sépticos son una alternativa para el tratamiento de las aguas residuales domésticas en zonas rurales o urbanas sin acceso a redes de alcantarillado, como en el caso de esta zona turística de la Amazonia.


Te puede interesar: Salud indígena, medicina tradicional y COVID-19.
 

En Colombia todo municipio de más de 10.000 habitantes debe tener una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR). Aunque Leticia está en este proceso, existen dos posiciones, una a favor y otra contra de la ubicación de la PTAR integrada de la ciudad. Movimientos sociales como el Comité de Defensa del Medio Ambiente del Amazonas (Codeamas) plantean la necesidad de adoptar una solución mejor pensada y planificada en su ubicación y dimensión.


La PTAR no es la solución a todos los problemas ambientales de la ciudad, pues cuando se resuelve un problema en el nivel final del sistema o la cadena, no se atacan las causas y por tanto no se garantizan mejoras sustanciales al ambiente. La PTAR es un sistema que mejora las condiciones físicas, químicas y biológicas de las aguas residuales de una ciudad, antes de liberarlas a una fuente natural. Esto ocurre mediante una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que ocurren dentro de la planta y que tienen como fin eliminar los contaminantes presentes en el agua efluente del uso humano.


En general la fuente receptora es una corriente de agua como un arroyo, una quebrada o un río, que se diferencia por el tamaño del ecosistema lótico –como se conocen los ambientes de aguas corrientes–, a diferencia de los ambientes lénticos de aguas quietas como lagos y lagunas.

Acá se define el caudal de la fuente receptora y el caudal del efluente. El caudal es una medida de la cantidad de agua que pasa en un punto determinado por un tiempo específico, y se mide en litros por segundo (l/s) o metros cúbicos por segundo (m3/s).
 

Leticia tiene un valor promedio de 100 l/s de aguas residuales, la mayoría de las cuales llegan al río Amazonas.


Cabe preguntarse si en la definición del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado y de la PTAR integrada se pensó y valoró uno de los servicios ecosistémicos más importantes que presta el río Amazonas, que es degradar y diluir la materia orgánica aportada con las aguas residuales. Como no existe una gran industria que pueda liberar otro tipo de compuestos (como metales pesados), la materia orgánica queda como el principal problema para ser tratado por una PTAR o por el propio río como se está planteando.
 

Además: Colombia, en desventaja para comercializar uña de gato de forma sustentable.
 

¿Qué pasa en Leticia?


A la altura de Leticia, el río Amazonas tiene un caudal fluctuante entre los 16.000 m3/s en el segundo semestre del año, cuando está en aguas bajas, y un máximo de 60.000 m3/s en los primeros meses del año, que son sus aguas altas; estos datos son tomados en el estrecho de Nazareth, unos kilómetros aguas arriba de Leticia.
 

Enfrente de la ciudad el río se abre en dos canales, uno principal y más grande que se recuesta al lado derecho de la isla de Santa Rosa (Perú), y un canal mucho más pequeño que está ubicado entre Santa Rosa y la Isla de La Fantasía (colombiana) que está pegada a Leticia. El caudal de este pequeño canal puede ser de un 20 % del que pasa por Nazareth, teniendo en cuenta datos de varias entidades y del trabajo de evolución actual de la sedimentación del río Amazonas que hemos realizado en la Universidad por varios años.


Con el caudal más bajo posible del río con ese 20 % que le corresponde al canal más cercano a Leticia, hablamos de 3.200 m3/s. Por tanto, el efecto de las aguas residuales de Leticia no tratadas sería de 0,003 %. Conociendo que el río Amazonas es un gigantesco metabolizador de materia orgánica, sin problema él puede resolver este punto de la problemática ambiental que tiene la ciudad. Existen tecnologías que permiten diluir estos pequeños caudales de aguas residuales sin generar malos olores y problemas de posible contaminación óptica. Colombia en parte lo resolvió en la bahía de Cartagena con tuberías mar adentro.


Sin embargo los problemas ambientales de Leticia seguirán con o sin PTAR, pues en los planes de los gobernantes no se evidencia intención alguna de abordarlos de manera integral. En el país hay normas, políticas, intensiones y acciones en pro del manejo o la disminución de los residuos sólidos, pero si no se hace nada desde la propia fuente primaria (hogares, negocios y personas) con una mejora sustancial de su cultura ciudadana, de educación ambiental formal y no formal en todos los niveles de la sociedad, todo esfuerzo de mejora es perdido.

 


1 La obra comenzó en febrero de 2020, un mes antes de que fuera declarada la pandemia por COVID-19 en el mundo. http://www.minvivienda.gov.co/sala-de-prensa/noticias/2020/febrero/mas-equidad-para-leticia-con-el-plan-maestro-de-acueducto-y-alcantarillado

Relacionados

4043,449,4044,4045,1

Una investigación adelantada en la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Amazonia evidenció que esta especie no está siendo capturada con su...

The capital of the Province of Amazonas has close to 50,000 inhabitants and 100,000 visitors a year and has the intention of turning into a national...

La designación de ríos, páramos y regiones de Colombia como ecosistemas “sujeto de derecho” representa una oportunidad de respeto, protección y...

The Colombian Amazon has thousands of resources that favor the establishment of green businesses, i.e. economic activities that produce profit while...

La Amazonia colombiana cuenta con miles de recursos que favorecen la creación de negocios verdes (actividades económicas que generan utilidades...

Consejo Editorial