Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Las presas de desechos mineros no deben escatimar en seguridad

El pasado 25 de enero la represa Córrego do Feijão –de la compañía minera Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo– cedió produciendo un río de lodo que dejó unos 60 muertos y alrededor de 300 desaparecidos en el municipio de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, al sureste de Brasil. La tragedia se produjo tres años después de que la ruptura de los diques de la minera Samarco provocara otra emergencia ambiental de importantes consecuencias en este país.

En 2014, la presa de relaves de la mina de oro y cobre Mount Polley, ubicada en Columbia Británica, Canadá, también colapsó dejando escapar más de 5 millones de metros cúbicos de residuos mineros, provocando una de las mayores tragedias ambientales en ese país.

Los relaves o colas de la minería son el factor común entre las emergencias ambientales mencionadas. Estos corresponden a los desechos o residuos que quedan después de que las mineras extraen de las rocas el metal del mineral en bruto (oro, plata, cobre y hierro, entre otros). Al ser sometidos a procesos físicos y químicos con sustancias tóxicas, tales residuos representan un peligro para los ecosistemas y para las poblaciones. Por esa razón se depositan en tanques enormes para tratarlos.

Durante su visita al país para participar en el conversatorio “Impactos a largo plazo de la minería: riesgos de presas de relave” –organizado por el Observatorio de Conflictos Ambientales (OCA) del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la Universidad Nacional de Colombia (UN)–, el experto Steven Emerman afirmó que “un proyecto minero no es peligroso por definición”. En entrevista a UN Periódico, señaló, entre otros factores, que “la falta de supervisión estatal es el principal riesgo de las presas de desechos mineros”.

Teniendo en cuenta que en Colombia también existen presas de relaves en lugares como Carmen de Atrato (Chocó) o Buriticá (Antioquia) y que se proyecta hacer más en explotaciones mineras en Cajamarca (Tolima), Santurbán (Santander) y San Roque y Jericó (Antioquia), entre otras, y sin olvidar lo sucedido en otras latitudes, es importante no perder de vista las recomendaciones hechas por el experto estadounidense, resultado de una experiencia de cuatro décadas dedicadas a este tema.

 

UN Periódico Digital (UNPD): la catástrofe más reciente ocurrida a consecuencia de una presa de relave sucedió en Brumadinho (Minas Gerais, al sureste de Brasil), ¿qué tan grave es la situación en el mundo con respecto a estas construcciones?

Steven Emerman (SE): lo que convierte en peligrosas las presas de relave son básicamente dos aspectos: los fallos en su construcción –y diseño– y la contaminación que generan. El problema real es la falta de supervisión por parte del Estado, ya sea en la construcción o con respecto a la gestión de los residuos. Por ejemplo en Ecuador la empresa china Ecuacorriente elaboró muchos planes y estudios previos tanto de la infraestructura como de los impactos ambientales de la mina Mirador, proyecto minero a cielo abierto en la Amazonia ecuatoriana; sin embargo una cosa fue lo que se proyectó en el papel y otra la construcción final: se estima que entre 2009 y 2017 se deforestaron 1.307 hectáreas de bosque. Un proyecto minero no es peligroso por definición, pero es necesario tener en cuenta los principios y asegurar que esos principios se van a llevar a cabo.

UNPD: aquí en Colombia, usted visitó la zona donde la Sociedad Minera de Santander (Minesa S.A) –con capital árabe- desarrolla el proyecto minero Soto Norte (Santander), ¿qué panorama encontró?

SE: tengo serias preocupaciones sobre el proyecto, pues según la empresa el almacenamiento de desechos se hará mediante relaves secos –sin agua– para evitar que una eventual falla desencadene una avalancha; o sea, si no hay agua solo ocurriría una caída o un desplome. Es importante tener en cuenta que aunque el almacenamiento de relaves filtrados es mejor que el de relaves húmedos, no es suficiente justificación para ignorar todos los otros aspectos de seguridad.

"Aunque en una eventual falla una presa que almacena relaves filtrados no va a producir flujo de líquidos como sucede con los relaves húmedos, sí puede generar un desplome diez veces mayor a la altura de la presa. Por eso, lo urgente aquí es tener presente que la distancia entre el proyecto de presa de relave minero en Soto Mayor y Suratá es de solo 1.400 m, es decir que si ocurre un desplome el pueblo quedaría arrasado".

 

UNPD: ¿qué aspecto no se debe perder de vista?

SE: considero que lo prioritario es establecer una distancia suficiente entre la presa y la población más cercana, en este caso el municipio de Suratá –ubicado a una hora de Bucaramanga, capital de Santander–. Aunque en una eventual falla una presa de desechos –que almacena relaves filtrados– no va a producir flujo de líquidos como sucede con los relaves húmedos, lo cierto es que se puede generar un desplome diez veces mayor a la altura de la presa. Pero lo urgente aquí es tener presente que la distancia entre la presa y Suratá es de solo 1.400 m, es decir que si ocurre un desplome el pueblo quedaría arrasado.

UNPD: tras lo sucedido en Brumandinho hace cuatro meses, ¿qué ha hecho el Gobierno de ese país que le pueda servir de lección a Colombia?

SE: una de las acciones fue aprobar una nueva legislación que prohíbe construir o ampliar el nivel de una presa de relaves cuando haya una población ubicada en la llamada “zona de salvamiento propio” o “zona de autosalvación”, la cual hace referencia al área en la que ningún tipo de rescate es posible; en donde es necesario que cada persona se salve por sí misma. A partir de ahora la normativa establece que dicha zona se debe ubicar 10 km aguas abajo del curso del valle de la presa. En ese sentido, la presa de Soto Norte estaría muy cerca de la zona de autosalvación, lo que evidencia que ubicar relaves al lado de zonas habitadas es una receta para el desastre. Otro aspecto al que se le debe prestar mucha atención es a la ubicación de la piscina de sedimentación, pues ante una eventual falla de la presa los desechos filtrados se mezclarían con reservas de agua y terminarían afectando las fuentes hídricas, en este caso el río Suratá. Este plan simplemente es una repetición de la secuencia de eventos que produjo en Brasil la falla de la mina San Marco (Mina Gerais) en noviembre de 2015.

UNPD: ¿cuál es la perspectiva sobre las minas de relave y cuáles las alternativas?

SE: en el proyecto minero Soto Norte no hay un plan para evitar la entrada de lluvia entre los relaves filtrados, entonces ¿cómo se van a mantener secos cuando hay precipitaciones constantes en las montañas? Aunque existe un plan para dividir las corrientes de la cuenca alrededor del relave para que entren en el espacio de sedimentación, es necesario diseñar un sistema de canales para la desviación del agua, pero teniendo en cuenta el concepto de “inundación máxima probable”, es decir la inundación más grande que es posible en una ubicación dada. También es necesario proyectar el relave pensando en el terremoto máximo creíble, entre más aterrizado sea el proyecto, mejor.

UNPD: ¿cómo reaccionan las comunidades que habitan las zonas cedidas por el Estado para desarrollar proyectos mineros?

SE: en Ecuador conozco muy de cerca la situación generada por Ecuacorriente en la cordillera del Cóndor, una cadena montañosa entre las provincias de Morona Santiago y Zamora Chinchipe, con amplia biodiversidad. Aunque los indígenas Shuar consideran esta zona como su patria, durante la fase de propuestas y observación del estudio de los impactos ambientales, y antes de la emisión de los permisos, la empresa desplazó completamente a los miembros de la comunidad, a quienes nunca se les compensó por la pérdida de su territorio. Además su construcción ha producido la entrada de mucho lodo a los ríos afectando los ecosistemas acuáticos, y por ende actividades como la pesca, parte esencial de la seguridad alimentaria de los Shuar.

El panorama no es muy diferente en otros países. Por ejemplo el año pasado visité la zona del desastre provocado por la falla en la presa de relaves en la mina Mount Polley –en Columbia Británica (Canadá) en 2014–; la escena es lamentable, no hay río, no hay salmones, solo un mar de relaves. El salmón es la base de la cultura de los Secwepmec, indígenas de esta área. Lo paradójico es que la empresa Imperial Metals Corporation fue galardonada por su estrategia de remediación, la cual consiste en “sembrar” falsos árboles –postes metálicos–, con los que pretende crear un hábitat para hacer que las aves regresen, pero no hay aves porque no hay salmones; absurdo ¿verdad?, pues bien, el premio concedido indica que para la minería no lo es.

Relacionados

2272,2273,2274,2275,711,2276,2277

Comunidades de la región y científicos denuncian que, al contrario de lo establecido por la Corte Constitucional, no se los ha tenido en cuenta en...

Devolverle al Banco de la República la facultad de ser el único comprador de oro en el país, como la tuvo hasta 1991, permitiría tener una mayor...

Atraso tecnológico, condicionamientos del mercado internacional, falta de competitividad de las empresas nacionales y desaparición de la industria...

Aunque la discusión se suele centrar en las exenciones que benefician a las empresas mineroenergéticas del país, lo cierto es que el Estado desconoce...

Aún no es posible saber si las empresas cumplen con la normativa que ordena su eliminación en la explotación de oro, pese a que ya se venció el plazo...

Consejo Editorial