Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
La química detrás de los alimentos ultraprocesados

La principal función de los alimentos es nutrir, porque para vivir bien necesitamos carbohidratos, lípidos, proteínas y minerales, todos ellos sustancias químicas; la segunda porque producen placer, y la tercera por la prevención de enfermedades.
 

“El requerimiento de etiquetar los alimentos con alto contenido en sodio, azúcar, grasas trans y saturadas se relaciona con la influencia que tenemos de una dieta enriquecida en constituyentes con alimentos de alto contenido calórico y bajos nutrientes”, explica la profesora Coralia Osorio, directora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA) de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).
 

Su fundamento es por la cercanía con Estados Unidos, donde, por su cultura, son líderes en el consumo de productos procesados que están listos en poco tiempo. Esto ha hecho que se generen enfermedades asociadas con el estilo de vida, que han sido protagonistas en esta pandemia por formar parte de las comorbilidades.
 

Agrega que “el problema de estos alimentos radica en el exceso de nutrientes como los azúcares, que específicamente pueden generar adicción y enfermedades asociadas con el estilo de vida, las cuales son difíciles de prevenir y puede traer consecuencias letales como sufrir un accidente cerebrovascular (ACV)”.
 

Enfermedades como hipertensión, diabetes y obesidad fueron los principales factores de comorbilidad en la pandemia.
 

Aditivos en los alimentos


Aunque siempre se recomienda consumir alimentos frescos, cuando no se puede, en pro de conservarlos se generan alimentos procesados, y para esto es necesario adicionar sustancias químicas que se llaman aditivos y tienen diferentes funcionalidades, entre ellas:
 

  • preservar características sensoriales como color, aroma o sabor,
  • evitar que se deterioren por efectos de microorganismos, y
  • sustancias que ayuden a preservar la textura en almacenamiento.
     

“Existen cantidades mínimas que se pueden usar según la legislación, pues algunos de ellos pueden ser cancerígenos. Sin embargo, son necesarios en los alimentos procesados. El riesgo es comerlos en exceso, pues el cuerpo los acumula y a largo plazo esto puede generar enfermedades”, resalta la profesora del Departamento de Química.
 

“Si bien la reglamentación exige que se deben indicar en la etiqueta del producto, quizá lo que falta es conocimiento del consumidor pues las empresas resaltan ciertos ingredientes pero lo importante es mirar la etiqueta, donde, el orden en que aparecen los ingredientes va de mayor a menor”, concluye la profesora Osorio.

Relacionados

5032,5280,5281,5180,5282

El 30 de julio de 2021 el presidente de la República, Iván Duque Márquez, sancionó la Ley 2120, “por medio de la cual se adoptan medidas para fomentar...

El proyecto de ley de “comida chatarra” busca reivindicar el derecho de las personas a tener información clara y veraz sobre los productos altos en...

Consejo Editorial