Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
La precaria situación de los ocupados en Colombia

En total, el ingreso promedio del 10 % más rico de los ocupados fue 11 veces superior al 50 % de los ocupados más pobres.
 

Según los microdatos de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH),
 

en septiembre de 2021, el 10 % de individuos más ricos tuvo un ingreso promedio 13 veces superior al del 50 % de ocupados de menores ingresos; además recibió el 42 % de los ingresos laborales, mientras que los más pobres tan solo recibieron el 16 %. El 1 % más rico de los individuos ocupados concentra el 14 % del total del ingreso laboral, y obtuvo un ingreso promedio 44 veces superior al del 50 % más pobre.
 

La brecha entre los ingresos promedio del 1 % superior y el 50 % inferior de las personas ocupadas aumentó respecto a los niveles antes de la pandemia, al pasar de 30 a 44 veces.
 

Con los “niveles históricos de crecimiento” que se han tenido en el producto interno bruto en el segundo (27 % nominal, 18 % real) y tercer trimestre (24 % nominal y 13 % real) de 2021, no se ha logrado reducir el aumento de las desigualdades; Colombia sigue siendo particularmente desigual con respecto tanto a Latinoamérica como al mundo, pues la distribución del ingreso y la riqueza va más allá de los ingresos que reciben las personas ocupadas y de las condiciones laborales.
 

Puedes leer: Falta de adaptabilidad, un factor representativo del desempleo.
 

Así mismo, no se ha logrado reducir la informalidad ni los niveles de precariedad laboral. Aún en septiembre de 2021 el 54 % de los ocupados tenía contrato laboral pero el 47 % restante no; y entre los que tienen contrato el 62 % es escrito y, el otro 38 % verbal.
 

¿Qué pasa con los ocupados?


El número de ocupados en septiembre de 2021 ascendió a 21.729.244 y el ingreso laboral reportado ascendió a 23,5 billones de pesos. El número de horas trabajadas a la semana fue de 936.355.576. Así pues, el valor resultante de la hora trabajada fue de 6.278 pesos.
 

Por su parte, el número de ocupados en 2021 es 7,4 % superior al mismo mes en 2020, aunque es inferior al que se tenía antes de la pandemia en un 4,5 % (cerca de 1 millón de puestos de trabajo respecto a diciembre de 2019).
 

La composición cabecera-resto tanto en el número de ocupados como en el ingreso laboral muestra que, para el sector rural, los valores son 20 y 12 % respectivamente. De igual manera, el ingreso por ocupado de la cabecera es el doble al del resto. La recuperación en cuanto a puestos de trabajo ha sido más dinámica en la cabecera (8,8 % respecto a 2020) que en el resto (2,3 %). Respecto a los niveles de prepandemia, aún están por recuperarse unos 580.000 puestos urbanos y 452.000 rurales.
 

En términos de productividad (ingreso laboral/ocupado) el nivel del sector rural es superior en 4 puntos porcentuales (pp) que el sector urbano, respecto a los niveles de prepandemia.
 

Además: Pobreza compartida: la del migrante y la del local.


Ocupados en las regiones

 

A nivel regional, la recuperación tanto de los puestos de trabajo como de los ingresos laborales presenta resultados heterogéneos. Aún en las regiones hay 2.233.773 puestos por recuperar, concentrados en Atlántico (354.014), Valle del Cauca (330.377), Antioquia (288.329), Sucre (285.404) y Bogotá (267.063).

Respecto a los ingresos laborales, los aumentos respecto a los de prepandemia se destacan los del Cesar (un aumento del 170 %), Santander (119 %), Quindío (93 %), Córdoba (50 %), Cundinamarca (44 %) y Bolívar (39 %), mientras que son negativos en Sucre (-56 %), Caquetá (-54 %), Magdalena (-31 %), La Guajira (-29 %) y Atlántico (-24 %).
 

En cuanto al sexo de las personas ocupadas, se observó que con la pandemia el número de puestos de trabajo perdidos fue mayor para las mujeres que para los hombres: 9 y 14 % respectivamente (cuadro 1).
 

Cuadro 1. Número de ocupados según sexo  
 

Los ocupados y los ingresos


En Colombia, para septiembre de 2020 el 4 % de los ocupados de la clase alta concentraban el 27 % del ingreso, mientras que el 26 % de los pobres tenían el 3 % del ingreso.
 

Con el confinamiento, el número de ocupados entre diciembre de 2019 y septiembre de 2020 se redujo en 2.528.783, la mayoría de los cuales se concentró en la clase media, cuya pérdida fue de alrededor de 2.300.000 personas, además de explicar esos 5 pp de aumento de la clase vulnerable y pobre, la cual pasó de representar el 43,4 % en prepandemia al 48,5 % en septiembre de 2020, en la medida en que la participación de la clase alta se mantuvo en el 3 %.
 

En la pandemia, la única clase social que aumentó su cifra de ocupados fue la clase alta, todas las otras disminuyeron.


Te puede interesar: Falta de tiempo, una pobreza invisible que se replica entre los colombianos.
 


A septiembre de 2021, con los niveles de crecimiento del PIB en el segundo y tercer trimestre de 2021, se observa que la única clase social que aumentó la cifra de ocupados fue la clase alta, persistiendo aún para el resto algunos déficits que existían en la prepandemia (de 564.000 en la clase media, 277.000 en la vulnerable y 345.000 en los pobres). La recuperación económica ha llegado para aquellos con ingresos mensuales superiores a los 3.500.000 pesos al mes.
 

En Colombia una crisis como la pandemia aumenta el número de ocupados en pobreza y en un marco de altos niveles de crecimiento de la economía aumentan los ocupados de la clase alta.
 

Respecto al ingreso laboral, durante la pandemia la clase media fue la que más perdió. En el país, este descendió en aproximadamente 3,3 billones al mes, de los cuales 2,4 eran de la clase media. Con la recuperación de la economía en 2021, este aumentó en 1,9 billones mensuales respecto al mes de septiembre. En la clase alta el aumento fue de 2 billones, en la media de 164.000 millones, mientras que los ocupados en pobreza y vulnerabilidad los ingresos descendieron entre 50 y 127.000 millones.
 

Lo anterior sugiere que aunque el número de ocupados se ha recuperado entre septiembre de 2021 y el de un año atrás, los niveles de ingreso respecto a los que existían en la prepandemia permiten señalar que las personas ocupadas de la clase alta han tenido un aumento en su ingreso cercano al 18 %, mientras que en la clase media ha sido del 6 %, para los vulnerables del 1 % y para los pobres del -1 %.

Relacionados

934,2741,3048,3047,1127

Cualquiera que sea su tipo, la inflación siempre impacta la capacidad de adquirir bienes o servicios en los hogares, empresas y Estados. Experto de la...

Afrontar los problemas del país en materia de salud pública requiere de una visión e intervención territorial y poblacional, para que, junto con las...

Aislamiento, desolación y sensación de vacío son algunas características que convierten la soledad en una patología o en una enfermedad, que afecta...

Desde muy temprano, la pandemia por COVID-19 fue caracterizada por varios analistas como un “hecho social total”, dado que toda la vida social se...

Los Estados, las nuevas ciencias de la nutrición, los planificadores del desarrollo y el agronegocio se han ido ensamblando y han creado...

Consejo Editorial