Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
La inteligencia artificial, detonante de la Cuarta Revolución Industrial

En la historia de la humanidad se han llevado a cabo grandes transformaciones sociales ocasionadas por las condiciones del mundo en cada momento. En algunos casos la ciencia y la tecnología han ocasionado cambios de paradigmas en las sociedades, uno de los cuales se ha generado por el computador electrónico, que se desarrolló inspirado en la idea de imitar a los humanos. De hecho, al comienzo se intentó copiar la manera como las personas hacían operaciones aritméticas, y desde entonces las ha sobrepasado para hacer estos cálculos.

No obstante, esto no les da a los computadores la capacidad para hacer tareas de gran complejidad. En realidad, una de sus mayores fortalezas está en la capacidad de realizar operaciones lógicas que les permiten tomar decisiones ante diversas circunstancias, similar a como lo hacen las personas. Por ejemplo, cuando alguien sale para ir a una cita decide si camina, se va en taxi o en bus según la hora y las condiciones del clima. El fundamento científico para implementar estas habilidades en los computadores está en la lógica y en la lógica matemática, que han permitido desarrollar sistemas complejos de toma de decisiones, entre los que sobresalen los sistemas expertos y los de lógica difusa.

La IA es un área del conocimiento de carácter científico y tecnológico creada en 1956. Su objetivo fundamental es crear máquinas que exhiban capacidades cognitivas y de actuación similares a las de los humanos. Aunque el motor de su avance ha estado en los sistemas computacionales, también ha contado con el aporte de otras áreas del conocimiento como filosofía, lógica, lógica matemática, matemáticas, estadística, sicología, lingüística, neurociencias, biología, economía, robótica, ciencias computacionales e ingenierías electrónica y computacional.

El juego de la imitación

La IA ha evolucionado gracias a esa motivación de imitar a los seres humanos. En su ensayo Computing Machinery and Intelligence (Materia computacional e inteligencia) publicado en 1950, Alan Turing –reconocido como el padre de la computación– propuso una prueba para evaluar la inteligencia de las máquinas.

Realizó un test que constata la capacidad de una máquina de mostrar un comportamiento tan similar al de una persona que no se pueda distinguir de ella, mediante de una conversación en lenguaje natural. Esta conversación se limitaría a la comunicación textual, por ejemplo mediante un teclado y una pantalla.

Si el evaluador no logra distinguir entre el humano y la máquina apropiadamente, se considera que la máquina ha pasado la prueba. Vale resaltar que no se evalúa la capacidad del computador para imitar a los seres humanos en general, sino su habilidad para generar respuestas ante preguntas en una conversación.

A partir de la Segunda Guerra Mundial se produjeron importantes avances científicos y tecnológicos en el área de la IA. Sin embargo en la década de los setenta hubo un freno en su progreso y fue solo hasta los años ochenta cuando tuvo un florecimiento con nuevos logros en el análisis y reconocimiento de patrones, como por ejemplo rasgos o características en una imagen o un audio a través de las redes neuronales. Su desarrollo presagió que los artefactos que usaban IA significarían una gran oportunidad de negocios.

De hecho, desde los años ochenta ha ocurrido un auge de sistemas de IA debido a la investigación e implementación de sistemas inspirados en sistemas naturales físicos y biológicos, como por ejemplo:

  • Las redes neuronales artificiales, inspiradas en el sistema nervioso humano.
  • La computación evolutiva, inspirada en la teoría de la evolución de Charles Darwin.
  • Los sistemas de inteligencia colectiva –conocidos en inglés como swarm intelligence– que emulan el comportamiento social de seres biológicos como las hormigas y otros insectos, las aves, los peces o microorganismos (bacterias, por ejemplo).

Hitos históricos de la IA

Algunos de los hechos históricos más importantes en el avance de la IA han sido:

  • Un programa en el supercomputador Azul Profundo (Deep Blue, en inglés) de la multinacional de tecnología IBM, capaz de batir al campeón mundial de ajedrez Garry Kaspárov, en 1996.
  • Comercialización en 2002 del primer robot doméstico, el Roomba, creado por iRobot, el cual a febrero de 2014 había vendido más de 10 millones de unidades en el mundo. Este robot era usado para aspirar pero se podía programar para desempeñar otras funciones.
  • Otro es Watson, también de IBM, un sistema computacional capaz de responder preguntas en lenguaje natural. Cuenta con una base de conocimiento local construida a partir de múltiples fuentes de información como enciclopedias, diccionarios, tesauros, artículos de noticias, obras literarias, taxonomías, ontologías y bases de datos externas. Fue diseñado para participar en el concurso de televisión Jeopardy, al estilo del programa ¿Quién quiere ser millonario?, y en 2011 derrotó a dos oponentes humanos con el récord de dinero y programas ganados.

Watson registró un desempeño consistente superior al de los contendores pero tuvo problemas en algunas categorías, especialmente las que contenían pistas o claves con pocas palabras. En 2013 IBM anunció la primera aplicación comercial de Watson en el área médica como apoyo al tratamiento de cáncer de pulmón en el Memorial Sloan Kettering CancerCenter, de Nueva York, a la cual han seguido y seguirán otras aplicaciones, porque la multinacional abrió la tecnología de Watson a la comunidad informática.

  • Eugene Goostman es un bot (programa informático que realiza tareas repetitivas automáticamente a través de internet) conversacional desarrollado en 2001 que aparenta ser un niño ucraniano de 13 años de edad. En 2014, con motivo del 60 aniversario de la muerte de Turing, en un concurso la tercera parte de los jueces del evento pensó que Goostman era humano, por lo que se considera que pasó la prueba de Turing, tomando como base su capacidad de engañarlos después de cinco minutos de interrogatorio. Sin embargo esto es cuestionado y sigue siendo objeto de controversia.

Tipos de inteligencia artificial

En general la IA se podría clasificar en tres categorías:

  • La IA limitada o débil –narrow o weak en inglés–, que ya está masivamente en aplicaciones del mundo real como el reconocimiento de rostros en Facebook, asistentes personales de dispositivos móviles o jugadores de ajedrez por computador. Este tipo de IA se limita a tareas muy específicas.
  • La IA general o fuerte –strong, en inglés–, en la cual las máquinas tendrían la capacidad de pensar al menos al nivel de una persona. Sin embargo, para lograr esta IA aún resulta difícil que las máquinas realicen tareas que son muy fáciles para los humanos, como reconocer objetos familiares o personas conocidas, identificar el sarcasmo o asociar una palabra con un contexto particular en una conversación. Las máquinas de IA fuerte ocasionarían una gran revolución porque tendrían la capacidad de aprender y actualizarse de manera autónoma, sin requerir ser programadas. Además podrían tener una gran capacidad de aprender y mejorarse a sí mismas y alcanzar un nivel de inteligencia muy superior a los humanos. Esto ocasionaría la llamada “singularidad”, dando origen al tercer tipo de IA.
  • La súper IA, que corresponde a cualquier IA que supere la inteligencia humana y de la cual se espera que se automejore rápidamente.

Ahora bien, el avance en las tecnologías computacionales ha generado ciertos temores entre los humanos debido a que los computadores, aunque preservan características de muchas máquinas, también poseen características que las hacen únicas. Particularmente, aunque muchas máquinas pueden percibir el ambiente a través de sensores como el mecanismo de llenado del tanque de una cisterna de un sanitario, los computadores, por ser programados, crean representaciones computacionales no solo de lo que está sucediendo en su ambiente sino de lo que ha pasado históricamente y les permite obtener modelos o reglas para tomar decisiones sobre lo que deben hacer ante circunstancias particulares. También les permite recordar lo que ha pasado y lo que su experiencia les ha demostrado que conduce a lograr mejores resultados.

El temor surge porque, trabajando conjuntamente, las máquinas podrían ponerse de acuerdo y conspirar poniendo en riesgo la existencia de la humanidad.

La súper IA atemoriza y despierta gran interés entre los humanos. El temor surge porque, trabajando conjuntamente, las máquinas podrían ponerse de acuerdo y conspirar poniendo en riesgo la existencia de la humanidad, por ejemplo manipulando o restringiendo el acceso a información o servicios esenciales.

Aprendizaje automático

El aprendizaje automático o de las máquinas –del inglés machine learning– es una rama de la IA que busca desarrollar métodos que les permitan a las computadoras aprender, particularmente crear programas capaces de generalizar comportamientos a partir de información dada mediante ejemplos, representados como datos en sistemas computacionales. Un proceso de inducción del conocimiento.

Los sistemas de IA carecen de sentimientos y ética, por lo que no son capaces de discernir entre el bien y el mal y podrían presentar comportamientos indeseables para los humanos

En 2008, una aplicación de Google de reconocimiento de voz en los iPhone significó uno de los mayores avances en IA, porque pudo alcanzar un grado de precisión superior al 80 %. El enfoque consistió en usar miles de poderosos computadores, funcionando de forma paralela, para aprender patrones de las conversaciones dadas por los mismos usuarios. Hoy existen varios asistentes de este tipo:

Otra aplicación de este tipo son los vehículos sin conductor. En 2017 Audi, la fábrica alemana de carros de alta gama, anunció que el último modelo A8 sería autónomo al alcanzar una velocidad de 60 kilómetros por hora usando su sistema Audi AI. Fue el primer vehículo en producción en lograr nivel 3 de conducción autónoma. También en 2017, Waymo anunció que había iniciado pruebas de vehículos autónomos que no requieren conductor humano de seguridad.

Impacto de la IA y las tecnologías asociadas

Para enfrentar los retos de la Cuarta Revolución Industrial es importante que los gobiernos y, en particular, las instituciones de educación se preparen para asegurar procesos de formación de los ciudadanos. De hecho, las instituciones educativas deben plantear una transformación de sus programas curriculares para que respondan a la nueva sociedad y a los nuevos requerimientos de la fuerza laboral creando de nuevas profesiones, como científicos de datos, otros trabajos que hoy no existen y algunos que ni alcanzamos a imaginar.

Además de los aspectos científicos y tecnológicos, en el desarrollo de las tecnologías surgen cuestionamientos éticos sobre sus usos. Similar a como ocurrió en la Revolución Industrial (1760-1840), ante esta nueva Revolución se augura la pérdida de numerosos empleos que serán reemplazados por sistemas computacionales que realizarán las tareas de manera automática, porque los sistemas inteligentes tienen aplicabilidad en cualquier área del conocimiento y en la solución de prácticamente cualquier tipo de problema, como por ejemplo en sistemas de monitoreo y control de procesos, de servicio al cliente y de negociación en la bolsa de valores, por mencionar solo algunos. Así pues, se espera tener redes de máquinas a lo largo de toda la cadena de valor, que podrán llegar incluso a controlarse a sí mismas.

Aunque se han logrado grandes avances en la visión y el reconocimiento del lenguaje natural automatizado, aún persisten importantes problemas para lograr una capacidad comparable a la de los humanos. En estas tareas se ha llegado a un punto en el que lograr mejoras es extremadamente difícil y lento. También se puede observar que en la actualidad aún es muy limitada la capacidad de las máquinas para realizar tareas de razonamiento automático en el mundo real.

Las instituciones educativas deben plantear una transformación de sus programas curriculares para que respondan a la nueva sociedad y a los nuevos requerimientos de la fuerza laboral creando de nuevas profesiones, como científicos de datos, otros trabajos que hoy no existen y algunos que ni alcanzamos a imaginar.

Una de las grandes transformaciones se deberá a las capacidades de comunicación, interacción y trabajo conjunto de las máquinas (sistemas multiagente) con los humanos. Las máquinas podrían llegar a mejorarse a sí mismas, obtener los materiales para su propia construcción, e incluso construir otras máquinas. Ellas podrían producirse y realizar tareas a costo casi cero para los humanos.

Si aún siguen al servicio de los humanos, según los optimistas, se lograría una época de abundancia en la que prácticamente se llegaría al final del trabajo por dinero. Esto pondría el reto para los humanos de no sentirse inútiles y producir crisis existenciales porque entonces no tendrían qué hacer. Por esto se debería desarrollar una nueva inteligencia emocional artificial para ayudar a las personas a alcanzar una vida de mayor felicidad y bienestar emocional.

Los sistemas de IA carecen de sentimientos y ética, por lo que no son capaces de discernir entre el bien y el mal y podrían presentar comportamientos indeseables para los humanos. El verdadero riesgo en la tecnología está en sus usos. En el caso de la IA ha sido tal la preocupación que en 2017 un grupo de expertos de todo el mundo produjo en Barcelona un manifiesto en favor del uso ético y apropiado de la IA.

Relacionados

622,623,624,625,626,627,260,322,629,630,321,344

En verdaderos actores políticos de primer orden se han convertido los gobiernos de las urbes en los últimos años, dejando atrás el simple papel...

Una minoría de influenciadores digitales, élites políticas y medios de comunicación dominaron las tendencias en la jornada electoral del 11 de marzo....

Competitividad, capacidades y conectividad son los tres componentes analizados por el Banco Mundial (BM) en un informe sobre la manera como los países...

Desde la miniaturización del computador, pasando por el surgimiento de internet y el análisis de grandes cantidades de datos, hasta la confluencia de...

La evolución de la tecnología define cambios en la producción de los países, varios de los cuales están determinados por la llamada cuarta revolución...

Consejo Editorial