Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
La hemoglobina, una proteína “de alto rendimiento”

En 1984 el famoso ciclista italiano Francesco Moser acudió al entrenamiento en hipoxia (situación de poco oxígeno) para alcanzar un mejor rendimiento deportivo. Entonces se convirtió en el primer humano que lograba recorrer más de 50 km/h de pedaleo continuo.

El de la hora fue uno de los siete récords mundiales en distintas modalidades de ciclismo de pista que en cuatro días logró el deportista italiano, que popularizó el uso de las ruedas lenticulares en las bicicletas de pista. La “hazaña” Moser ocurrió en el velódromo de Ciudad de México, a 2.240 (msnm), hecho que no pasó desapercibido para la profesora Érica Mabel Mancera Soto, fisioterapeuta y magíster en fisiología y doctora en Ciencias, con mención en Biología, de la Universidad Nacional de Colombia (UN).

Durante los últimos cuatro años la doctora Mancera, del Departamento de Movimiento Corporal Humano, de la Facultad de Medicina de la UN, llevó a cabo su investigación doctoral y logró conclusiones relevantes para el mundo de la medicina deportiva, la fisiología del ejercicio e incluso para las consultas en pediatría.

Con la dirección del profesor Édgar Cristancho, líder del grupo de investigación “Adaptaciones a la hipoxia y al ejercicio físico”, de la Facultad de Ciencias, y en cooperación con el profesor Walter Schmidt, de la Universidad de Bayreuth (Alemania), se han dado a la tarea de estudiar las variaciones y adaptaciones de de la masa de la hemoglobina en la sangre, un factor que puede ser determinante para saber si un menor de edad puede llegar a ser un deportista de alto rendimiento.

Niños y adolescentes con masa de hemoglobina con gran potencial

A partir de una muestra de 476 niños y adolescentes de entre 9 y 18 años, el estudio consideró cuatro variables: género, altura de la ciudad que habita la población estudiada, nivel de maduración de la población y estado físico. Además, la investigación comparó dos grupos, con y sin entrenamiento deportivo.

El estudio se realizó en dos alturas: superiores a 2.500 msnm (Soacha, Bogotá y Tunja), e inferiores a los 1.000 msnm (Tuluá, Zarzal y Roldanillo, en el Valle del Cauca), con 276 individuos para el primer grupo y 200 para el segundo.

Después de su pasantía en Alemania, la doctora Mancera aprendió con el doctor Schmidt el“método re-optimizado de inhalación de monóxido de carbono”yse propuso emplearlo con niños y jóvenes colombianos, como lo había hecho en Alemania.

El sustento del método es suministrarles a las personas estudiadas una dosis de monóxido de carbono, que no es tóxica, según la edad, el peso, el estado físico y el sexo. El monóxido se une a la hemoglobina y actúa como un marcador para ver los cambios en la carboxihemoglobina.

Esto permite medir la masa en vez de la concentración de hemoglobina, que no es una variable confiable cuando hay ejercicio físico, pues depende de los cambios en el plasma, que es la parte líquida de la sangre.

La doctora Mancera explica que “es como una sopa, si la dejo hervir se seca y queda el recado, queda concentrada. Si le agrego agua, se diluye. Así, como en la sopa, cualquier cambio en el agua corporal cambia la concentración de hemoglobina y podría dar un falso valor de la cantidad de hemoglobina en el cuerpo. Por eso es importante medir la masa de hemoglobina, que es más confiable. Es como medir el recado de la sopa, no el caldo”.

Colombia, una brecha para el rendimiento deportivo

Medir la masa puede ayudar a saber cómo se está produciendo la hemoglobina, algo definitivo para lograr un mayor rendimiento en el ejercicio físico. Precisamente es por eso que algunos deportistas convierten esa producción en su objetivo, tanto que puede llegar incluso a generar situaciones de dopaje. El proceso de producción de glóbulos rojos se llama eritropoyesis.

Mientras que en otros países hay una consciencia y un propósito definido previamente sobre cómo guiar la carrera de un deportista desde temprana edad, los casos que se reportan en Colombia son escasos y, en su mayoría, no planificados.

En Colombia no hay control ni seguimiento a la salud de niños y adolescentes deportistas. Los grandes campeones nacionales son fruto del azar, no de una política de medicina deportiva propuesta desde la niñez, como ocurre en países europeos.

¿Qué ocurre con el comportamiento de la masa de hemoglobina cuando se pasa de la niñez a la adultez? ¿Es lo mismo para los niños que para las niñas? Los estudios previos se realizaron en Australia, pero no en las condiciones ambientales de Bogotá.

La investigadora Mancera dice que la hemoglobina es como un carrito de oxígeno que transporta el 97 % del oxígeno del cuerpo a los músculos para que el cuerpo tenga suficiente energía para la práctica deportiva. “Por eso es tan importante la masa de hemoglobina: cuanto mayor sea, mayor será el rendimiento físico de forma natural. Si eso no pasara, no podríamos movernos”, afirma.

Las instituciones que colaboraron

Con el apoyo de la Unidad de Ciencias Aplicadas al Deporte (UCAD), del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) y el Laboratorio de Control al Dopaje de Coldeportes, los investigadores lograron reunir las condiciones para hacer el estudio en Bogotá, con pruebas de esfuerzo físico, conocidas como  “pruebas de consumo máximo de oxígeno”, electrocardiogramas y tomas de muestra de sangre.

En el Valle del Cauca el grupo de investigación recibió apoyo de la Unidad Central del Valle, mediante su compromiso económico e institucional. Igualmente se logró la participación de otras dos universidades europeas, la de Oporto (en Portugal) y la de Barcelona (en España), las cuales se comprometieron tanto con espacios para realizar pasantías de investigación y entrenamiento en diferentes técnicas experimentales como con la adquisición de suministros para desarrollar la investigación.

“También fue vital el apoyo de la investigadora Diana Marcela Ramos Caballero, doctoranda en Ciencias-Biología de la UN”, explica la doctora Mancera.

La mayor parte de la población infantil entrenada que se analizó pertenece a ligas y clubes de ciclismo, ciclo-montañismo, patinaje y atletismo de las diferentes modalidades. La población no entrenada provenía de colegios públicos y privados, entre ellos el Instituto Pedagógico Arturo Ramírez Montúfar (IPARM), de la UN.

Cuando los niños tienen una masa de hemoglobina alta, significa que pueden llegar a tener buenos resultados como atletas en deportes de resistencia.

El estudio mostró que la masa de hemoglobina se incrementa significativamente en los hombres, a partir del estadio III de maduración según la escala de Tanner, que sirve para observar los cambios físicos en genitales, pecho y vello púbico a lo largo de la pubertad (alrededor de los 12 años) en ambos sexos.

En cambio en las mujeres la masa de hemoglobina se mantiene estable en la pubertad, hecho que se relaciona con el incremento de la producción de testosterona en los hombres.

Los resultados de la investigación han sido tan importantes para la comunidad de la medicina del deporte, que logró el segundo lugar en el XXXV Congreso Mundial de Medicina del Deporte, celebrado en septiembre de 2017 en Río de Janeiro (Brasil). También obtuvo un reconocimiento en la UN, ya que la exposición de la doctora Mancera obtuvo el segundo puesto en el concurso 3M (Tesis en tres minutos), realizado a principios de este mes.

La doctora Mancera considera que los pediatras podrían tener en cuenta los resultados de masa de hemoglobina en los niños, que arroja los gramos de esta en sangre, para completar sus diagnósticos, especialmente cuando hay deficiencias de ella, como en el caso de niños anémicos, o para el caso de niños deportistas, de tal manera que se pueda evaluar su capacidad de transporte de oxígeno.

 

Si está interesado en profundizar en el tema, haga clic aquí:

https://revistas.unal.edu.co/index.php/revfacmed/article/view/50188/54066

 

 

Consejo Editorial