Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Insectos miden calidad del agua del río Bogotá

Aunque por su tamaño es prácticamente imperceptible, su presencia se siente justo en el momento en el que provoca su irritante picadura. El popular jején, que algunas veces actúa como vector de enfermedades en animales y humanos, tiene cautivados a científicos de la Universidad Nacional de Colombia (UN) que han encontrado en este familiar de los simúlidos (Simuliidae) un alto potencial como indicador de la calidad del agua.

Los biólogos Ligia Moncada, profesora del Departamento de Salud Pública, y Gabriel Pinilla, del Departamento de Biología, utilizaron por primera vez en Colombia especies de simúlidos para medir la calidad de cuatro corrientes de agua de la cuenca alta y media del río Bogotá.

Los investigadores explican que tradicionalmente la calidad del agua se mide por parámetros físico-químicos que entregan información sobre las características inmediatas del ecosistema acuático.

Sin embargo, usar insectos para dicho análisis permite detectar los cambios del ambiente a largo plazo. Esto se conoce como bioindicación, y la investigación adelantada por la UN es la primera en Colombia que utiliza esta práctica con especies de simúlidos y en alta montaña. El proyecto fue financiado por Colciencias y la un Sede Bogotá.

La cuenca alta del río Bogotá fue uno de los afluentes analizados.

La cuenca alta del río Bogotá fue uno de los afluentes analizados, y el más importante, si se tiene en cuenta el histórico fallo del Consejo de Estado que les ordena a las entidades públicas y privadas adelantar acciones en beneficio de este sistema fluvial, considerado como “uno de los más contaminados del mundo”.

Considerado como “uno de los más contaminados del mundo”.

Indicadores de aguas limpias

En este trabajo, en el que participaron estudiantes del pregrado en Biología y de las maestrías “Infecciones y Salud en el Trópico” y “Ciencias-Biología”, también se incluyeron tres quebradas de los cerros Orientales de la capital del país:

  • La Osa (ubicada en la reserva forestal El Delirio y afluente del río Fucha)
  • El río Arzobispo (nace en el páramo de Cruz Verde y atraviesa el Parque Nacional Olaya Herrera)
  • La Vieja (ubicada en Chapinero, en la calle 71 entre la Avenida Circunvalar y la carrera segunda).

De cada una de las corrientes de agua se analizaron tres sectores de sus cuencas en diferentes estados de conservación:

  • Bien conservada (tramo alto)
  • Moderadamente conservada (tramo medio)
  • Con fuerte intervención humana (tramo bajo)

El profesor Pinilla Agudelo señala que en cada tramo se colectaron especímenes inmaduros de simúlidos: “estos insectos tienen fases de huevos, larvas, pupas y adultos. La pupa es la fase en la que la larva forma un capullo y allí ocurre la transformación para convertirse en adulto, por eso son muy importantes ya que dan una aproximación de cuántos individuos maduros van a emerger”.

Las larvas y las pupas viven en el agua pero prefieren ambientes muy bien oxigenados y con baja intervención de la acción del hombre (antrópica), por lo que son indicadores de aguas limpias o moderadamente contaminadas, y desaparecen en aguas contaminadas.

Además de obtener la muestra de los organismos se midieron variables hidrológicas (caudal, pendiente y velocidad de la corriente), físicas y químicas (pH, presencia de nitratos, nitritos y fosfatos), y también se tuvieron en cuenta aspectos cualitativos como el estado de la vegetación ribereña, el tipo de sustrato y la ubicación de los insectos en los hábitats de los ríos, entre otras.

Las especies se identificaron en los laboratorios de Entomología y Limnología de la UN, en los que se hicieron pruebas físicas y químicas y se analizaron los datos de todas las variables para obtener los resultados.

Las especies se identificaron en los laboratorios de Entomología y Limnología de la UN, en los que se hicieron pruebas físicas y químicas y se analizaron los datos de todas las variables para obtener los resultados.

Luz Angélica Cuadrado, estudiante de la Maestría en Ciencias-Biología de la un, menciona que al conocer la abundancia de cada una de las especies y los sitios en los que se encuentran, se pueden relacionar sus preferencias ambientales en cuanto a oxígeno, velocidad de la corriente de agua, ph, cantidad de nutrientes, etc.: “este tipo de relaciones nos permiten saber qué especies podrían indicar una mejor o peor condición del agua”, amplía.

Puntos críticos

Uno de los hallazgos importantes fue la presencia de la especie Gigantodax cervicornis en el último tramo de la quebrada La Osa, es decir cuando empieza el recorrido por asentamientos de barrios marginales.

La profesora Moncada sostiene que esta especie indica que las condiciones del río no son óptimas y que el agua está relativamente contaminada, debido a que la zona presenta intervención humana y vertimientos de desechos domésticos.

Para todas las corrientes de agua, tanto las características fisicoquímicas como las especies de simúlidos mostraron que en los puntos las condiciones son aceptables; sin embargo en los puntos medios y bajos estas empeoraron.

El punto crítico de La Osa fue el área ubicada justo antes de llegar al Batallón 20 de Julio; en el río Arzobispo fue el tramo bajo, ubicado en el sector oriental del Parque Nacional; en la quebrada La Vieja, cuando pasa por la Avenida Circunvalar, y en el río Bogotá, a la entrada de Villapinzón.

En la parte baja de La Osa (que en este sitio se ha unido a otras quebradas para formar el río Fucha) y del río Arzobispo se encontraron cantidades altas de bacterias que indican contaminación por materia fecal (coliformes fecales), según la normatividad nacional e internacional.

En estos tramos los microorganismos no cuentan con el suficiente oxígeno para degradar la materia orgánica, incluso –agrega el profesor Pinilla– en el río Fucha se presentó la condición conocida como “reductora”, que significa que ante la disminución del oxígeno se empiezan a generar gases contaminantes como metano y ácido sulfhídrico.

En el río Fucha se presentó la condición conocida como “reductora”, que significa que ante la disminución del oxígeno se empiezan a generar gases contaminantes como metano y ácido sulfhídrico.

Por el contrario, para la parte alta del río Bogotá aún se conservan aguas limpias y hasta la entrada a Villapinzón es un afluente con alta riqueza biológica. Los investigadores de la un identificaron 10 especies de jejenes en la afluente, lo cual es considerado como una cantidad importante en comparación con otras corrientes del trópico.

Además algunas especies fueron identificadas como exclusivas para dicha cuenca; estas son: Gigantodax siberianus, Simulium arcabusence y Simulium sumapacense.

Vale destacar que los cursos de los ríos analizados forman parte del drenaje hídrico de la capital del país. Cuando estos ecosistemas desembocan en el río Bogotá también trasvasan las sustancias contaminantes que recogen en su recorrido por áreas urbanas.

El análisis de La Osa, el río Arzobispo y La Vieja permite estimar la situación de las cerca de 40 quebradas que bajan desde los cerros Orientales hasta la ciudad.

El análisis de La Osa, el río Arzobispo y La Vieja permite estimar la situación de las cerca de 40 quebradas que bajan desde los cerros Orientales hasta la ciudad.

Con los resultados obtenidos será posible analizar el estado de conservación de cada afluente e identificar sus puntos críticos, información que resulta útil para prever planes de descontaminación y preservación.

Relacionados

27

Por vencimiento de términos, el Congreso de la República archivó iniciativas que buscaban regular la explotación y exploración minera y petrolera en...

Con esta crítica, el profesor Orlando Rangel, doctor en biología de la Universidad Nacional de Colombia, cuestiona el papel de la entidad ambiental en...

El proyecto viola la ley de medioambiente y decretos que obligan dar prioridad al consumo humano de los recursos hídricos por encima de cualquier otro...

Los datos muestran una problemática parecida en municipios de Nariño, Córdoba, Antioquia, caracterizada por la gran destrucción el espacio con serios...

Científicos y académicos expertos en el tema, entre los que se encuentran docentes de las sedes de Tumaco, Palmira, Manizales y Orinoquia de la...

Consejo Editorial