Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
    Innovadora técnica detecta mercurio en atún

La combinación de electricidad y química permitió que un grupo de investigadores desarrollara una técnica que identifica hasta las cantidades mínimas de mercurio en el atún enlatado.

Con el nuevo procedimiento se pueden cuantificar concentraciones muy bajas de mercurio en latas de atún: “detecta 0,1 partes por millón (miligramos) de mercurio, y en algunas muestras hasta 0,1 partes por billón”, subraya el químico Óscar Rodríguez Bejarano, doctor en Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (UN), quien desarrolló y comprobó la innovadora técnica denominada “voltametría de redisolución anódica”.

El químico trabaja hace 15 años en la producción de electricidad por medio de combinaciones químicas, y su interés por estandarizar nuevas técnicas coincidió en 2015 con el de su colega César Quiñón, profesor de la Universidad Santo Tomás, quien buscaba cuantificar el mercurio en atunes pero no lo había logrado porque los métodos para determinar este metal a nivel de trazas y ultratazas (concentraciones muy bajas) son muy costosos.

Así, técnicas como la absorción atómica –que identifica el mercurio utilizando luz y no electricidad– requieren equipos que pueden superar los 100 millones de pesos, mientras que el empleado por la electroquímica no solo es más sencillo de implementar, sino que cuesta cinco veces menos.

Atunes a prueba

El primer paso para desarrollar la nueva técnica consistió en seleccionar cinco marcas diferentes de atún (seis latas de cada una) compradas en tres grandes cadenas de Bogotá.

Las muestras se llevaron al laboratorio para sustraerles la grasa y el líquido presente en su textura, luego se depositaron en un recipiente de vidrio (celda electroquímica) y se mezclaron con ácidos nítrico y clorhídrico, procedimiento previo al análisis con electricidad, que implicó el uso de tres electrodos.

“Al aplicarle voltaje negativo (rangos entre -0,5 y 0,2) a uno de los electrodos, el mercurio se adhirió a este en forma de capa metálica. Ello se explica porque la sustancia ganó electrones que se observaron circulando por la celda electroquímica. Así, a mayor cantidad de corriente, mayor cantidad de mercurio”, explica el investigador.

Al repetir el proceso, los resultados corroboraron el hallazgo de metales pesados, particularmente de mercurio: “dos marcas superaron una parte por millón (más de un miligramo del metal por kilogramo de atún), que es el tope máximo permitido por la legislación colombiana para el consumo humano”, según Rodríguez Bejarano. Incluso en una de las marcas se detectaron hasta cuatro partes por millón, alertó el experto.

Lea: Encuentran altos niveles de mercurio en atún enlatado

Lea: Grasa del atún, cebo para el mercurio

Método a toda prueba

El procedimiento electroanalítico se comprobó en numerosas ocasiones, y al final de las pruebas se demostró que es:

  • Sensible: detecta las variaciones de mercurio en diferentes muestras.
  • Preciso: no importa cuántasveces que se aplique, siempre se obtendrá el mismo resultado.
  • Exacto: registra el valor real comparado con muestras estándar de mercurio.

Lo más interesante de la nueva técnica es que se puede aplicar en aguas naturales o residuales y en miel de abejas para detectar otros elementos metálicos como plomo, níquel o zinc, y no metálicos como selenio o azufre, presentes en minerales, medicamentos, suplementos nutricionales y compuestos orgánicos como el Sildenafil –principio activo del viagra–, el Omeprazol –del grupo de inhibidores de la bomba de protones (IBP) que disminuyen la acidez estomacal– y la vitamina C.

Según el investigador, entre 40 y 50 de los 91 elementos naturales que tiene la tabla periódica se pueden analizar vía electroquímica: “la única condición es que se dejen oxidar (perder electrones) o reducir (ganar electrones) sobre la superficie de un electrodo”.

Por sus bajos costos y su facilidad de uso, la técnica se puede aplicar en el control de calidad del atún por parte de las autoridades sanitarias; la fabricación de productos farmacéuticos y el control de calidad de aguas, entre otros procesos.

Pese a su enorme utilidad en el análisis de una gran cantidad de iones o moléculas, los métodos electroanalíticos no son muy populares en el país, situación que Rodríguez no se explica: “en general no es un método popular entre los químicos colombianos; muy pocos grupos se dedican a su investigación”.

Aunque este proceso genera una rica transmisión de nutrientes, también provoca altas concentraciones de mercurio, de ahí que sea una especie en permanente vigilancia por parte de las autoridades sanitarias colombianas, para evitar que cuando se procesa para el consumo humano supere los niveles máximos del metal permitidos por la legislación vigente.

El último caso conocido de exceso de mercurio en atún se reportó en Colombia el pasado 24 de agosto, cuando el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) detectó altas concentración de mercurio en 3.270 latas de atún que debieron retirarse del mercado, y alertó a los ciudadanos para que se abstuvieran de consumir dichos lotes.

Aunque en ese momento la entidad precisó que el consumo de una única porción de atún en esas condiciones “no implica la afectación de la salud”, sí advirtió que el riesgo aumenta para mujeres embarazadas, lactantes y niños, si se consume de manera permanente y por un tiempo prolongado.

En permanente vigilancia

El atún es un pescado que por lo general se encuentra en los océanos Atlántico, Pacífico e Índico; mide alrededor de 2 metros y pesa cerca de 100 kilogramos.

Se caracteriza por ser un devorador nato de otros peces y de crustáceos como la langosta, la pulga de agua y el camarón, entre otros, y por tener un alto impacto en la cadena alimentaria, ya que también es alimento para especies superiores.

Efectos en la salud

“La importancia de detectar mercurio en el atún radica en los efectos adversos que el metal produce en los humanos: daño en el sistema nervioso central, pérdida de la audición, disminución en la visión, de la conciencia y muerte”, señala Juan Manuel Sánchez Londoño, magíster en Toxicología de la UN, en su tesis “Evaluación de la concentración de mercurio en diversas marcas de atún enlatado comercializadas en la ciudad de Cartagena de Indias”.

Sin embargo, según información del Ministerio de Agricultura (citada en la misma tesis), en Colombia ha aumentado el consumo de atún: “se estima que el consumo anual de conservas de atún es de cerca de 93,6 millones de unidades, lo que significaría un consumo de 2,6 latas por persona al año, de los cuales el 77 % es abastecido por la industria nacional”.

“Por eso resulta cada vez más importante detectar de manera sofisticada las partículas minúsculas de mercurio en el atún, para que las autoridades puedan controlar el cumplimiento de los límites establecidos para este producto”, concluye Sánchez Londoño.

Relacionados

26,61,62,63,64,65,66,67

Con una inversión de más de 11.000 millones de pesos provenientes del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías, un...

A partir de una molécula de origen humano, denominada LL-37, se diseñó y sintetizó un péptido –especie de proteína– mejorado, capaz de contrarrestar...

Se conoce como Cámara Compton y ha logrado obtener imágenes de minas pentolina y TNT, enterradas hasta 5 cm de profundidad.

Dharma 1.0 reduce una cuarta parte del tiempo que requieren los pacientes para adaptarse a una prótesis de extremidades superiores, y se espera que a...