Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Industrialización más cercana a los puertos dinamizaría el mercado nacional

Aunque existen muchos estudios acerca de la industria colombiana centrados en un análisis de las variables económicas asociadas con este sector –entre las que se destacan la productividad, la eficiencia del capital, la intensidad de los factores, los incentivos tributarios o el efecto negativo o positivo de la tasa de cambio en la competitividad–, este escrito quiere llamar la atención sobre la manera como los aspectos geográficos imponen una limitación difícil de sortear para que el sector industrial participe en la economía de una manera más preponderante.

La localización y la baja relocalización (entendida como la movilidad espacial de las industrias que cambian de un lugar a otro buscando ajustarse a nuevas reglas de juego) de las industrias colombianas pueden ayudar a explicar por qué este sector no crece como muchos esperan y por qué pierde cada vez más participación dentro las actividades económicas.

Según las cuentas nacionales publicadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), durante el primer trimestre de 2019 la industria representó un 12 % de la producción nacional. Este dato no es muy diferente al de los últimos años, ya que desde el tercer trimestre de 2012 representaba un 14 % de la producción, participación que aunque no ha cambiado significativamente, en el tercer trimestre de 2006 era del 15 %.

Al retroceder a los años noventa, en plena posapertura económica, encontramos que la industria tuvo una participación del 15 % durante la mayor parte de la década. Habría que ir hasta los años setenta y ochenta, cuando la actividad manufacturera representaba más del 20 % de la producción nacional, con una participación del 23 % en 1974, 1975 y 1979. Aún con menor contribución a la década anterior, los años ochenta tuvieron una contribución por encima del 20 %

Estos datos muestran que Colombia era más industrial hace cuarenta años y que la economía se ha venido diversificando con mayores aportes de otros sectores como el comercio –que en el primer trimestre de 2019 representó un 17 %– o el componente de la administración pública, defensa, seguridad social, educación y salud, que representa un 13 %.

Centrada en lo local

Desde sus inicios, la industria nacional tuvo una vocación netamente interna, con poco interés hacia los mercados externos. En 1965, el historiador Frank Safford escribió en su libro Commerce and enterprise in central Colombia, 1821-1870, que hacia el siglo XIX el país contaba con algunas industrias dedicadas a la producción de hierro fundido y algunos productos de consumo ligero, fábricas de loza, velas y jabón, aunque no es sino hasta después de la Gran Depresión, o Crisis del 29, cuando se inicia un proceso serio de industrialización que se profundiza con el modelo cepalino –de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal)– de sustitución de importaciones después de la posguerra, siempre enfocado en el respaldo del mercado interno más que en los mercados internacionales.

Sin duda alguna, dejar de lado la preocupación de una industria exportadora no se planificó a propósito, sino que las limitaciones geográficas del país siempre han sido un condicionante que genera una estructura de producción rígida y focalizada en los grandes centros urbanos, pero con una restringida conectividad y alejada de los puertos importantes de exportación.

Colombia no es solo un país montañoso sino tropical, por lo que las zonas de montaña baja se han caracterizado por ser de tierras en las abundan las enfermedades tropicales, de ahí que desde el comienzo del desarrollo del país fuera necesario ubicarse en la altura, lo que representó habitar en zonas más salubres y evitar la propagación de dichas enfermedades en la población. La industria se ubicó cerca de las grandes ciudades: Bogotá, Medellín y Cali, y tuvo como principal propósito satisfacer las necesidades internas.

Ventajas geográficas desaprovechadas

Para analizar el fenómeno de relocalización industrial se tomaron todos los movimientos registrados en el periodo 2005-2015 según su sentido, es decir identificando si el movimiento migratorio era de salida o entrada de alguna industria en determinado municipio, para así asignar las categorías de municipio de origen, destino u origen-destino para los municipios que registraron doble función. Para la localización, el insumo de datos utilizados proviene del directorio estadístico de empresas del DANE, y para la relocalización, la base de datos de empresas de la Superintendencia de Sociedades de Colombia.

Según estas consideraciones estadísticas e históricas se podría establecer que la mayoría de los establecimientos industriales se encuentran en la zona centro del país, y que estar alejados de las costas limita el aprovechamiento de las ventajas geográficas para el acceso a los mercados externos.

Por ejemplo en Bogotá y la Sabana, en los municipios de Funza, Mosquera, Cota y Tocancipá son mayores las llegadas que las salidas de establecimientos industriales, lo cual muestra que, en cuanto a la atracción de industria, estos municipios se han convertido en una ubicación ideal para las empresas que deciden cambiar su lugar de producción.

En Medellín, con excepción de Itagüí, los municipios de Bello, Sabaneta, Copacabana y La Estrella también han recibido nuevas industrias que han cambiado su localización. En el caso de los establecimientos industriales cercanos a Cali, en Yumbo las llegadas de industrias son mayores que las salidas, aunque en Palmira y Candelaria prácticamente el mismo número de establecimientos que salen corresponde al de aquellos que llegan, lo que muestra, en términos de cantidad, que en estos dos municipios existe un reemplazamiento.

Otro aspecto relevante del análisis de los datos es que, por tener vocación local, la industria colombiana tiene gran limitación espacial para transportar los productos a puertos con logística exportadora (Buenaventura, Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, son los puertos claves del comercio exterior colombiano). Esta barrera no ha sido un indicador clave de que las dinámicas de relocalización se están dando para aprovechar esta potencial ventaja, pues las industrias siguen teniendo una fuerte presencia en el mercado interno, con limitada capacidad exportadora.

Una conectividad precaria y no competitiva limita el transporte de la producción desde las grandes capitales, no la hace atractiva para los compradores internacionales y se convierte en un cuello de botella que impide un mayor aprovechamiento de los tratados internacionales de comercio firmados por el país (nueve de libre comercio vigentes). Así mismo, restricciones ambientales, altos precios de la tierra e incentivos tributarios, entre otros factores, motivan el movimiento de la industria, pero no muy lejos de donde estaban originalmente.

Las industrias que más se relocalizan en el país son las de alimentos, químicos, caucho y plástico; a su vez, los minerales no metálicos, los vehículos y autopartes, junto con la industria editorial, los negocios de cemento, telas y bebidas, se relocalizan en menor proporción. Se presume que el interés de la movilidad de las industrias que se desplazan a territorios cercanos a su lugar de origen es motivado por elementos y restricciones institucionales, pero siempre con la intención de no perder participación en el mercado.

Lea el artículo “La demografía industrial en Colombia: localización y relocalización de la actividad manufacturera”, publicado en la revista Cuadernos de Geografía, de la Universidad Nacional de Colombia.

Relacionados

202,1905,21,204

Así lo expresó Manuel Gil, su director, en entrevista exclusiva para Colombia en UN Análisis, de UN Radio. La invitación muestra la intención de...

Aunque en sus orígenes la Comunidad Andina de Naciones (CAN) ayudó a transformar la región y fue su primer espacio de integración y comercio exterior,...

Hace cuatro décadas la Revolución Islámica transformó la geopolítica mundial: Irán pasó de ser un aliado de Estados Unidos, a convertirse en su...

Gran Bretaña afronta un triple problema: un Gobierno en desacuerdo con el Parlamento, un país dividido por el brexit, y una desconexión entre lo...

La exposición “Ojos en el cielo, pies en la Tierra. Mapas, libros e instrumentos en la vida del Sabio Caldas”, organizada por el Museo Nacional de...

Consejo Editorial