Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Gulupa, la fruta de la pasión de Cristo

¿Sabían que existe una fruta que representa la pasión de Cristo? Se trata de la gulupa, cuyo nombre científico es Passiflora Edulis f. Este nombre deriva de la observación detallada de los entendidos en esta rama, quienes consideran que la flor presenta una corona semejante a la de Cristo en la Cruz, además de unos zarcillos que aluden a los latigazos que recibió durante su Pasión.

A propósito, el sufrimiento es un elemento común de muchos de los cultivadores de esta fruta, quienes han emprendido su siembra pero han terminado desmotivados por el ataque de algunas plagas y por el cambio climático, que reduce el rendimiento de la cosecha.

Más allá de las interpretaciones semiológicas estamos hablando de una fruta muy promisoria para el consumo local y para exportar, ya que con frecuencia en el exterior es incluso más apetecida que el maracuyá, pues es más dulce que este fruto, que surgió como una mutación de la gulupa.

Desde hace cerca de 20 años el cultivo de la gulupa se extendió por varios departamentos de Colombia, a partir de plantas de unos pocos viveros. La historia es conocida por la investigadora Nohra Cecilia Rodríguez Castillo, quien realizó su investigación en el Doctorado en Ciencias, del Departamento de Biología.

“El hecho de que la base de propagación fueran plantas de pocos viveros estrechó desde un comienzo la base genética de la especie en uso. Esta homogeneidad genética ha significado que tenga una alta incidencia y afectación por plagas y enfermedades, lo que ha causado pérdidas económicas para los agricultores”, explica la investigadora.

Con la dirección de la doctora Luz Marina Melgarejo, profesora de la Universidad Nacional de Colombia (UN) y del profesor Matthew Blair, de la Universidad de Tennessee (Estados Unidos), la investigadora se dio a la tarea de mejorar los cultivos con modernizaciones técnicas. Para ello empezó por colectar 92 accesiones en los Andes colombianos, las cuales son una muestra distinta, singularmente identificable, de semillas que representa un cultivo y se mantiene almacenada para su conservación y uso. Estas se sembraron en las localidades de Pasca (Cundinamarca) y Susacón (Boyacá).

Mejoramiento vegetal y tecnologías de última generación

Para mejorar cultivos desde el punto de vista científico es posible realizar diversos procesos que se conocen como “ecofisiológicos”. Esto significa que se revisa tanto el entorno del cultivo como las características y funciones naturales dentro de un sistema vivo. Además se emplean metodologías de última tecnología, llamadas genotipificación, que se basan en atender las secuencias de ADN, un ácido que contiene instrucciones genéticas. De ese modo se puede establecer qué tantas variedades genéticas existen.

Además, en el trabajo de modernización se utilizaron metodologías convencionales a partir de la descripción de la forma de los frutos (morfológicas) y los cultivos (agronómicas).

De la Amazonia brasileña para el mundo

La gulupa es un frutal que tiene sus orígenes en la Amazonia brasileña y su principal centro de diversificación se localiza en toda la Región Andina colombiana. Sin embargo las escasas investigaciones en varios campos de la agronomía y la biología dedicados a su caracterización se han hecho de manera aislada y sobre poblaciones cultivadas, sin tener en cuenta que en ocasiones la gulupa se produce por fuera de los cultivos, en accesiones naturales.

“Por esta razón, reconociendo las necesidades de los agricultores y del cultivo, en nuestra investigación decidimos iniciar un proceso de caracterización de este para aportar más información abarcando simultáneamente diferentes áreas del conocimiento como la morfología, la agronomía, la ecofisiología y la genética molecular”, explica la doctora Rodríguez: “en el estudio se incluyeron plantas cultivadas, naturales, además de las custodiadas en el Banco de Germoplasma de Agrosavia (antes Corpoica), que es el único de este tipo en el país”.

Estas plantas se evaluaron tanto en nuevas zonas de cultivo como en los campos en los que tradicionalmente se ha cultivado. Con el compendio final de características se organizaron grupos heteróticos, vale decir grupos de plantas que se puede diferenciar tanto por sus características genéticas (de origen hereditario) como fenotípicas (aspectos externos). Todo este conocimiento puede resultar de gran ayuda para los agricultores.

Plantas de gulupa naturales rinden más que las cultivadas

Identificando plantas que presentan mejores tasas de fotosíntesis, transpiración y mayor eficiencia en el uso del agua, características útiles en análisis de cambio climático, la investigación de la doctora Rodríguez demostró que existe una mayor variabilidad genotípica y fenotípica en las plantas naturales en comparación con las cultivadas y custodiadas en Agrosavia.

También se encontraron variaciones en la forma de las semillas de la fruta: algunas son ovaladas y otras semiovaladas. Otras diferencias que se encontraron son el grosor de la testa de la semilla y el número de fóveas (correlacionado con la tasa de germinación), el tamaño de los frutos (útil en rendimiento agronómico), la distancia de entrenudos (útil porque reduce trabajo de poda), el contenido de pigmentos fotosintéticos y el grosor de la hoja (útil en la respuesta a patógenos). También se vio una diferencia en los rendimientos, en términos de kilogramos de fruto producido por cada planta.

En las conclusiones de su estudio la doctora Rodríguez sugiere adelantar más trabajos interdisciplinarios para mejorar los cultivos de gulupa, por lo que recomienda “incluir diferentes áreas del conocimiento de manera simultánea para caracterizar los cultivos y así responder a las necesidades de los agricultores, de manera sincronizada, con las condiciones ambientales”.

Por último agrega que como resultado de los análisis se generaron tres grupos heteróticos, “por lo que invitamos a que estos grupos se incluyan en programas de mejoramiento del cultivo en los que se explore su respuesta adaptativa frente a factores bióticos y abióticos en nuevas zonas de cultivo”.

Además, con los resultados moleculares se recomienda continuar con el proceso de secuenciación ya que esta especie todavía no cuenta con un genoma de referencia. “En este sentido, se puede llegar a contribuir con la búsqueda de características de interés agrobiológico asociadas con las secuencias polimórficas de nucleótido simple (SNP) obtenidas en estudios de asociación del genoma completo (GWAS, por sus siglas en inglés), asegura la experta Rodríguez.

 

Relacionados

1802,1803,1650,1547,822,1293

Comparables a las extensiones de cabello que usan las mujeres, las micorrizas (simbiosis entre la raíz de las plantas y algunos hongos) están ayudando...

Endémica de Colombia, podría aprovecharse como planta ornamental y en la industria farmacéutica. Los investigadores que la identificaron dieron su...

Su aceite contiene propiedades repelentes que abren la posibilidad de utilizarla como bioinsecticida. Una investigación constató su efectividad contra...

Una investigación realizada en la Maestría en Salud Animal de la Universidad Nacional de Colombia (UN) documentó por primera vez en el país el...

Tras analizar el adn mitocondrial de 46 restos óseos precolombinos en Boyacá, investigadores de la UNal encontraron que uno de ellos, proveniente del...

Consejo Editorial