Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
Exceso de muertes por causa violenta, mayor en mujeres que en hombres durante la pandemia

En Colombia, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) produce las estadísticas vitales, y a partir de estos registros oficiales de mortalidad, se pueden agrupar las defunciones no fetales en tres categorías generales: i) por causa natural, ii) por causa violenta y iii) en estudio.
 

La primera son las muertes por enfermedades o de origen interno, lo cual excluye la implicación de otros seres humanos; la segunda posee un origen externo que puede deberse únicamente a homicidios, suicidios o accidentes; mientras que la tercera como su nombre lo indica, hace referencia a que aún se encuentra en análisis la determinación de su causa.
 

De acuerdo con el DANE, todo este conteo de muertes “corresponde a las defunciones reportadas por el personal de salud autorizado para diligenciar los certificados de defunción en todo el país”, lo cual es ingresado al aplicativo Registro de Defunciones adscrito al Registro Único de Afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Salud (RUAF-ND) del Ministerio de Salud y Protección Social.
 

Partiendo de esto, en un contexto de pandemia se espera que el número de muertes naturales con el pasar de las semanas tengan un aumento notorio debido al impacto del virus en la sociedad –como ya se ha evidenciado en Asia, Europa y Estados Unidos–, no obstante, la tendencia de las muertes por causa violenta presenta otro tipo de lógica a razón del aislamiento estricto o sectorizado, como la violencia intrafamiliar, el conflicto armado o los ceses de fuego, entre otros factores.
 

Con el objetivo de calcular dicha información la cual puede aportar a visualizar tópicos de interés para la política pública regional, se calcularon las tasas departamentales del exceso de mortalidad acumulado por causas violentas por cada millón de habitantes, tanto para mujeres como para hombres.
 

Basados en la metodología del investigador Max Roser de la Universidad de Oxford e incluyendo el correspondiente ajuste demográfico, la tasa del exceso de mortalidad para una semana de referencia resulta ser la diferencia del promedio de tasas de mortalidad por cada millón de habitantes entre 2015 y 2019 –lo que se puede entender como un promedio o valor esperado histórico– y la misma tasa computada con los datos preliminares1 publicados por el DANE en 2020.
 

Con la idea de mostrar el exceso de muertes por causa violenta y segmentando por región natural y sexo, se exponen las magnitudes acumuladas de la semana 1 a la 26 de 2020, es decir, del 1 de enero al 28 de junio. A nivel nacional se identifica que la disminución en muertes violentas ha sido mayor en hombres que en mujeres, brecha que ha ido aumentando durante todas las semanas de análisis. Esta tendencia, como se verá a continuación, se replica en la mayoría de los departamentos de Colombia.
 

Para la región Andina, las muertes violentas de hombres tienen disminuciones importantes –resaltando Quindío, Tolima y Huila– en comparación con las muertes de mujeres que presentan un decaimiento menor en muertes acumuladas. En Boyacá, Risaralda y durante algunas semanas en Huila, la disminución en muertes violentas fue mayor en mujeres que en hombres, pero para las últimas semanas esta tendencia se invirtió. La línea punteada en las ilustraciones muestra la semana en la cual se decretó la cuarentena estricta por parte del Gobierno Nacional.

En la ilustración 2, para las regiones Caribe e Insular, sobresale San Andrés y Providencia, ya que es uno de los dos únicos departamentos del país con un exceso de mortalidad acumulado positivo para los hombres, lo cual lo convierte en una señal de alerta y un caso de estudio para profundizar. Por otra parte, Córdoba y Magdalena muestran un comportamiento atípico frente a los demás territorios, pues los hombres presentan menor disminución en su mortalidad. Sin embargo, la tasa disminuye semanas antes de la cuarentena estricta y llega a valores muy cercanos a la mortalidad de mujeres para finales de junio de 2020. 

En lo que respecta a la región Pacífica, en las primeras semanas se evidencia un exceso de mortalidad violenta mayor en hombres que en mujeres, sin embargo, en la mayoría la diferencia se invierte para las últimas semanas de análisis, especialmente en Valle del Cauca y Nariño. Por su parte, Cauca muestra un comportamiento similar al observado en los departamentos de Córdoba y Magdalena, mientras que Chocó es uno de los departamentos que presenta un exceso de mortalidad acumulado positivo -en este caso para hombres- con una tendencia preocupante después de la semana 13, lo cual coincide con la evidencia de una exacerbación de la violencia en el departamento, reflejada en desplazamientos forzosos masivos, como los reportados en el Alto Baudó en mayo del presente año2.

Para las regiones Orinoquía y Amazonía, Guainía y Putumayo presentan datos similares sobre el exceso de mortalidad por causa violenta entre hombres y mujeres. Adicionalmente, Guaviare presenta la mayor disminución de muertes violentas de hombres en el país, mientras que Putumayo demuestra la mejor desaceleración de defunciones luego de la semana de la cuarentena estricta promulgada a nivel nacional. Es importante resaltar que estas zonas tienen muy baja densidad poblacional y por tanto es más difícil alcanzar la totalidad de la cobertura en la producción de estadísticas vitales, por lo que tradicionalmente estas resultan más deficientes.

En términos generales se observa una disminución marcada en las muertes de hombres, probablemente por el menor contacto y exposición social a razón de la cuarentena decretada por el estado de emergencia a finales del primer trimestre de este año y la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en algunas zonas del país. No obstante, para las mujeres, aunque se ha reducido su mortalidad por causas violentas, esta disminución ha sido leve en muchos departamentos como Vichada, San Andrés y Providencia, Chocó, Sucre, Bolívar, Magdalena, Nariño, Córdoba, Arauca y Bogotá3.
 

Aunque la mayoría de estudios y publicaciones en medios de comunicación han prestado mayor atención al exceso de mortalidad por causas naturales, el análisis por causas violentas es necesario para entender sus posibles razones y generar soluciones prontas a este tipo de problemáticas sociales. Es realmente preocupante las diferencias de género en exceso de mortalidad en contra de las mujeres en múltiples departamentos, y deberán ser objeto de estudio a profundidad por las autoridades respectivas para que puedan determinar las razones de tales comportamientos anómalos y se puedan prevenir estas muertes que afectan a las mujeres por violencia de género, afectaciones en la salud mental –suicidios y homicidios–, aumento del conflicto armado, entre otras posibles causas.

 


1 La producción de datos de mortalidad toma dos años y un trimestre para ser definitivos en el DANE, mientras se surten todos los procesos de revisión, validación y verificación de la información. Por lo general las defunciones crecen por las demoras que toma registrar ciertos casos en el sistema, es decir que estas cifras preliminares son probablemente inferiores a las definitivas.  

2 OCHA-Colombia. (2020). Desplazamiento masivo y confinamiento en el municipio de Alto Baudó (Chocó). Flash Update N° 2, mayo 23 de 2020. Disponible en reliefweb.int/sites/reliefweb.int/files/resources/flash_update_no_2_desplazamiento_masivo_y_confinamiento_en_alto_baudo_vff.pdf

3 Estos departamentos suman aproximadamente el 33,3% de la población nacional.

Relacionados

3911,3912,3913,3914
No hay noticias disponibles.
Consejo Editorial