Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
España y Cataluña ¿una tercera vía es posible?

Desde el lado independentista se ha convocado a un boicot a las presentaciones y difusión de la música del cantautor catalán Joan Manuel Serrat, quien hace medio siglo se negó a participar en Eurovisión –el festival de la canción más grande en audiencia de Europa– pues el dictador Francisco Franco le exigía cantar en español y Serrat deseaba hacerlo en catalán. Ahora Serrat se ha pronunciado en contra de la independencia desatando la ira de los autonomistas radicales.

Existe un pacto entre los partidos Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán) y Juntos por Cataluña (de Carles Puigdemont) para la elección de los órganos del Parlamento y la investidura del presidente de la Generalitat de Cataluña. El ERC reclamó “realismo” a Puigdemont ante lo que considera una investidura inviable por estar de por medio el hecho de haber huido de la justicia. Sin embargo espera que la acción judicial promovida por el gobierno nacional del Partido Popular (PP) sea la que saque del carril la aspiración de Puigdemont para poder postular otros nombres.

Frente a la posibilidad de la investidura telemática, Roger Torrent, el nuevo presidente del legislativo regional, dijo: “no entraré en casuística de probabilidades. Le corresponde valorarlo a la Mesa del Parlamento y no hablaré de situaciones hipotéticas” (El País, enero 18 de 2018).

Desde las filas de Izquierda Republicana se pide a Juntos por Cataluña una propuesta alternativa y su diputado Joan Tardà dijo que “el bien superior de un gobierno independentista está más allá de los nombres”.

Los juristas del Parlamento regional han emitido un informe muy claro en contra de esa posibilidad, y el magistrado Pablo Llerena, del Tribunal Supremo, ha indicado que los diputados “fugados” a Bruselas no podrán votar en la investidura, y sin esos cinco votos Puigdemont no lograría elegirse ni siquiera en segunda vuelta pues empataría a 65 votos con el bloque formado por los partidos Ciudadanos, Socialistas de Cataluña (PSC), Popular y Cataluña en Común.

Ante la petición de Juntos por Cataluña de que Torrent viaje a Bruselas a entrevistarse con Puigdemont, este dijo que “no entraré en esa hipótesis”.

Por su parte, el PSC y Cataluña en Común han coincidido en que “no creemos que se pueda nombrar a personas que no pueden ejercer sus responsabilidades”, según manifestó el líder socialista Miquel Iceta. Entre tanto, un vocero del partido  Los Comunes agregó que “la Generalitat se gobierna desde Cataluña, no desde Bruselas”. Desde las filas de Izquierda Republicana se pide a Juntos por Cataluña una propuesta alternativa y su diputado Joan Tardà dijo que “el bien superior de un gobierno independentista está más allá de los nombres”.

Torrent manifestó que “Cataluña es una sociedad de ‘identidades cruzadas’ y un país ‘plural’”, y recordó que como alcalde de Saria de Ter (Girona) “siempre he tendido la mano a todo el mundo y me comprometo a seguir haciéndolo ahora como presidente de la Cámara”.

En la sesión inaugural del Parlamento, la Mesa de Edad (una de sus instancias) permitió que el exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconsejero Joaquim Forn y el expresidente Jordi Sánchez delegaran su voto después de que Pablo Llarena, el juez del Tribunal Supremo, dejara a su consideración esa posibilidad, solo respecto de esos tres encausados.

En el plano nacional

El partido Podemos logró que el gobierno del presidente Mariano Rajoy respondiera a su exigencia de cumplir la obligación de convocar el debate sobre el estado de la nación, que no se celebra desde 2015. Su líder, Pablo Iglesias, urgió esa convocatoria y logró que el Gobierno aceptara realizar esa sesión que se prevé para antes del 21 de marzo, cuando se defina la situación de Cataluña.

En este panorama se observa un agotamiento de los votantes que aspiran a pasar la página y abandonar la vía del independentismo proclamado de modo unilateral, pues ha conducido a un bloqueo: 61 % de los votantes de Izquierda Republicana y 50 % de Juntos por Cataluña proponen buscar una estrategia negociadora como la de la comunidad autónoma del País Vasco, en la que después del largo conflicto armado con ETA se ha llegado a acuerdos con el gobierno central, los cuales reconocen autonomía en diversos campos al gobierno regional, y ello se ha logrado de modo consensuado.

En España, la independencia plena solo tiene el 26 % de apoyo mientras que en la región cuenta con el respaldo del 52 % de Juntos por Cataluña y del 50 % del ERC. Una tercera vía tiene el apoyo del 76 % de los socialistas y de Cataluña en Común. Por su parte, entre los constitucionalistas la voluntad de pasar la página es del 80 %, y esta tendencia va en aumento, en tanto que el 72 % propone seguir el camino vasco. Esta última tendencia está asociada con el descenso del apoyo a las tesis independentistas en favor de una “tercera vía” que garantice nuevas competencias para Cataluña.

Todo apunta a que el gobierno central buscará impedir la investidura telemática de Puigdemont, se llegará a un nombre de relevo con mayoría de los independentistas, pero no podrán avanzar en una vía de independencia absoluta, pues el mismo gobierno nacional volverá a bloquearlo procesando a quienes así lo decidan.

Si bien los resultados de la votación unilateral realizada en octubre del año pasado por el gobierno de Carles Puigdemont fueron desconocidos por el gobierno nacional por considerar que su convocatoria era ilegal y no contaba con condiciones que garantizaran su confiabilidad, la nueva victoria de los independentistas y el colapso del PP en Cataluña en la elección convocada por el gobierno de Rajoy el 21 de diciembre pasado obligarán a buscar un nuevo acuerdo que:

  • Respete la integridad de España.
  • Reconozca la autonomía en las esferas en las que ello sea legítimo y legal.
  • Haga viable la reanudación de la actividad política normal en la región al tiempo que traiga de vuelta las numerosas empresas que se han ido.

Alfredo Pérez Rubalcaba, exsecretario general del Partido Socialista (Psoe), ha llamado a “elaborar un nuevo proyecto político para España, que sea atractivo para la mayoría de los españoles y también para los catalanes, el cual puede conseguirse mediante una reforma de la Constitución” (El País, enero 20 de 2018).

Al parecer ha sido una falla histórica tratar la autonomía de las regiones de modo diferenciado, pues ha dejado la puerta abierta a reclamos por el trato desigual que desde Madrid se otorga a las diversas regiones.

Terminará ocurriendo una reforma constitucional que rediseñe el régimen de autonomías y salve la unidad del Estado nacional y ese podría ser el descenlace del actual conflicto, cuya gravedad es imposible desconocer.

Relacionados

480,276,136,159,51

La misma noche en que se estaba llevando a cabo en la Casa de Nariño la gran cumbre para acordar una estrategia anticorrupción conjunta entre los...

A un panorama marcado por movimientos políticos nuevos y la entrada en vigencia del Estatuto de la Oposición, se enfrentará el nuevo Presidente de la...

El Informe de la Junta Directiva del Banco de la República presentado al Congreso este año ratifica la dependencia histórica del país a las...

Los recientes resultados de las elecciones presidenciales en Colombia, que erigen como presidente de la República a Iván Duque, del partido Centro...

Tuvieron que pasar 26 años desde que la Constitución de 1991 estableció el derecho a la oposición, para que el país contara con un estatuto que...

Consejo Editorial