Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
UN Periódico Digital

Resultados de Búsqueda:

UN Periódico Digital
“El trabajo digno es tarea de todos”

Invitado al conversatorio “Una apuesta sobre los derechos sociales fundamentales”, organizado por la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), el profesor Monereo habló con UN Periódico.

 

UNP: ¿Las plataformas digitales como Uber, en el ámbito mundial, y Rappid, en Colombia, constituyen hoy una amenaza para los derechos laborales que se han reconocido en la mayoría de los países después de luchas históricas?

JLM: lo que está ocurriendo con algunas plataformas digitales deja en claro que la regulación jurídica se quedó corta cuando se trata de prever cambios de derechos sociales, pues asistimos a una metamorfosis del trabajo “tipo” y de la empresa tradicional, alrededor de las que se forjaron los sistemas convencionales de relaciones laborales.

Es una evolución marcada por la disgregación y la atomización de ese modelo de producción en masa estandarizada –conocido como fordismo– hacia una dimensión productiva y social que podemos describir como molecular, reticular, horizontal, que parece derribar radicalmente el paradigma que conocimos hasta ahora.

Ese cambio se hace patente en aspectos como tiempo de trabajo, organización, espacios y con todo eso, y por supuesto las relaciones laborales.

UNP: ¿a quién le corresponde regular esa situación?

JLM: a los poderes públicos les correspondería establecer mecanismos más flexibles en el marco de la libertad de empresa.

Tenemos dos problemas: por un parte, se debe favorecer que las empresas innovadoras que tengan un objeto lícito puedan desarrollarse. Eso no se cuestiona. Sin embargo por otro lado hay que trabajar para que ese desarrollo no dañe el sistema de seguridad social de los trabajadores, como cobertura en salud, pensión y riesgos laborales. La libertad de empresa de esas plataformas digitales no tiene por qué asestar un golpe al respeto a las normas laborales. Son dos planos distintos.

UNP: ¿cómo se deben regular?

JLM: cuando esas plataformas formalizan relaciones de trabajo, y esas relaciones son de subordinación, se deben formalizar por contratos que incluyan todas las garantías laborales de salario, convenios colectivos y todo lo que supone el derecho laboral y los derechos fundamentales del trabajador.

UNP: ese es el ideal, pero en la práctica no siempre los políticos o grupos de poder quieren enfrentar la nueva situación, o incluso grupos que no aplican las normas.

JLM: quiero dejar claro que el problema no recae directamente en las plataformas digitales y en su tecnología, sino en el uso de los poderes empresariales que se aprovechan de estas para utilizar de forma abusiva y fraudulenta las reglas de contratación laboral, para defraudar.

No hace falta una regulación específica para tratar estos temas, sino aplicar las normas laborales ya existentes cuando aparece este tipo de relación de subordinación. No tenemos que hacer nuevas normas sino aplicar las existentes con los mecanismos de control administrativo y judicial, creo que algo ya está pasando en ese sentido.

UNP: eso en el caso de que existan las normas, ¿pero qué sucede, por ejemplo, en escenarios en los que los contratos trascienden las fronteras?

JLM: ahí tenemos que hacer muchas cosas todavía, pues el derecho al trabajo tiene implantación eminentemente nacional. Sin embargo el derecho del trabajo también tiene lo que podemos llamar un “derecho internacional del trabajo”, un tejido de normas que para su cumplimiento no dependen de la circunscripción territorial de los Estados nacionales. Hay un estándar mundial que nos puede ayudar a que esos convenios, muchos de ellos impulsados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), tengan una proyección extraterritorial. Aunque resolver el problema no es fácil, tenemos una estructura creada.

Necesitamos entonces trascender los espacios de intercambio comercial y económico para ir construyendo espacios sociales en los que se garantice el trabajo remunerado, la prevención de riesgos laborales, la igualdad (no discriminación de los trabajadores), los convenios colectivos y la libertad sindical.

Después necesitamos mecanismos para hacer valer esos derechos. Por eso los tratados internacionales de libre comercio deben incluir cláusulas sociales que garanticen el cumplimiento de los derechos fundamentales de los trabajadores. Lo que debemos exigir es que se remitan al estándar de los convenios con la OIT.

Además de la construcción del espacio social y de la implementación de mecanismos para hacer cumplir los derechos laborales, hay otra cuestión importante, la tercera, que es lo que podríamos denominar “negociación colectiva internacional”, acuerdos colectivos de organizaciones sindicales y empresariales representativas, con grandes empresas multinacionales, muchas de las cuales están detrás de las plataformas digitales. Se trata de acuerdos marco que están relacionados con los tratados de libre comercio y que los condicionan al cumplimiento de normas laborales con un estándar internacional mínimo.

UNP: ¿qué se entiende hoy por un trabajo digno?

JLM: brevemente, es un trabajo que garantiza los derechos fundamentales y sociales del trabajador, que no lo convierte en una mercancía objeto de comercio sino que garantiza que sea sujeto de derecho. La noción de trabajo digno se traduce, lógicamente, en una apuesta por la política de pleno empleo en calidad, no cualquier empleo, no un empleo precario, si no de calidad. Es una apuesta por el principio de igualdad de oportunidades, porque haya una renta mínima garantizada para las personas que por una circunstancia u otra no logran acceder al mercado laboral. El trabajo digno, en suma, está relacionado con sistemas de seguridad social que protejan de los accidentes de trabajo, del desempleo.

UNP: pero eso no es exactamente lo que está prevaleciendo hoy en el mundo…

JLM: bueno, el antónimo del trabajo digno es el trabajo precario, sin derechos y con el constante incumplimiento de las normas laborales. Lo que tenemos que buscar entonces es que el Estado funcione, no solo desde los Gobiernos, sino también desde los ciudadanos y desde la justicia, para que se hagan cumplir las normas sociales del trabajo. Debemos tomar conciencia de lo que es un trabajo digno y denunciar cuando este no existe. Tarea de todos.

Relacionados

203,153,708,1004,302,971,2360,624,625,626

Aunque con frecuencia se asume que las desigualdades pensionales tienen que ver con el empleo, en buena medida ellas se originan en el diseño y la...

De las 24 millones de personas que constituyen la “Fuerza de trabajo” en Colombia, hay 22 millones ocupadas. De estas, sólo están cotizando 8...

La discusión sobre el acceso a las pensiones como derecho fundamental va de la mano con los debates sobre el contenido y los alcances del derecho...

UN Periódico Digital inicia la publicación de una serie de análisis con los que quiere aportar al debate público que, de tiempo atrás, han sugerido...

Ante la caduca legislación que hoy desconoce los derechos de todos los trabajadores, se debe dar una reconfiguración jurídica que reconozca nuevos...

Consejo Editorial