Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Periódico UNAL

Resultados de Búsqueda:

Periódico UNAL
El SENA requiere de un seguimiento constante para mejorar su eficiencia

Una investigación de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) plantea que para la educación en Colombia es muy importante que los programas del SENA sean evaluados y mejorados con regularidad.

 

El ingeniero mecatrónico Yeison Fabián Ramos Naranjo, magíster en Administración de Empresas de la UNAL, estudió la medición y el análisis de la “eficiencia relativa” en el sector educativo de nivel técnico y tecnológico aplicada al SENA, “teniendo en cuenta que es de las pocas instituciones que tiene cobertura nacional, y que además algunas veces es la única alternativa para bachilleres que buscan una opción educativa de fácil acceso”.

 

Agrega que “el SENA demanda recursos bastantes amplios, por lo cual es pertinente medir qué tan eficientemente se están utilizando dichos recursos frente a los resultados que la entidad genera para la sociedad”.

 

Desde su creación en 1957, la institución funciona en permanente alianza entre el Gobierno, empresarios y trabajadores, y su objetivo es mejorar la competitividad de Colombia mediante el incremento de empresas y regiones, sin dejar de lado la inclusión social en la articulación con la política nacional. Por eso constantemente se generan diversos programas que les permitan a las empresas ser mucho más productivas.

 

Puedes escuchar: Homeschooling, una herencia educativa de la pandemia.

 

Para medir la eficiencia en este tipo de entidades, el investigador Ramos quiso establecer la eficiencia relativa de 117 centros de formación técnica y tecnológica por medio de un análisis envolvente de datos, sistema muy utilizado en entidades educativas.

 

Eficiencia en organizaciones

 

La eficiencia es entendida como la “mejor relación posible entre el uso de unos recursos específicos para generar algunos resultados específicos”. Cuando las organizaciones son muy grandes y empiezan a tener más recursos y mejores resultados les es difícil medir su grado de eficiencia, por  requieren de metodologías especializadas para este fin.

 

Como el sector educativo que cubre el SENA tiene particularidades para poder medir la eficiencia, como el hecho de ser una organización sin ánimo de lucro, se limita la forma en que se mide tradicionalmente, que es a través del valor monetario o de la rentabilidad de la organización.

 

El magíster destaca que después de evaluar y revisar la literatura decidió utilizar un análisis envolvente de datos, el cual es una programación lineal que combina todas las entradas y recursos con respecto a los resultados o productos que genera la organización. Esto da un radio que permite determinar el puntaje de eficiencia de cada unidad para comparar la eficiencia (dmu), que en este caso son los centros de formación nacionales.

 

“Como el SENA tiene centros de formación con distintos enfoques, es necesario clasificarlos en distintos grupos según los tipos de información que se imparte. Así, se clasificaron en un grupo los programas de ingeniería y ciencias exactas; en otro las áreas de administración, educación y humanidades, y un tercero que se consideraba los programas multidisciplinarios y multisectoriales”, explica el investigador.

 

Te puede interesar: ¿Qué tan viable es la Ley del Icetex?.

 

Para cada grupo se midió la eficiencia por medio de la comparación y homogeneidad: “se utilizó el presupuesto asignado a cada centro, el rubro de propiedad, planta y equipo, la cantidad de instructores y el consumo energético de cada centro”.

La deserción genera ineficiencia

 

Entre los resultados más importantes de la investigación, el magíster encontró que los centros de formación dedicados a la ciencias humanas y administrativas tuvieron el puntaje más alto de eficiencia como grupo. Esto quiere decir que la gestión de los recursos de estos centros es más fácil de gestionar que en los otros.

 

“En contraste, el grupo multisectorial fue el que obtuvo el menor puntaje promedio, lo cual demuestra que cuando se mezclan más conocimientos es más difícil la gestión de los recursos, y muestra lo difícil que es hacer una buena gestión. Esto va a restar eficiencia”, señala el investigador.

 

También hizo un análisis individual para saber qué centros resultaron ser los más ineficientes, y halló que la principal causa correspondía a las áreas de formación virtual y la de bilingüismo, lo cual bajaba los resultados en general. 

 

“La razón principal es la deserción: como los cursos son cortos, muchas personas se inscriben, pero como estos no llevan a ningún título reconocido a nivel de pregrado, técnico o tecnológico, muchas personas desertan incluso en la primera semana del mismo”.

 

“Sin embargo el gran problema es que la entidad sí tiene que asegurar los recursos para esos inscritos en materia de instructores, soporte tecnológico y plataforma virtual”.

 

Como conclusión, el magíster Ramos plantea la importancia de medir la eficiencia en este tipo de entidades, pues muchas veces esta no se mide sino que se establecen indicadores de eficacia: se plantean unas metas específicas y el objetivo es alcanzarlas, aunque no se sabe a qué costo se logra. Por último, resalta que “con este estudio se demuestra que la metodología es aplicable, por esto es interesante para escalar a otras entidades”.

Relacionados

2744,28,5525,5526,5527

Más allá de la pandemia por el COVID-19, año tras año se abre el debate del futuro que le espera a los jóvenes colombianos, específicamente en cuanto...

Para construir identidad es necesario analizar objetivamente los hechos que hacen historia. Y la de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en...

Más allá de los grandes retos del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), en la perspectiva de sintonizar una estructura organizacional eficiente,...

Así lo expresó el profesor Víctor Manuel Gómez, del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), en el programa UN...

El Gobierno nacional presentó el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PPG) 2021 por un valor de 314 billones de pesos –13,3 billones más que...

Consejo Editorial